Páginas vistas en total

lunes, 28 de diciembre de 2015

UN REECUENTRO LLENO DE REENCUENTROS... TETE MONTOLIU Y JOAN MANUEL SERRAT HAN VUELTO A CASA

En estos días me han hecho un regalo que me ha sorprendido; se trata de una caja con diez CD's que se editó en 2014 pero que no conocía, o sea, lo que se llaman una "laguna" más en mi conocimiento y una imperdonable "ausencia" en mi discoteca. 

Me estoy refiriendo a esta caja que aparece en la imagen titulada "SERRAT ENCANTA": 10 discos con 130 canciones de Serrat, no interpretadas por él, sino por 108 músicos y cantantes que le admiran y que han versionado alguna de sus canciones.



Hasta aquí, puede parecer que lo que me ha ocurrido con este regalo no ha sido otra cosa mas que la recuperación de una antología de Serrat que ya tiene más de un año, pero hay algo más, y muy importante para mi: en esa caja me he encontrado con un CD que me ha impactado de manera muy especial. En él se recoge la reedición de uno de esos discos que yo suelo llamar "con historia", que lleva más de veinte años formando parte de mi universo sonoro, y que me reencuentra con un músico al que admiré mucho y con el que tuve una pequeña, pero muy entrañable relación: Me refiero al grandísimo TETÉ MONTOLIU, fallecido en agosto de 1997. 

Este es el CD que gozosamente he encontrado en la caja "Serrat encanta"


Este CD es, en realidad, la reedición de un disco de Teté Montoliu titulado "Tete Montoliu interpreta a Serrat hoy"; disco grabado en 1996, poco antes de su muerte; obra en la que recoge 13 canciones de Serrat interpretadas al piano.


1. Com ho fa el vent.
2. Medley Marta: Marta / Una guitarra / Cançó de matinada / Me'n vaig a peu.
3. Paraules d'amor.
4. Els vells amants.
5. Saps.
6. Sota un cirerer fibrit.
7. Quasi una dona.
8. Camí avall.
9. Manuel.
10. El meu carrer.
11. De mica en mica.
12. No hago otra cosa que pensar en ti.
13. Conillet de vellut.

Esta es la imagen –bien linda– que apareció en la contracubierta de aquel disco de 1996:


Ya anteriormente –26 años antes– Tete Montoliu había grabado un primer disco interpretando con su piano, y con su sensibilidad, 8 canciones de Serrat y 5 canciones tradicionales catalanas. En aquella ocasión el disco se tituló "Tete Montoliu interpreta a Serrat" (1969) y es uno de esos LP's, esenciales e imprescindibles, que atesoro en mi discoteca.


Tete Montoliu interpreta Joan Manuel Serrat.
1. Marta
2. Una guitarra.
3. Canço de matinada.
4. Me'n  vais a peu.
5. Paraules d'amor
6. Saps.
7. Manuel.
8. Sintonia.
Tete Montoliu interpreta Cançons Catalanes i Tradicionals.
9. Qui em dira on van.
10. El testament d'Amelia.
11. Cançó de lladre.
12. La dama d'Aragó.
13. El cant dels ocells.

Estos dos discos son una claro testimonio de la amistad que tuvieron Joan Manuel y Tete Montoliú y de la admiración que el gran pianista –maestro y referente del jazz– sentía hacia la obra de Serratt.

La primera vez que tocaron juntos fue en el Palau de la Música de Cataluña y a partir de ahí realizaron una gira de seis meses de la que Joan Manuel tiene un recuerdo muy enrañable: «Fue una inolvidable gira –escribe Serrat– de la que la autoridad gubernativa procedió a suspender varios conciertos, y en la que nunca sabíamos, hasta el último momento, si podríamos tocar o no. Llegado el momento en que a Tete le resultó muy complicado compaginar su carrera de pianista de jazz con nuestras actuaciones, me presentó a Ricard Miralles, que me ha acompañado a lo largo de buena parte de estos 50 años.»


Personalmente tuve la suerte y el placer de escuchar y mantener con Tete Montoliu una relación cercana y amigable en la mítica sala "Whiski Jazz" de Madrid –que fue cerrada en abril de 1995–. Era una sala que yo visitaba habitualmente y en la que llegamos a formar una tertulia en la que siempre participaba Tete cuando estaba por Madrid.

Él conocía mi pasión por los "cantautores" y recuerdo perfectamente una noche que me comentó: "De todos el que más me gusta es Serrat, su música es apasionante y me encanta explorar sus canciones para atrapar de ellas miles de matices y vericuetos musicales que me llenan de inspiración.«... No eran solo palabras, fue algo que Tete siempre demostró e hizo tangible en sus interpretaciones. Por ejemplo, en esta interpretación de "Paurales d'amor" que podemos escuchar en el vídio con el que concluyo este "cuegue"... (Merece la pena verlo y escucharlo y, a la vez, fijarse en la cara de Joan Manuel haciendo realidad y evidente aquello de que "la cara es el espejo del alma".)