Páginas vistas en total

viernes, 17 de abril de 2015

«SI YO PUDIERA CANTARTE», DE JOAQUÍN FERRER GUALLAR (FEGUARS)... DE COMO LA CANCIÓN PUEDE TRANSFORMARSE EN UN FANTÁSTICO MUNDO PICTÓRICO.

Mañana 18 de abri se inaugura en Oviedo –"Sala de exposiciones del BBVA". a las 19:00 horas– una exposición de pintura muy peculiar, y totalmente relacionada con la música y la canción. Su autor es JOAQUÍN FERRER GUALLAR (FEGUARS), nacido en Caspe (Zaragoza), y me apetece muchísimo que os acerquéis a su obra, a mí me tiene sorprendido.

Desde el año 2010 ha realizado más de 12 exposiciones individuales, y ha participado en más de 25 exposiciones colectivas celebradas tanto en España y como en Japón, New York, Estocolmo, o Florida. 

En concreto, la muestra que Joaquín presenta mañana en Oviedo se titula "SI YO PUDIERA CANTARTE"; y, personalmente, he tenido el inmenso honor de escribir el texto que aparece impreso en el catálogo de la misma. Como podréis comprobar, a través de la lectura de ese texto. son muchas las razones que me mueven a admirar y a apreciar a este pintor de Caspe con el que comparto una misma debilidad: el amor, y algo más, hacia la "Canción de Autor"


Os copio, a continuación, el texto que he escrito dedicado a Jaaquín Ferrer y a su obra:

«En mi casa, cuando yo era pequeño, había un piano –que por cierto nadie tocaba– y una carpeta llena de partituras. Recuerdo que me pasaba horas y horas contemplándolas.

Aunque era una visión sombría, rígida y silenciosa me encantaba ver aquellas "notas" bailonas que subían y bajaban siempre enmarañadas en el pentagrama –tenían su particular belleza–. Pensaba, o tal vez soñaba, que alguna de aquellas notas parecía que quería escaparse –por arriba o por abajo– de aquel paralelismo encarcelamiento lineal; pero no, visualmente no llegaba a conseguirlo y me daba pena. (Por cierto, ¡qué tiene la libertad que a mí me ha provocado desde siempre!).

Pronto descubrí que las notas que aparecían quietas y atrapadas –como encarceladas– en los pentagramas de aquellas partituras se liberaban felizmente, y revoloteaban, y se hacían hermosas, y hasta llegaban a emocionarme cuando el pianista, el violinista o el cantor las rescataba del papel pautado convirtiéndolas en sonidos, en melodías, en canciones. Entonces, en aquel mágico momento, las notas musicales se hacían bellas, armónicas, sugerentes, más libres, liberadoras. ¡El día que realicé ese descubrimiento recuerdo que me sentí muy feliz!

Años después he vivido una experiencia similar, pero mucho más sorprendente… Fue el primer día que contemplé un cuadro de Joaquín Ferrer Guallar en el que nos ofrecía su visión o percepción plástica –de originalidad e imaginación desbordantes– sobre canciones como "Gracias a la vida" de Violeta, "Le métèque" de Moustaki, "La belleza" de Aute o  "Me gustaría darte el mar” de Joaquín Carbonell. Aquello me pareció extraordinariamente atractivo y me provocó un regreso hacia lo que antes mencionaba refiriéndome a las partituras.

En aquel ya lejano tiempo de mi infancia, experimenté el gozo provocado por la transformación de la rigidez de una partitura tradicional a la música real interpretada y cantada. Ahora, con Joaquín y su obra, experimentaba el "placer" de la "transmutación" del canto y de la música a un nuevo concepto, o una nueva visión, de partitura; pero a una partitura muy especial, a una "partitura plástica y visual" muy bella: sin pautas, llena de luces, de colores, de sugerentes símbolos, de realismos y abstracciones geométricas, e incluso de notas musicales radicalmente libres y volanderas; un auténtico baile de sentimientos, de humanidades y de percepciones; un lujo de sensibilidad desbordada; un juego visual que lo es, a la vez secreta y misteriosamente, auditivo.

Esta forma de leer y de sentir la música y la canción plásticamente; o sea, de inyectarles nuevas y muy bellas proyecciones de creatividad y de imaginación (los cuadros de Joaquín son auténticas "partituras" alternativas, revolucionarias y liberadoras) el pintor zaragozano de Caspe es capaz –y lo hace magistralmente– de trascenderla a otras muchas realidades perceptivas: a un paisaje, a un poema, e incluso, en el colmo de la "actualidad" –el "más difícil todavía"–, a un blog. Yo he tenido la suerte y el placer de sentir su mágica lectura y creación plástica referida a mi blog "Cantemos como quien respira" y doy fe –por eso lo cuento– de que pocas veces me he sentido tan bien expresado.

Os invito a sumergiros, sin prisa, en el fantástico mundo pictórico de Joaquín Ferrer Guallar y, muy en particular a sus partituras plástico-musicales que son, como es la música de la que se nutren, un "arte en absoluta y bien hermosa libertad"»

Como muestra de la obra que Joaquín expondrá en Oviedo del 18 de abril al 1 de mayo, os muestro, seguidamente, cinco de sus obras:

"GRACIAS A LA VIDA"
de Violeta Parra (116 x 98 cm.)

"LA BELLEZA"
de Luis Eduardo Aute (73 x 92 cm.)

"LA MÉTÈQUE"
de George Moustski (89 x 116 cm.)

"ME GUSTARÍA DARTE EL MAR"
de Joaquín Carbonell (65 x 54 cm.)

"PARA LA LIBERTAD"
de Miguel Hernández / Joan Manuel Serrat (61 x 50 cm.)
Y para concluir este "cuelgue" me apetece mucho compartir también –con todo mi agradecimiento– el cuadro que Joaquín me regaló y me mandó cuando cumplimos AQUÍ DONDE LA PALABRA SE HACE MÚSICA las 950.000 visitas; fue éste:

martes, 14 de abril de 2015

DESDE MI ATALAYA: VAMOS A INTENTAR DARLE UN "EMPUJONCILLO" A LA WEB "CANCIÓN CON TODOS"


Me subo a MI ATALAYA, un día más para hablaros de la Web «CANCIÓN CON TODOS» y lo hago sin ningún pudor porque creo se trata del proyecto más importante que he hecho en mi vida y no voy a parar hasta que lo vea avanzar "airosamene" hacia adelante.

¡Estoy contento! ¡esto marcha bien!... Hay algunos indicadores que me ilusionan un montón y me llenan de esperanza, por ejemplo estos tres: 

UNO. La llegada de algunos nuevos "consocios" como EL CABRERO y ELENA –su compañera –¡los admiro tanto!–. DOS. Que hayan surgido tres "consocios" que han tomado la iniciativa de colaborar con una cantidad fija mensual, o trimestral, para el mantenimiento de la Web; me estoy refiriendo en concreto a dos cantautores –Gabriel Encinar y Javi Martín– y a Amparo Sanxisto, simplemente amante apasionada de la canción y del proyecto. (Estoy seguro que a ninguno de ellos les gusta que les nombre, pero creo que debo de hacerlo).

Y en TERCER lugar, un buen dato estadístico: con la entrada en la Web de Luis Cadenas, Jorge Tylki, Ginés Piñero y María Baila Sola se han producido en solo tres días 1.132 visitas de 242 usuarios.

Evidentemente son datos, o indicadores, para estar contento.

Si recordais, en el "cuelgue" anterior escrito en MI ATALAYA escribía lo siguiente: "Mientras que llega algún que otro patrocinio importante, voy a emprender varias iniciativa para poder ir dándole posibles empujoncillos a la Web» Pes bien, aquí va una de esas iniciativas:

Hace nueve años, escribí y publiqué en la Sociedad General de Autores tres libros monográficos a los que llamé genéricamente "...Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA"; los dos primeros dedicados a "La Camción de Autor en España" y el tercero al "Canto Emigrado de America Latina". Son estos que aparecen en estas fotografías:


PRIMER VOLUMEN. Indice.
• Introducción: "Me queda la palabra".
• Los inicios. Finales de los años cincuenta.
• De un tiempo y de un país. La "nova cançó"
• Euskal kanta berria. La nueva canción vasca.
• Cantar en Madrid. De la "canción del pueblo" y otros cantares.

SEGUDO VOLUMEN. Índice: 
• "¿Qué cantan los poetas andaluces?". La nueva canción del Sur.
• Voces Ceibes y la nueva canción gallega.
• "Cantar y no callar". La nueva canción aragonesa.
• Canarias: pueblo, palabra y canción.
• Últimos planos.
• Veinte discos de última hora.
• Índice onomástico.

TERCER VOLUMEN. Índice.
• Prólogo.
• Tres referencias clave: Violeta Parra, Víctor Jara y Atahualpa Yupanqui.
• El canto emigrado. "Sudacas" en España.
• El canto solidario. "Yo vengo a ofrecer mi corazón".
• Índice onomástico.

Tres libros que me siento feliz de haber publicado. Más de 1500 páginas dedicadas a narrar el nacimiento y la evolución de nuestra "canción de autor" a lo largo de su historia, Tres libros que, como curiosidad. –¡no se le ocurre a nadie más que a mí!– pesan más de CINCO KILOS, motivo que más de una vez a ahuyentado a distribuidores y libreros.

Pues bien, en torno a estos libros es a partir de donde se me ha ocurrido la posibilidad de darle un "empujoncillo" a la Web "CANCIÓN CON TODOS". Os cuento:


Alguien puede estar pensamdo que me estoy convirtiendo en un "comerciante", pues sí... Que cada uno piense lo que quiera... ¡que le vamos a hacer!.... Pero es que la Web "CANCIÓN CON TODOS" tiene que salir adelante como sea y no hay quien me rinda.

¡AH! y en unas semanas me volveré a subir a MI ATALAYA para contaros y proponeros nuevos proyectos e iniciativas! ¡ABRAZO GRANDE!

domingo, 12 de abril de 2015

DE COMO "CHICHO SÁNCHEZ FERLOSIO" FUE CONDENADO DURANTE UN TIEMPO AL "ANONIMATO".... Y ES QUE ¡CLARO! ERA UN GALLO ROJO MUY "PELEÓN".

Ayer visionando parte del programa de televisión que hemos grabado sobre "La canción del exilio", sentí el deseo de contaros una anécdota que, en realidad, más que una anécdota, es una dolorosa realidad de la España de los años 70.

El protagonista de esta anécdota-realidad es uno de nuestros más grandes cantautores, fallecido en 2003, me refiero a CHICHO SÁNCHEZ FERLOSIO.


Chicho Sánchez Ferlosio.
Fotografía de Juan Miguel Morales.

Las primeras canciones de Chicho, grabadas con su propia voz, aparecieron por primera vez en 1963; fue en un disco clandestino editado en Suecia, titulado "Canciones de la resistencia española", disco ilustrado por José Ortega, que contenía seis canciones: "Coplas del tiempo", "Canción de Grimau", "La paloma", "A la huelga", "Canción de soldados" y "Los gallos", canción sobre la que se basaba la ilustración que Pepe Ortega hizo para la cubierta.



En aquel histórico disco en ningún momento se citaba a Chicho como autor e intérprete de las canciones, lo que se justificaba con la siguiente leyenda escrita en la parte trasera de la cubierta: "Se silencia el nombre del autor por razones de seguridad". (A este respecto, Jesús Munárriz, compañero universitario y amigo de Chico me ha comentado en más de una ocasión que Chicho nunca se preocupaba de registrar sus canciones, iban pasando de boca en boca y muchos se creían que eran canciones populares de los tiempos de la Guerra Civil.)

Y volvamos al disco. Normalmente, como ocurría con todo lo que se publicaba fuera de España contra la cruel dictadura de Franco y de sus "acólitos" –por cierto algunos de ellos ahora están "escondicillos y disimulando" en algún partido político– se difundía con rapidez... Ya nos encargábamos de ello algunos de nosotros. Y esto fue precisamente lo que ocurrió con el disco de Chicho del que venimos hablando.

Tanto se difundió por todo el mundo, en particular por Europa, que aquellas canciones que aparecían en el disco sin mencionar a su autor, pasaron a formar parte de numerosos cancioneros y/o antologías de la "canción protesta mundial" figurando como "ANÓNIMAS". 

Esto ocurrió por ejemplo, en el cancionero editado en Fráncfort, en 1976; "Protest - Lieder aus aller Welt" ("Canciones de protesta de todo el mundo"). (Aprovechando dos imágenes del programa de TV que hemos grabado sobre la canción del exilio, aquí podéis ver la cubierta de ese cancionero del 76 y la página en la que aparece la canción "Los gallos" como "anónima").



Algo similar aconteció en el disco "Spanien 75. Solidariter mot fascismen", editado en Suecia, en el que  en la carpeta aparecía un hermoso dibujo del gallo rojo ya en libertad, y entre las canciones que lo componían figuraba también la canción "Los gallos" todavía –ya en 1975– considerada como anónima.


No es de extrañar, en consecuencia, que grandes cantantes como JOAN BAEZ o VÍCTOR JARA interpretaran canciones de CHICHO SÁNCHEZ FERLOSIO sin nombrarle y sin saber que él era el autor. Por ejemplo ésta titulada "La hierba de los caminos" o "Que la tortilla se vuelva" que interpreta Víctor Jara; fijaros, sobre todo, en la introducción:


«La hierba de los caminos
la pisan los caminantes
y a la mujer del obrero
la pisan cuatro tunantes
de esos que tienen dinero.

Qué culpa tiene el tomate
que está tranquilo en la mata
y viene un hijo de puta
y lo mete en una lata
y lo manda pa’ Caracas.

Los señores de la mina
han comprado una romana
para pesar el dinero
que toditas las semanas
le roban al pobre obrero.

Cuándo querrá el Dios del cielo
que la tortilla se vuelva
que los pobres coman pan
y los ricos mierda, mierda.»

viernes, 10 de abril de 2015

CRÓNICA DEL RODAJE DEL PROGRAMA DE TELEVISIÓN «EL CANTO EMIGRADO DE AMÉRICA LATINA"

Ayer jueves iniciamos el rodaje del quinto programa de televisión que estoy dirigiendo sobre la historia de la "canción de autor" en España; programa al que he titulado al igual que un libro que escribí y publiqué en 2007: «EL CANTO EMIGRADO DE AMÉRICA LATINA»; libro para el que tuve el placer de contar con un óleo original de Violeta Parra para la ilustración de la cubierta.


En síntesis, en este quinto programa, voy, y vamos, a plantear la relación y la influencia que se ha producido, a lo largo de toda su historia, entre nuestra "canción de autor" y el canto de los diferentes países de América Latina. Una influencia que se ha concretado en una doble manifestación:

• Por una parte a través de las canciones que fuimos conociendo, disfrutando y admirando en España –durante los años 60 y 70– en particular de tres grandes creadores ATAHUALPA YUPANQUI, VÍCTOR JARA y VIOLETA PARRA. Canciones convertidas en "puntos de referencia y de inspiración" para muchos de nuestros cantautores y cantautoras. (Años más tarde, a mediados de lo 70, esa relación y esa influencia se vería incrementada con la llegada a nuestro país, por ejemplo, de los primeros conciertos y discos de la "NUEVA TROVA CUBANA").

• Por otra parte la influencia de la canción latinoamericana en nuestro país se produjo, en esos mismos años, por la llegada a nuestro país de muchos cantores de América Latina que, fundamentalmente, huyendo de las dictadoras y de la represión que se producía en sus países, se establecieron definitiva, o provisionalmente, en España, y que desarrollaron aquí su oficio de cantores. Recordemos, por ejemplo, a QUINTÍN CABREERA, ALFREDO ZITARROSA CLAUDINA Y ALBERTO GAMBINO, ALBERTO CORTEZ, CARLOS MONTERO, RAFAEL AMOR, INDIO JUAN o a MANUEL PICÓN Y OLGA MANZANO. (Concretamente en la primera parte de la programa de TV contaremos con la participación de Olga Manzano y Rafael Amor).

Olga Manzano.
Pues bien, esa doble relación entre la "canción de autor" española y latinoamericana, iniciada en la década de los sesenta –es decir, hace más de cincuenta años– se ha convertido en uno de los rasgos características de nuestro "canto popular" y las dos situaciones anteriores se han seguido repitiendo permanentemente:

– La influencia de voces y de canciones que nos siguen llegando de América Latina.

– Y la presencia en nuestro país de compositores y cantantes latinoamericanos que desarrollan su trabajo aquí en España, bien de forma definitiva, o bien temporalmente.

En concreto en la parte del programa que grabamos ayer contamos con la presencia y las canciones de dos de esos compositores y cantantes latinoamericanos:

Con JORGE TYLKI (venezola) que llegó a España, concretamente a Barcelona, en el año 2005 y que acaba de grabar un disco titulado "ESTRELLAS DEL ANONIMATO" (2014).


Y con KAMANKOLA (cubano) que vive y desarrolla su trabajo como trovador alternando su presencia entre La Habana y España. En su caso también ha grabado un reciente disco titulado "ANTES QUE LO PROHIBAN" (2014).



Realizada esta introducción, seguidamente me encanta poder compartir con todos vosotros y vosotras un reportaje fotográfico del rodaje que realizamos ayer –con Joge Tylki y con Jorgito Kamankola– en el plató de TV de la UNED:

Mesa en la que se muestra el libro "El canto emigrado
de America Latina" y los nusvos discos de 
Jorge Tylki y Kamankola.

Preparando el inicio del rodaje. Pruebas de sonido con
Kamankola, Jorge Tylki y Enrique Amigó
Jorge Tylki y Kamankola
preparados para iniciar la entrevista.
Kamankola.
Jorge Tylki.
Empieza la entrevista.
Actuación de Jorge Tylki.
Interpretó la canción "Estrellas del anonimato".
Actuación de Kamankola.
Interpretó la canción "Los centinelas me fusilan"
Y para concluir esta imagen con alma:
Jorgito Kamankola y Jorge Tylki con el equipo de
personas que estamos realizado la serie de programas
de Televisión. ¡Magnífico equipo!
Me siento afortunado de poder contar con
personas tan geniales humana y profesionalmente. 

¡Un placer trabajar con ellos!