Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2016

LA NUEVA ANDADURA Y EL NUEVO VUELO DE LA WEB "CANCIÓN CON TODOS"


Me produce una inmensa alegría poder compartir la siguiente "nota de prensa" publicada por la SGAE convocando a la presentación de la WEB "CANCIÓN CON TODOS"... Alegría, sobre todo, porque la WEB ahora inicia la nueva andadura, y el definitivo vuelo, que estaba necesitando.

Uno a esta "nota de prensa" mi profundo agradecimiento a todos los amigos y amigas que han creído desde un principio en este proyecto, y me han acompañado y ayudado a hacerlo posible. Sin esa compañía y esas ayudas la Web hoy no estaría viviendo este lindo y esperanzado vuelo. ¡GRACIAS!... Y ¡por supuesto! si os es posible –por vivir en o cerca de Madrid–, y os apetece participar en el encuentro festivo que vamos a realizar el próximo día 4, ¡allí nos nos encontramos y nos damos un fuerte abrazo!

«Mercedes Sosa popularizó “Canción con todos”, un tema compuesto en 1969 por los argentinos Armando Tejada Gómez (letra) y César Isella (música). El propio autor de la letra explicó lo que la canción significaba: «"Con todos", quiere decir que nadie debe ser olvidado, porque en esta formidable aventura de la vida –tan breve– ser todos es ser alguien en el relámpago de la historia. Ser todos es pensarse en todos. De ese modo, ninguna lágrima, ningún júbilo, allí donde suceda, nos será extraño».

El título de esta canción ha servido al profesor y musicólogo Fernando González Lucini para concebir el espacio web "Canción con todos". Un proyecto que pretende recoger el inmenso talento de nuestros cantautores desarrollado a lo largo de las últimas décadas, con el objetivo de que la memoria no se pierda.

La Sociedad de Autores y Editores, como máxima responsable de velar por el repertorio creativo de sus socios, ha apoyado la iniciativa de Lucini, incorporando a su Web corporativa este espacio. Tanto los medios de comunicación, como los autores, promotores, investigadores, o fans de la canción de autor, dispondrán de toda la información que puedan necesitar sobre sus autores favoritos o descubrir nuevos talentos.

El acto de presentación oficial de la Web tendrá lugar el próximo viernes 4 de noviembre a las 12:30 en la sede de la SGAE en Madrid, y a él acudirán destacados representantes de las tres generaciones de cantautores de nuestro país: La primera generación que corresponde a los autores e intérpretes que iniciaron su actividad creativa entre los años 1956 y 1978; una segunda que corresponde a la generación de entre 1978 y el 2000 y los nuevos talentos que iniciaron su andadura profesional a partir del año 2000.»

Viernes 4 de noviembre a las 12:30 horas.


domingo, 30 de octubre de 2016

ESTHER ZECCO, "CARÁCTER RETROACTIVO" Y MOTIVOS PARA UNA ALEGRÍA COMPARTIDA.

Esther Zecco.

En la madrugada del pasado viernes el marcador de visitas del blog alcanzo las 1.500.000 que hoy, felizmente, han vuelto a crecer. Este hecho me produce una inmensa alegría y quiero festejarlo con un nuevo "cuelgue" que la acrecienta. (Me gusta obedecer a Benedetti cuando nos dice: "Defender la alegría" es lo importante.)

Alegría que hoy se acrecienta trayendo aquí donde CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA a ESTHER ZECCO y a su nuevo y reciente disco-libro "CARÁCTER RETROACTIVO".

Alegría, en primer lugar, por poder presentar una obra musical y poética de extraordinaria calidad; calidad en todos los sentidos. (Desde el principio no quiero dejar de hacer una referencia al maravilloso equipo que ha acompañado a Esther en esta aventura).

Alegría, porque en esta obra de Esther"Caracter Retroactivo"– laten y se proyectan valores que admiro profundamente: Ilusión, trabajo, riesgo, esperanza, convencimiento, amor, tenacidad y, en particular, una maravillosa humildad. (Hay que ser valiente y generosa para publicar en los tiempos que corren un disco-libro ilustrado con 72 páginas magistralmente impresas e ilustradas, y con 10 canciones.)

Alegría, también, por poder hacerme cómplice solidario de una mujer admirable; un ser humano íntegro y sensible; de una compositora e intérprete luchadora "al límite" porque ama y cree en este arte/profesión que es la "canción de autor".

Y, sin más preámbulos, aquí está la imagen y el motivo de esa alegría:


Canciones disco: 
1, Mira lo que has hecho (Esther Zecco).
2. Sigo pensando que no (Esther Zecco).
3. Geografía (Con Alejadro Rivera) (Esther Zecco).
4. Déjalo (Con Edu Vázquez) (Esther Zecco).
5. Soltando lastre (Esther Zecco).
6. Sácame de aquí (Esther Zecco).
7. Está bien así (Con Fabián) (Esther Zecco).
8. La raíz (Esther Zecco).
9. Quiero que te enfades conmigo (Con Nina de Juan) (Esther Zecco).
10. Guerra fría (Esther Zecco).

Cuando escuché este disco –grabado íntegramente en directo en el Teatro Alfil del Madrid– y Esther me dijo que si podía escribir algún comentario sobre él, no lo dude; es más, luché –y Esther lo sabe– para que pudiera llegar a tiempo de ser publicado. (El trabajo en aquel momento me agobiaba.)

En fín, esto fue lo que escribí:

«La primera vez que escuché cantar en directo a Esther Zeco –acompañada solamente con su guitarra– fue hace tres años. En aquella ocasión sus canciones –su música– consiguieron seducirme. Después de aquel concierto –difícilmente olvidable– escribí: «Esther con una tremenda sencillez y simplicidad navegó por sentimientos, sensaciones, percepciones y latidos…, y consiguió con palabras y acordes –como si fueran pinceladas suaves– dibujar en el aire esa especie de complicidad misteriosa, que con frecuencia se establece, entre la realidad que está fuera de nosotros –a veces oculta, "detrás de una pared"–, y esa otra realidad que nos habita en el umbral de nuestros silencio».

Cuatro años después, concretamente el 19 de abril de este año –2016–, fue la última vez que he escuchado a Esther cantando en directo. En esta ocasión fue con toda su banda en el Teatro Alfil, de Madrid, completamente abarrotado. Concierto que ha sido el germen de esta joya discográfica llamada "Carácter retroactivo" que ya tenemos entre las manos.

Aquel 19 de abril, la seducción que experimenté –cuatro años atrás– hacia Esther Zeco y sus canciones, la sentí enormemente acrecentada. Y es que Esther posee sin duda –y aquel día nos lo demostró– las cualidades básicas e imprescindibles para ser una gran "cantautora": Buena compositora. Letrista directa, clara y con un muy buen uso del lenguaje. Hermosa voz y buen cantar. Imaginación creadora, sensibilidad y realismo vital en lo que canta. Dominio instrumental de su guitarra. Y una presencia escénica segura, espontánea y convincente.

Pero hay algo más, los efectos "seductores" que me provoca la obra de Esther Zeco se producen, sobre todo, por otras tres cualidades personales que ella "atesora". Tres cualidades que redimensionan las anteriormente citadas: Me refiero, en concreto, a la "sencillez" –esa "sencillez" que es el secreto y el fundamento de la verdadera "grandeza"–; el "trabajo constante y riguroso" en el proceso de creación –sin el que la “inspiración” se siente huérfana–; y la "ilusión" –Esther ama y vive la canción desafiando día a día al desaliento– y prueba de ello es este "Carácter retroactivo" hermoso y bello; necesario ¡sí!, pero, a la vez, arriesgado y nada fácil en los momentos "lamentablemente-pobre-culturales" por los que atraviesa nuestro país.

Las "seducciones", cuando surgen y te atrapan, lo mejor es gozarlas descaradamente y con la mayor intensidad.»



Antes de finalizar este cuelgue, aparte de recomendar la compra, la escucha y el disfrute de la obra "CARÁCTER RETROACTIVO", creo imprescindible nombrar y aplaudir a la banda que acompaña a Esther; sencillamente extraordinaria: Nacho Mur –guitarra eléctrica y banjo–, Marcos Justo –contrabajo–, Pablo Sotelo –batería–, Javibu Carretero –teclados– y Manu Clavijo –violín–.

viernes, 28 de octubre de 2016

Amigos y amigas, la noche pasada el "marcador de visitas" que está ahí arriba ha experimentado un nuevo redondeo; en esta ocasión me regala un "bonito número" posible por los amigos y amigas que estáis ahí, tan cerca... De verdad: Este es un momento muy emocionante y estimulante para mí.

domingo, 16 de octubre de 2016

MARTIRIO: "30 AÑOS Y MÁS" DE CANCIÓN Y DE DESBORDANTE IMAGINACIÓN Y SENSIBILIDAD.

En realidad hay muchas mujeres "cantoras" a las que admiro y que me "prenden", pero hoy, puesto a elegir cuatro de ellas, me voy a quedar con cuatro "grades damas" de la canción por las que siento una muy especial debilidad: Nuria Feliú, María Dolores Pradera, Maria del Mar Bonet y Martirio.

Nuria Feliú, María Dolores Pradera, Maria del Mar Bonet
y Maria Isabel Quiñones "Martirio".

Y de entre esas cuatro grandes mujeres "cantoras", hoy aquí donde CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA voy a celebrar –con toda mi alma y admiración– el "treinta y más" aniversario de canción y de sensibilidad de una de ellas, concretamente de MARTIRIO.


Con motivo de ese 30 aniversario de canción de Martirio (1986 - 2016) se ha editado un disco-libro, sencillamente maravillo, que hace tiempo tenía ganas de compartir con todas y todos los amantes de la "canción de autor" de verdadera calidad. Esta es la genial y expresiva cubierta de ese libro-disco


"MARTIRIO. TREINTA AÑOS" es una obra que se compone de dos CD's y un DVD, en la que se recogen TREINTA CANCIONES:


Además de las canciones anteriores que perteneces al repertorio de la obra ya grabada por Martirio, en ente disco de cumpleaños encontramos también algún tema inédito,rarezas y algunas de las múltiples colaboraciones publicadas con anterioridad en disco como "Duets" –de Compay Segundo–, "Señoras: Ellas cantan a Serrat", o "Depurisimayoro. Los flamencos cantan a Sabina". Me refiero a las siguientes canciones:

11. "Es mejor vivir así" (Con Compay Segundo).
14. "Yo vengo a ofrecer mi corazón" (Con Fito Páez).
15. "Zumba que zumba" (Con Soledad Bravo).
18. "Pena de amor".
20. "Silencio" (Con Omara Portuondo y Chuch).
22. "No corté más que una rosa" (Con Chano Domínguez).
23. "La Martiniana" (Con Lila Downs).
25. "Tiempo de lluvia" (De Joan Manuel Serrat).
27. "Noche de bodas" (De Joaquín Sabina).
28. "Volver"
30. Coplas del payador perseguido" (Con Raúl Rodríguez).

Hasta aquí el libro-disco y la celebración de estos "treinta años" de canciones que Martirio inició en 1986 con su LP "Estoy mala". Pero hay algo más, Martirio cumple más de treinta años de canción. Me voy a permitir hacer tres breves evocaciones que lo demuestran:

1. En 1984, cuando teníamos –al menos yo– la sensación de que el grupo Jarcha había desaparecido. o estaba en crisis, nos encontramos con la edición de un magnífico LP titulado "Jarcha a la memoria de Federico García Lorca" –quizá el mejor del grupo–.... Y ¡sorpresa y descubrimiento! allí, estaba con su voz y con su sensibilidad, MARIBEL QUIÑONES ("Martirio").

MARTIRIO. Detrás la cubierta del LP de Jarcha dedicado a
Federico García Lorca.
2. Por aquella misma fecha surgió el encuentro entre Maribel y Kiko Veneno. Encuentro definitivo en la vida artística de la "gran cantautora" sureña. Colaboró com Kiko –y volví a encontrarme con ella–, por ejemplo, en su discos "Si tu, si yo" (1984)

Aquel encuentro fue definitivo en la vida profesional de Martirio, sobre todo por el apoyo que recibió, por parte de Kiko, para darle definitivamente vuelo a su creatividad y a su fuerza expresiva; vuelo imaginativo, creador y fantástico del que surgió el nacimiento de esa gran "cantora" cargada de sensibilidad, de entrañable humanismo y, sobre todo, de una desbordante libertad e imaginación.


3. En 1985, un buen día, que difícilmente olvidaré, Mario Pacheco, creador de la discográfica Nuevo Medios, nos habló de Maribel/Martirio a Charo García –alma del sello Pauta (Ariola)– y a mi; recuerdo que me pasó una grabación de alguna de sus canciones; las escuché por la noche en mi casa y se me desencadenó una "alucinación" que no ha cesado y que por ahora también cumple más de 30 años.

¡FELICIDADES MARTIRIO! Déjame que te lo diga: eres un claro símbolo y una evidente y gozosa realidad de nuestra GRAN CANCIÓN y de nuestro ARTE POPULAR en el más alto estado puro

lunes, 3 de octubre de 2016

RETRATO ÍNTIMO DE «LUIS EDUARDO AUTE»

Dibujo de Alfredo González.
LUIS EDUARDO AUTE

Hace ya varias semanas que he sentido una gran necesidad 
de recuperar este "retrato íntimo" que escribí 
en mi libro "Crónica cantada de los silencios rotos" publicado en 1998; 
recuperarlo para expresar –a través de él– el inmenso cariño 
y la tremenda admiración que siento hacia Eduardo desde hace mucho tiempo.
Hoy, que oficialmente ya es público que se está recuperando
–por lo que nos sentimos inmensamente felices– me he decidido
a compartirlo aquí donde "cantamos como quien respira". 
¡Ojalá muy pronto, lo antes posible, podamos abrazarle! 


Me encontré con él y con sus canciones en el tiempo en el que buscábamos, desesperadamente, «rosas en el mar»«los pies desnudos, la voz al viento; las manos limpias, la sangre ardiendo»– y clamábamos al firmamento: «La verdad, ¿dónde estará la verdad?»...

Lo recuerdo muy bien, fue para mi como «una llama que apartó tinieblas en los claroscuros de mis pensamientos»...; incendió …«la vida que fluye en las ramas del árbol que llevo en el cuerpo» y «resucitó mis músculos dormidos» –sed de sentimientos–...; me enseñó a escuchar «la débil voz y el inexorable latido que brota de hombre que nunca quiso ser máscara del hombre», y entré en su «templo encomendando mis espíritu al vientre consumado de mi bien amada».



Enganchado a sus canciones, descubrí que la vida es «rito», «sarcófago» y «espuma»; que es «alma», «fuga» y «nudo»; ternura, deseo y desamor –«enamorarse o morir»; pasión y laberinto de tinieblas –«cuerpo a cuerpo»; «esfera del azar..., fe de armonía»...; «milagro de la luz en las pupilas»...: querencia, alevosía y arrebato: «¡A vivir que la vida no es medida, ni porvenir!..., que queda todo, todo, todo por sentir».

Él se negó a «ser tiempo en el espacio» apuntalando un mar –promesa de libertad– que es como «un niño que canta sobre cuarenta prisiones»«un niño que se despierta como una ola gigante; lleva en el puño una perla y un coral rojo en la sangre»–; él aprendió del niño-Pablo los secretos de «Albanta», donde «el amor es la flor más perfecta que crece en el jardín»; y convencido radical de que «el fuego es el orden», emprendió su inexorable batalla: «al alba, en pie de guerra y con un beso por fusil»«habrá que hacer acopio de fusiles que disparen girasoles»; Van Gogh, desde su nube, está dispuesto a descargar «bombas de flores»–.

Alguien le dijo: «Mira, Eduardo, no te esfuerces, déjalo estar; ayer amores, hoy ni flores...»; estuvo unos instantes con la vida arriada, perdido en laberintos de «quién soy yo y a dónde voy...», pero pronto –irreversible militante de la belleza– recordó: «Que no, que no, que el pensamiento no puede tomar asiento»... y así, con su coherencia personal –esa coherencia solidaria, sensible y apasionada que nunca le abandona–, aquí sigue: manteniendo su empeño de «combatir molinos»«creyendo que la razón, sin el ensueño, produce desatinos»–; huyendo de las prisas –«yo quiero amarte paso a paso, con pausas insumisas»–; descaradamente sacrílego frente a la hipocresía y el poder –«sé bien que no es la mano del Rey Midas la que vendrá a salvar mi naufragado corazón»–; y hermosamente inmoral contra la moral de los que persisten en el empeño de «acribillar latidos para que suenen relojes»«aunque me expulsen de sus paraísos, no pienso doblegarme a sus avisos... ¡no quemarán mis alas!»–.


Alas trazadas en palabras que no cesan de danzar «siguiendo la singladura que un albatros le marcó»; alas en la desnudez y en la pasión de sus pinceles; alas en cada una de sus secuencias cuando penetra, enamorado y atrevido, en el lenguaje cinematográfico –últimamente en el lenguaje de la animación–; alas de amigo entrañable al que es imposible dejar de querer.


«Necesito confesaros
antes de decir adiós
que mi voz quiere ser vuestra
como es mía vuestra voz
compartiendo sentimientos
de alegría y de dolor
todas las contradicciones
que padece la razón».
("Entre amigos").