Páginas vistas en total

lunes, 12 de diciembre de 2016

DESDE MI ATALAYA: «MI VIDA ENTRE CANCIONES»


Desde el 11 de abril pasado no he publicado nada desde aquí, desde MI ATALAYA... En realidad, en ningún momento he dejado de estar en este rinconcillo tan personal y tan íntimo buscando la paz, el equilibrio y la esperanza; que, –por cierto– ¡falta me han hecho!. He pasado aquí largos ratos disfrutando de las canciones que más amo; pensando "para atrás y para adelante" –más para "adelante" que para "atrás"–; borrando de mi vida ciertas mediocridades que han intentado herirme –sin éxito– en estos últimos meses, y, sobre todo, proyectando lo que me gustaría hacer –o a lo que debo dedicarme– en el próximo año que está a punto de iniciarse.

Normalmente en las recientes estancias en MI ATALAYA –desde el mes de abril– no he escrito nada; y, si lo he hecho, no lo he publicado; he preferido guardarlo en mi intimidad. Sin embargo hoy quiero y necesito reiniciar mis reflexiones compartidas desde esta "solitaria-altura"; hoy que, tras tomar varias decisiones importante, camino ya hacia un nuevo horizonte.

Os cuento: La primera decisión que he tomado –por supuesto compartida con mi familia– ha sido dejar la casa en la que vivo –que se me hace demasiado grande–; abandonar definitivamente mi garaje; desprenderme de la mayor parte de las pequeñas y grande joyas –relacionadas con la "canción de autor"– que he venido guardando y coleccionando; y mudarme a otro espacio más pequeño en el que quepa lo imprescindible para poder realizar el trabajo y para responder a los retos que quiero afrontar a partir de ahora. (Por supuesto, en las próximas semanas espero poder ir dejando en muy buenas y generosas manos todo el "patrimonio" del que tendré que desprenderme, con la seguridad de que nada va a perderse, ni va a ser "inflavalorado" como algún "ignorante" ha intentado hacer últimamente.)

En segundo lugar, he decido que, mientras pueda, seguiré dirigiendo la WEB "CANCIÓN CON TODOS" –ahora con el imprescindible apoyo y respaldo de la SGAE–; continuaré alimentando este blog en el que "CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA" –visitado por varios cientos de personas a diario–; mantendré el "BUEN DÍA" cotidiano en mi muro de facebook; y disfrutaré con mis colaboraciones en Radio Nacional, y con la dirección de los diez nuevos programas de TV que próximamente vamos a iniciar en la UNED/TV2.

Y, en tercer lugar, y quizá esta sea –para mí– una de mis últimas decisiones más importantes, me he decidido a volver a escribir y a editar un libro, cosa que no hago desde el año 2009 –desde que publiqué "¡Dejadme la esperanza!", dedicado a Miguel Hernández–. Era algo a lo que había renunciado voluntariamenten pero que ahora varios amigos y amigas me han animado a retomar.

De ese nuevo libro, de momento, poco puedo contar puesto que lo tengo en el inicial proceso de gestación y porque no pienso centrarme en él, a fondo, hasta que me encuentre ya centrado en mi nueva casa.

Sé que va a ser un libro de "memorias" –de "mi memoria", mejor dicho– relacionadas con los casi cincuenta años que he dedicado a la "canción de autor". Sé que en él me propongo "contar" lo que "no he contado" y "me apetece y me falta por contar". Sé que va a ser un libro testimonial –no histórico– lleno de anécdotas, de afectos, de reencuentros, y, por supuesto también, de alguna que otra decepción y desencuentro... Y sé también como va a titularse «MI VIDA ENTRE CANCIONES».


En fin, amigos y amigas, sea como sea, y mientras "el cuerpo aguante" –que está dispuesto a aguantar un rato largo– aquí sigo, y a aquí seguimos, CANTANDO –y contando– COMO QUIEN RESPIRA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada