Páginas vistas en total

martes, 27 de junio de 2017

"CON LA VOZ Y LA PALABRA". NUEVE CANCIONES PARA UNA VIDA.

En los meses de mayo y abril de 2004 empezaron a organizarse en Zaragoza unos encuentros con la "canción de autor" a los que se llamaron genéricamente "CON LA VOZ Y LA PALABRA"; encuentros en los que se realizaron importantes conciertos, tertulias, conferencias, mesas redondas y una gran exposición a la que llamamos como a éste mismo blog: "CANTEMOS COMO QUIEN RESPIRA", exposición que se celebró del 23 de marzo al 28 de abril en la "Casa de los Morlanes".

Este es un fragmento del magnífico programa de mano que se editó con motivo de aquella exposición:


Recuerdo que preparando aquella exposición, en una reunión con periodistas, alguien me preguntó cuáles habían sido las "CANCIONES DE MI VIDA", o sea, aquellas canciones que, de alguna forma, más habían marcada mi identidad. La respuesta no era fácil, sin embargo, aquel día, me decidí a dar NUEVE nombres dejándome muchos otros sin nombrar. Concretamente los siguientes:


LA BELLEZA de Luis Eduardo Aute.
GALLO ROJO, GALLO NEGRO de Chicho Sánchez Ferlosio.
A CÁNTAROS de Pablo Guerrero.
CANTO A LA LIBERTAD de José Antonio Labordeta.
EL UNICORNIO de Silvio Rodríguez.
HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA de Serrat.
CASIDA DEL CAZADOR PERDIDO de Carlos Cano.
TU RISA de Pablo Neruda y de Olga Manzano y Manuel Picón.
A GALOPAR de Paco Ibáñez.

A los pocos días de aquella reunión con los periodistas, los organizadores de la exposición, pocos días antes de inaugurarla –utilizando las caricaturas que Alfredo González había creado para mi libro "Crónica cantada de los silencios rotos"– me sorprendieron con una colección de "separadores" dedicados a las canciones que yo había citado y alguna más como "Quejido" de Elisa Serna. Justo los "separadores" que he compartido un poquito más arriba de este "cuelgue"... ¡Fue una sorpresa maravillosa! Recuerdo que se hizo una tirada reducida, de un centenar de ejemplares, y que se agotaron antes de que la exposición se inaugurara.

Ayer, abriendo una de las cajas sin desembalar –que he trasladado recientemente a mi nueva casa– descubrí algunos de aquellos "separadores" que yo había guardado como recuerdo... ¡Me encantó el reencuentro!... Y contemplándolos tuve tres pensamientos que me apetece compartir:

– Verdaderamente esas canciones son, y han sido, parte de MI VIDA ENTRE CANCIONES, y de LA VIDA ENTRE CANCIONES de muchos de los lectores de este blog o de la Web "Canción con todos"... Son parte de nuestra memoria, de nuestra historia y –¡sí!– de nuestra identidad.

– Mi segundo pensamiento giró en torno a plantearme qué canciones "vitales" seleccionaría en este momento –como las anteriores–  creadas en el siglo XXI por las nuevas generaciones de cantautores. Aún sigo pensando en ello. La verdad es que no lo tengo tan fácil... Me propongo seguir pensando en ello y cualquier día de estos comparto sus nombres... Tengo algunas bastante claras aunque, dadas las circunstancias que estamos viviendo no han podido trascender tanto como lo hicieron aquellas.

– En tercer lugar pensé en lo bien que estaría que siguieran haciéndose exposiciones como las más de treinta que –desde aquella de Zaragoza–, he venido organizando durante años por todo el país y por América. ¡Ojalá se sigan haciendo! ¡Ahora ya no depende de mí, aunque, por supuesto, me implicaría en esas exposiciones si alguien, algún día, se planteara organizarlas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario