Páginas vistas en total

miércoles, 1 de abril de 2015

BREVE REFLEXIÓN EN TORNO A ALGUNOS PRINCiPIOS QUE CARACTERIZARON EL NACIMIENTO DE LA "NUEVA TROVA CUBANA".

Hace unos días, cuando tuvimos la gran oportunidad de tener por España a VICENTE FELIÚ, entre los bien lindos regalos que me hizo figuraban esto dos "documentos" históricos e imprescindibles: "El documento fundacional del Movimiento de la Nueva Trova (1972-1973) y su Reglamento".


Evidentemente, además de emocionarme ante el gesto del amigo –que le agradezco con toda mi ama–, me he leído con entusiasmo y con mucho interés estos dos documentos, que conocía de referencia a través de diversos libros relacionados con la Nueva Trova, pero que nunca los había tenido completos en mis manos.

En realidad, os aseguro que no han podido llegarme en un momento más oportuno –como "caídos del cielo"–, porque justo me he hecho con ellos en un momento en el que por fin, después de un montón de años, me he decidido a escribir un nuevo libro sobre la "canción de autor", la "nueva trova" o, simplemente el verdadero "canto popular" y su identidad.

Hoy, en este cuelgue, simplemente voy a compartir, con todos vosotros y vosotras, algunos de los principios expresados entre los "acuerdos" fundacionales de la Nueva Trova, surgidos del "I Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores" celebrado en Manzanillo (Cuba), del 29 de noviembre al 3 de diciembre de 1972.

Soy consciente de que estos principios han cumplido ya más de cuarenta años, y de que el contexto en el que surgieron ha cambiado, sin embargo creo que merece la pena reflexionar sobre estas expresiones concretas de la "memoria" porque considero que de ellas podemos obtener referencias y aprendizajes importantes, y que creo que deberíamos recordar y, en muchos casos, recuperar. ¡Vamos con ocho de esos principios!


• La canción, como toda expresión artística, pero incluso con una efectividad superior a otras manifestaciones, influye en la educación tanto estética, como ideológica  de nuestro pueblo.

• Este movimiento de jóvenes creadores quiere apoyarse en lo mejor de nuestras tradiciones estéticas, como fundamento de su actividad artística.

• La creación de "contenido social" (entre otras posibles denominaciones) emana directamente del desarrollo histórico de nuestro pueblo. Es en él donde está su fuente vital.

Rechazar todo tipo de individualismo, autosuficiencia, veddetismo, con las concepciones de modestia, austeridad y naturalidad que deben caracterizar a todo artista revolucionario.

• Debemos ir a nuestro "folclor", recoger los aspectos positivos de nuestra música tradicional, conocer las expresiones culturales latinoamericanas, los valores verdaderos de los pueblos que luchan contra el imperialismo y el colonialismo, y utilizar lo mejor de la cultura universal.

• Estos aspectos deben enriquecerse mediante la técnica rigurosa, que sirva de base a la investigación y a la experimentación, a fin de ampliar la cultura musical de nuestro pueblo.

• Este movimiento expresa y reafirma la importancia del análisis crítico de los textos, combatiendo la ambigüedad literaria y la superficialidad propias de la ignorancia y el facilismo.

• Debemos actuar en todo momento con la conducta digna de un revolucionario, tanto en la escena como fuera de ella.


Estos ocho principios constitucionales del Movimiento de la Nueva Trova fueron consensuados y firmados por los siguientes creadores y/o trovadores:


Han pasado los años, y quizá esos principios –que personalmente considero válidos en su conjunto–, hoy en día algunos de los anteriores firmantes no los suscribirían. (Lamentablemente algunos de ellos han fallecido). De la misma forma tampoco lo harían otros creadores más jóvenes tanto en España, como en Latinoamérica.

Soy consciente de ello, sin embargo creo que merece la pena repensar esos principios porque el sueño de la justicia, de la libertad, de la paz, y del disfrute universal de los derechos humanos –del y por el que nacieron– sigue siendo un sueño no realizado, pero posible y cada vez mas necesario y urgente.