Páginas vistas en total

sábado, 7 de octubre de 2017

MARÍA GUIVERNAU "LATIENDO A RAS DE CIELO"... Y LA POESÍA "DE CALIDAD" ESTÁ DE FIESTA

Ayer 6 de octubre tuve el enorme placer de participar en la presentación del nuevo poemario de MARÍA GUIVERNAU –titulado "Latiendo a ras de cielo"–; preciosa y emocionante presentación que se realizó en la Sala La Fídula, de Madrid.

MARÍA GUIVERNAU

María es, sin la menor duda, una de las mejores y más sensibles poetas de las que podemos disfrutar actualmente en nuestro país. Poesía cuajada de latidos, de realidades hondas, de sentimientos, de una sensualidad potente y tierna, y, sobre todo, de una enorme calidad literaria.

En la actualidad María Guivernau tiene publicados dos poemarios: "Más de cien pasos de baile" (2015) y "Latiendo a ras del cielo" (2017) –publicado por Huerga Fierro editores–.

Hoy me produce una muy especial satisfacción reproducir –aquí donde CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA– las palabras "robadas" del último libro de María que ayer tuve el placer de leer en la fiesta que celebramos en La Fídula, de Madrid. Fueron las siguientes:

«MARÍA lleva la palabra libertad 
grabada a fuego entre las costillas 
para no olvidarla en cada inspiración.

MARÍA es carne, y verbo, y alas,
y un corazón que late.

MARÍA tiene sobredosis de luna recorriéndole las venas, 
pero es adicta al sol. 

MARÍA no es más que la tinta de un corazón 
latiendo sobre una hoja de papel en blanco;
no es más que una coctelera de sentimientos, 
agitada,
mojándote los labios a sorbos,
resbalándonos por la garganta
para caer en nuestro pecho.

MARÍA va sin brújula, 
predispuesta a perderse en un vuelo
hasta donde quiera el cielo.

MARÍA va a tientas
y en cada paso intenta hacerse hoguera.

MARÍA baila
a golpe de latidos en el pecho.

MARÍA no puede evitar sonreír
al escuchar que le dio la vida a Mario,
salvador de negruras, luz, guía y sol.

MARÍA tiene hambre de los labios 
de la persona a amada.

Para MARÍA la esperanza es lo último que se pierde
aunque sea así, a cuentagotas.

A MARÍA la música le regala el aliento.

MARÍA mirada intensa que grita en silencio.

MARÍA contemplando el mundo a sus pies,
pies que inquietos se deslizan… y danza…

MARÍA BAILA SOLA…
… o mejor no...
… somos muchos los que bailamos con ella.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario