Páginas vistas en total

viernes, 15 de enero de 2016

LA NUEVA CANCIÓN POPULAR ARAGONESA: I - SUS ORÍGENES (MARZO 1973).

Cuando habitualmente se habla de la historia y de la evolución de la "canción de autor" en España se hace referencia a movimientos y colectivos como "Els Setze Jutges" en Cataluña, "Voces Ceibes" en Galicia, "Ez Dok Amairu" en el País Vasco, o de "Manifiesto Canción del Sur" en Andalucía, que, sin duda, fueron culturalmente muy importantes y significativos en los años setenta y ochenta, sin embargo, no siempre se recuerda y se menciona el trabajo creador y solidario que se realizó en otras comunidades como fue, por ejemplo, la Comunidad Aragonesa. (Tan solo hace unos días en la Web CANCIÓN CON TODOS hablábamos del cantautor aragonés Tomás Bosque –autor del magnífico LP "Cuando los tiempos vienen mejores" (1977)– y pude comprobar que, por lo general, resulta bastante desconocido).

Motivado por esa falta de mención y por ese desconocimiento, hoy he pensado dedicar este "cuelgue", aquí "DONDE LA PALABRA SE HACE MÚSICA", a los orígenes y a la historia de "La Canción Popular Aragonesa", y voy a hacerlo acudiendo a un documento que considero esencial; me refiero a la revista "Cuadernos Aragón" que, en marzo de 1977, dedicó un monográfico dedicado al tema, escrito por Juan J. Vázquez y Luis M. Ballabriga.


El estudio y la extensa crónica sobre la "nueva canción aragonesa" que aparecen en esta revista me parece muy importante y, a continuación, voy a recuperar textualmente algunas de sus informaciones y contenidos.

En el inicio del estudio –en la página 3 de la revista–, y, como introducción, aparecen los siguientes versos de la canción "Porque hasta aquí hemos llegado" del dúo "La Bullonera" integrado por Javier Maestre y Eduardo Paz:

«Si por algo hemos estado
callados por tanto tiempo
no olviden que fue a la fuerza
y no por estar contentos. [...]
Ya estamos hartos señores:
de aquí no sale una jota
que no cante las verdades
de una tierra medio rota.»

A partir de ahí Juan J. Vázquez y Luis M. Ballabriga escriben:

«Hasta el 6 de marzo de 1973 muchas cosas había ocurrido en Aragón [...] Un pueblo al que sólo quedaba la palabra estaba reducido al silencio; no el silencio como forma de resistencia pasiva, sino el silencio de los mudos: una "tierra medio rota", sin conciencia regional; desmembrada la cultura popular; reducidos a la mudez los núcleos que en los seis u ocho últimos años habían pretendido marcar un camino de salida,

Pero el 6 de marzo de 1973, Aragón tuvo una voz que unificó el clamor: dentro de la "I Semana de Cultura Aragonesa", celebrada en el recinto del entonces Colegio Mayor Universitario Pignatelli [...].

En aquella "I Semana de la Cultura Aragonesa" se realizaron actos culturales sobre fotografía, pintura, economía, derecho, teatro, movimiento obrero, poesía, cine, regionalismo y canción. El acto de canción aragonesa se realizó el día 6 de marzo y fue quizá el acto más popular y el que registró mayor asistencia. Cantaron Joaquín Carbonell, José Antonio Labordeta y La Bullonera; junto a ellos, dos sorpresas, ya que no sólo eran presentaciones en Zaragaoza, sino que representaban a dos provincias aragonesas y a dos lenguas habladas en Aragón: Renacer, grupo que nación con esta semana..., cantó en "fabla"; Tomás Bosque lo hizo en "chapurreat" del Bajo Aragón.

Caricaturas creadas por Pepe Robles que aparecen
publicadas en la revista "Cuadernos Aragón. 2"
La Semana... Tuvo varias consecuencias inmediatas, una de ellas el reconocimietno de las canciones de Carbonell, Labordeta, La Bullonera, Renaxer y Tomás Bosque como la voz unida de Aragón, con un intento de crear un movimiento de canción que dinamitase el contexto cultural de la región [...].

La "canción popular aragonesa" ya tenía nuevos objetivos sobre los que desarrollarse, entre ellos ofrecer desde la música su interpretación de la situación cultural del país e intentar organizar el sector, para ofrecer una respuesta colectiva de los cantantes a los problemas de la organización de la cultura de Aragón. El nuevo desarrollo ofrecía a la canción la posibilidad de vincularse auténticamente a las capas populares de la población, extender sus actuaciones, posibilitar su dedicación profesional a la canción y la oportunidad de recoger nuevos aspectos del folklore todavía vivo en nuestras comarcas.»

José Antonio Labordeta cantando en Jorcas
localidad y municipio de la provincia de Teruel.