Páginas vistas en total

jueves, 5 de mayo de 2016

«PALABRAS CON ALAS». CONCIERTOS DE PACO IBÁÑEZ EN MADRID TRAS CATORCE AÑOS DE AUSENCIA.


PACO IBÁÑEZ la voz de los poetas, el humanista, el artista comprometido, rebelde, mágico, inmortal, estrena su nueva creación artística “PALABRAS CON ALAS” en el teatro Nuevo Apolo de Madrid, ciudad en la que desde hace 14 años no ha ofrecido ningún concierto. Los conciertos se realizarán los próximos días 6, 7 y 8 de Mayo; los días 6 y 7 a las 20:30; y el día 8 a las 19:30.

“Palabras con alas” retoma un formato similar al de “A galopar” junto al poeta Rafael Alberti y “La voz y la palabra” junto a José Agustín Goytisolo.

Dice LUIS GARCÍA MONTERO: «El artista propone ahora sobre el escenario un diálogo entre las lenguas del Estado para afirmar no sólo la riqueza de la poesía como patrimonio cultural, sino la necesidad de reconocimiento mutuo y de complicidad humana. Sólo a través de la cultura pueden salvarse la distancias impuestas por el desconocimiento, la intolerancia y la sinrazón. La poesía es un bien cargado de futuro!»



El concierto está estructurado en dos partes.

La PRIMERA PARTE, unirá en el escenario la voz y la guitarra de Paco Ibáñez con la voz de los poetas: Luis García Montero, Bernardo Atxaga, Joan Margarit y Antonio García Teijeiro. La voz, la música y la poesía entrelazadas en los idiomas castellano, euskera, catalán y gallego sobrevolarán el espacio como hermosas estrellas.

En la SEGUNDA PARTE, sobre el escenario Paco Ibáñez –con una bella y sobria escenografía de Frederic Amat, vestido de negro y guitarra en mano, y acompañado de magníficos músicos– viajará por la historia de la literatura en lengua castellana desde el siglo XIII hasta la actualidad

PACO nos va a ofrecer canciones de amor, de lucha y resistencia, de existencialismo puro, envueltas por la fuerza de la poesía y el ritmo de los instrumentos. [...] Su voz abre para todos una puerta misteriosa y secreta, la silenciosa y deslumbrante entrada a la poesía… ¡la puerta de la libertad!

En esta segunda parte le acompañarán: Mario Mas, guitarra; Gorka Benítez, saxo tenor y flauta; Joxan Goikoetxea, acordeón; y Horacio Fumero, contrabajo.

¡SIN DUDA, 
UN GRAN ACONTEMIENTO!

martes, 3 de mayo de 2016

RETRATO ÍNTIMO DE «SILVIO RODRÍGUEZ»

SILVIO RODRÍGUEZ

Cuando yo era chiquito, allá en los largos atardeceres sureños, solía jugar a aquel machacón, pero genial, divertimento que consistía en completar frases como ésta: «De La Habana ha venido un barco cargado de...»; recuerdo que "Mariquita" –aquella mujer maravillosa que me cuidaba de pequeño y que inundó y engrandeció mi infancia de sueños y de fantasías– solía decirme que aprovechara el juego para cargar aquel barco con todo lo que más me gustara tener; con lo que más ilusión me hiciera... Ella, cuando jugábamos –dada su pobreza– a veces decía: «...cargado de panes blancos»; yo, dada mi edad:  «...cargado de juguetes».

Evocando aquella experiencia, ahora que –como suelo decir– me queda por vivir menos de lo que he vivido, regreso a aquel juego, y digo: «De La Habana me ha venido un "unicornio azul" cargado de "barredores de tristezas" y de "reparadores de sueños"; de "rabos de nube" y de "alas de colibrí", de "pintores de mujeres-soles" y de "locuras que son como brazos de mar"».



El rumbo de ese "unicornio azul" lo marca un amigo; "un trovador errante que enciende las hogueras y convoca a las luciérnagas"; un amigo –compañero del alma– al que es difícil dejar de amar porque, si hay algo que le caracteriza, es su capacidad para la ternura; cuando Silvio Rodríguez nos da una canción «abre una puerta y siempre aparece el misterio del amor».

«Con un poco de amor sobrevivo...; con un poco de amor yo me salvo...; sólo un poco de amor y soy algo... Con un poco de amor me levanto a mi diario de sed y de espanto... Con un poco de amor fue tejida mi piel y el cincel de mis huesos fue un poco de amor...; con un poco de amor soy yo mismo, soy tú, y soy aquel...».

«Debes amar la arcilla que va en tus manos, debes amar hasta la locura...; el amor alumbra lo que perdura, sólo el amor convierte en milagro el barro...; sólo el amor engendra la maravilla; sólo el amor consigue encender lo muerto».

«La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes. Los amores cobardes no llegan a amores, ni a historias, se quedan allí; ni el recuerdo los puede salvar...».

Tanto es su amor, y es tanta la necesidad de amor que le prende, que Silvio, hace ya muchos años, destronó de su personalidad y de su arte la posibilidad de la cobardía; por eso en su canto se produce esa insólita y contagiosa síntesis entre «el espanto y la ternura»; entre la pasión y la rebeldía. Pasión rebelde por la vida, alimentada «en el claro de luna». («Hay que quemar el cielo, si es preciso, por vivir»). Y rebeldía-apasionada ante el dolor, ante la injusticia, ante la tristeza, o ante la «pobreza de amistad y de sonrisas». («Un día, junto al mar, la más triste canción oyó llorar a un alma su dolor, y a por le alma fue vibrando la tonada, conmovida y gentil, maravillada»).

...De La Habana llegó Silvio Rodríguez, cargado también de esperanzas, y, entre el espanto y la ternura, nos enseñó a volar: «No hacen falta alas para hacer un sueño... No hacen falta alas para alzar el vuelo... Basta el buen sentido del amor inmenso».


...Después de todo este feliz aprendizaje, a La Habana regreso, este es mi sueño...; vuelo sobre un «unicornio azul», el que Silvio me invitó a buscar, aquel unicornio que con su cuerno de añil pescaba una canción y que tenía por vocación el compartirla... La canción que acompaña mi vuelo y que hoy quiero compartir contigo, mi Habana hermosa, no pude ser más que ésta: «Yo también te convido a creerme cuando digo futuro».

viernes, 29 de abril de 2016

DEL DERECHO A "SEGUIR CREANDO" ¡SIEMPRE! Y CON DIGNIDAD.

Tengo 70 años, estoy jubilado, 
me llamo Fernando
y reivindico mi derecho a
 "SEGUIR CREANDO" con dignidad

Hoy quiero respaldar, firmar y compartir ¡CON TODOS Y TODAS! –con jubilación o sin jubilación; con jóvenes y con más mayores– la siguiente DECLARACIÓN "oficial" de la PLATAFORMA "POR UN DERECHO A SEGUIR CREANDO"


«Desde 2012, cualquier profesional de la creación mayor de 65 años que desee continuar desarrollando su actividad tiene dos opciones: 

a. Cobrar su pensión pero renunciando entonces a percibir una retribución por sus cursos, artículos, conferencias y a los derechos de autor que su obra le genere, si con ello supera en ingresos el SMI (Salario Mínimo Interprofesional) anual bruto.

b. Continuar aportando su conocimiento, fruto de su experiencia a lo largo de los años o percibiendo los derechos de autor que legítimamente le corresponden, pero renunciando entonces a su pensión contributiva y no contributiva.

A pesar de las graves dificultades económicas que el sector creativo ha atravesado en los últimos años en nuestro país, el Gobierno penalizó y cercenó la actividad creadora que a todos beneficia

Las consecuencias de su aplicación son claras: 

1Un daño de proporciones incalculables al desarrollo intelectual de nuestro país impidiendo que nuestros autores puedan seguir aportando en una etapa de su vida en la que el grado de madurez, experiencia y sabiduría puede ser volcado en mejorar una sociedad cada vez más necesitada de peso intelectual.

2. Una desprotección de los creadores, especialmente aquellos con menores rentas que no pueden complementar sus pensiones no contributivas, con el fruto de su conocimiento.

3. Un descenso de la contribución a la Hacienda Pública. Si los creadores dejan de producir, también dejarán de contribuir a las arcas públicas.

Por todo ello, EXIGIMOS

1. La compatibilidad de la percepción de pensiones con los rendimientos del trabajo derivados de la actividad creativa.

2. El cese inmediato de la campaña puesta en marcha por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que insta a los afectados a que elijan entre continuar manteniendo una vida intelectualmente activa o su pensión de jubilación. 

3. La apertura de un proceso de diálogo con las organizaciones autorales que permita encontrar una solución justa para quienes, al finalizar su vida laboral activa, aún quieren aportar su talento al acervo cultural y científico -técnico de nuestra sociedad. 

4. Que en virtud de un proceso de reflexión y análisis del sector, el nuevo Gobierno que salga de las urnas diseñe una nueva norma que permita compaginar el desarrollo social y creativo con los derechos sociales y laborales de todos. 

* * * * * * * * * * * *

Y para terminar el gesto de una "sonrisa":
la que FORGES ha aportado a la Plataforma
"SEGUIR  CREANDO"


domingo, 24 de abril de 2016

DE "VICTOR Y DIEGO"... BREVES PINCELADAS PARA L A REIVINDICACIÓN DE LA MEMORIA CONTRA EL OLVIDO.

Víctor Manuel Martín y Jesús de Diego nacieron en Madrid y se hicieron buenos amigos estudiando el bachillerato en el instituto de San Isidro. Ambos amaban la música y compartían la ilusión de poder formar un grupo y dedicarse a cantar –en realidad, una historia común que muchos adolescentes vivieron a finales de los años sesenta  y que se sigue repitiendo en cualquier otra década–. A Víctor le entusiasmaba tocar la guitarra, y a Jesús –lector empedenido– escribir poemas.

Acabado el bachillerato, la vida les hizo recorrer distintos caminos, y durante varios años aquella ilusión musical adolescente quedo interrumpida –o mejor, entre paréntesis–.

Un buen día, terminada la "mili" –aquella "puta" mili–, volvieron a encontrarse; creo que fue, según se cuenta, en la Plaza del Cascorro de Madrid. Corría el año 1973 y decidieron reactivar el sueño que hace años habían compartido, o sea, formar un dúo: Víctor como compositor y Diego como letrista. Decidieron retirarse, en una casa familiar que Diego tenía en la sierra de Madrid, y empezaron a pensar y darle forma a sus canciones, 

Muy poco después, la sensibilidad y el buen cantar se pusieron de "parto" y nació aquel dúo, que llegó a adquirir gran popularidad en los años setenta, con el nombre de VICTOR Y DIEGO.


En otoño de 1973, con su proyecto ya trabajado y satisfechos con el resultado, decidieron presentarse a la empresa discográfica EMI –de la que Ramón Arcusa era entonces director artístico–. Su proyecto musical gustó y fue aceptado y, al año siguiente, grabaron su primer LP titulado "Semblanzas" (1974), disco que fue presentado en el Teatro de la Comedia de Madrid. (Por cierto, ¡como ha cambiado, con el paso del tiempo, el interés, la sensibilidad y el "buen sentido" del riesgo y la innovación, en la industria discográfica!)

Aquel primer disco contenía diez canciones como "La mujer de cristal". "El afilador" o "Tiempo de amor", que destacaban por la sencillez de su construcción poética; canciones de carácter eminentemente descriptivo –algunas hasta didácticas, como "Consejos"– que tenían la nada fácil virtud de reflejar la vida cotidiana en todo su realismo, pero contemplada, poética y musicalmente, desde la perspectiva de la sensibilidad y de la reivindicación del valor de los sentimientos.

Al año siguiente, lanzaron al mercado su segundo LP con el nombre de "A vosotros..." (1975), dedicado a los hombres y a las mujeres que, tras la Guerra Civil, tuvieron que huir a otros países para poder sobrevivir... «Gracias a vosotros / gente de mi ayer / que le distéis luces / al anochecer. / Ahora es a vosotros / y a vuestro quehacer /por quien alzo el vuelo / por quien cantaré.»


En 1979, volvieron a grabar, en este caso con Movieplay, un tercer disco titulado "A volar" y ya no volvieron a hacerlo hasta 1986, en que editarón lo que fue su disco de despedida: "Colorín, colorado".

Personalmente, creo que su separación fue una lamentable pérdida para nuestra "nueva canción": sobre todo, porque pocos autores tuvieron su capacidad de conectar con la gente con unas canciones que, además y al margen de su belleza y de su riqueza expresiva, siempre sugerían unas propuestas éticas positivas, nada dogmáticas, sobre el amor, la libertad, el derecho a la igualdad y, en general sobre el valor y la pasión por la vida.

Más recientemente, en 2003, Víctor y Diego volvieron a encontrarse para experimentar el placer de grabar un nuevo y magnífico disco al que titularon "Claroscuro".


Para concluir estas pinceladas sobre la presencia de Víctor y Diego en la historia de nuestra música popular, os propongo dos audiciones.

La primera es la audición de su canción "Gracias a vosotros", de Víctor y Diego, a la que antes hacía referencia. Puede disfrutarse en el siguiente vídeo:


La segunda audición está relacionada, de alguna manera, con este blog. Cuando aquí DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA cumplimos tres años y superamos las 650.000 visitas, mi buen amigo JUAN MIGUEL MORALES tuvo el precioso y tierno detalle de regalarme un vídeo de cumpleaños lleno de muy lindos recuerdos. Y justo la canción que utilizó para realización de ese vídeo fue la canción "CANTAR", de VICTOR Y DIEGO, canción que aparece interpretada en su disco "Claroscuro" grabado en 2003.

Permitidme recordar aquel vídeo, volver a agradecerle a Juan Miguel el regalo que supone para mi sentirme su amigo..., y a la vez disfrutar de este "CANTAR" de Víctor y Diego.