Páginas vistas en total

viernes, 20 de marzo de 2015

EL DÍA MAS INSOSPECHADO Y EN EL LUGAR MÁS IMPREVISTO PUEDE APARECER Y SORPRENDERTE UN GRAN TROVADOR COMO "REY MONTALVO", POR EJEMPLO.

Vicente Feliú en estos últimos días que hemos compartido en Jaén y en Madrid me ha contagiado una palabra y una forma de sentir y de actuar, me refiero a lo que él llama "TROVADICCIÓN". Yo hace tiempo que soy un "trovadicto", pero ahora, después de estos días, los soy "a tope", o sea, prácticamente sin medida. Las consecuencias de esa adicción se notan, en concreto, AQUÍ DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA: este es ya el tercer "cuelgue" seguido que voy a dedicar en el blog a un trovador o trovadora cubana. Primero fue Liuba María Hevia, después Yhosvany Palma, y hoy le toca a REY MONTALVO.

Rey Montalvo.

Serrat, en su canción "Especialmente en abril" dice "que el día más insospechado y de cualquier manera en el lugar más imprevisto te puede aparecer la primavera"; pues bien. en esto de la canción pasa algo parecido: el día más insospechado, de cualquier manera y en el lugar mas imprevisto descubres y te enganchas a un cantautor que te sorprende y te enamora.

Esto me pasó a mi con Rey Montalvo. Os cuento como ocurrió. El día que Vicente nos ofreció su concierto en la sala Liber Arte de Madrid me regaló un libro titulado "Pescador de Eneros" que es una absoluta maravilla. Libro de Ediciones Vigía –colección Andante– hecho a mano en Matanzas (Cuba), y creado usando telas, colores, acrílicos, papeles y cartulinas de diferentes texturas y gramajes. Libro numerado, de 200 ejemplares de tirada.

Concretamente me refiero a éste libro que corresponde al ejemplar 054: 


Vicente me explicó que pertenecía a Rey Montayo, uno de loas mejores trovadores cubanos que había surgido recientemente en la isla. 

Aparte de quedarme flipado con la edición –de iniciativas así me gustaría disfrutar en España–, me enganchó la poÉtica de trovador residente en Matanzas.

«Busca refugio en tesoros nuevos,
sube peldaños, enamora el ego,
mira la luna, vívete inmenso,
cuéntale al mar tus aventuras.
Lima las piedras, prepara el sebo,
vuélvete hijo predilecto del años nuevo».
(Pirata - Pescador de eneros).

Aquella misma noche, después del concierto busqué en internet a Rey Montalvo con el fin de seguir las huellas de lo que parecía una gran sensibilidad, y me informé de que había grabado un primer disco en 2012 –en EGREN– producido por Silvio Rodríguez ("Ojalá"). Un disco titulado "Lares" compuesto por doce canciones en el que colaboraron con sus voces el propio Silvio y Vicente Feliú; y una banda integrada por músicos y colaboradores como Emilio Vega, Tolando Luna, Oliver Valdés, Chino Berdecia y Efraín Rios.



De Rey Montalvo y de sus creaciones dice la cantautora Marta Valdés:

«Los caracteres jugosamente delineados, las historias, las maneras de organizar la vida en un decálogo personalísimo entonado según los diversos rumbos que puede tomar una canción --esa bendita manera de intentar aproximarnos a otros—no responden al dictamen emitido por alguien con sobrada mayoría de edad, ni siquiera por alguien medianamente entrado en años sino al hervor de un joven que trata de enjuagar su mirada para que sea ella quien decida el color de las cosas, sin necesidad de verlas a través de cristal alguno.

Rey Montalvo se trepa al carro de la canción con un abuelo hacia dónde o desde dónde enfocar los diferentes perfiles que animan y tipifican los entramados y las pasiones de su época. En su canción se posan aves caprichosas; en su poesía, tan joven, recibimos el baño de luz del enamorado que cifra sus sueños en un ventanal o asume, sin rubor, el beso predestinado desde los tiempos en que quién sabe quién inventó el primero, todavía saltarín, acechante por entre libros, mamparas, vitrales y todo tipo de escondrijos, dispuesto a jugarse el todo por el todo y estallar, hecho sonidos, desde la redondez de un disco. Hágase la suerte para el joven trovador.»


Rey Montalvo cantando junto con Vicente Feliú en el espacio
"CANCIÓN DE TODOS"; espacio hermano y hermanado,
desde hace tiempo, con "CANCIÓN CON TODOS".

.... Y respondiendo a las últimas palabras de Marta Valdés: la suerte se hizo y se sigue haciendo para Rey Montalvo... ¡Os propongo escucharle!... No me queda nada más que decir, me encanta el trabajo de este trovador y ¡la sueerte está echada!


«Descubrí que mi nueva canción se repetía,
que contaba los pasos en línea sin avanzar.
Descubrí a mi mujer en pijamas con otro hombre:
el amigo que quiso aplaudirme y no lo logró.

Suerte que mis vicios,
no alcanzan la droga, el tabaco, ni el alcohol.
Suerte que en mis bares,
entran amigos de a diez por un dolor.

Disipé los aromas bestiales que desprende
la basura que viste camisas y pantalón.
Aprendí a destapar los volcanes de la paciencia,
y besé otra vez a la chica que no se vistió.

Suerte que en mis noches,
el perfume de madre me dice “todo está bien”.
Suerte que en mi cama,
duermen los trenes lo mismo que yo en un anden.

Y escribir disparates me salva,
y cantar lo que quieran las almas,
y mis vicios, mis noches, mis bares
y mi resplandor.
Y fingir que nos queda esperanzas,
y sufrir y esperar la venganza,
de los pobres que son menos pobres
por su corazón.

Y confiar en futuros gobiernos
en la ley, en un Dios, en lo eterno,
en la vida que aburre si niega
un grave pesar.
Y tocar en el piano a Lecuona,
a las niñas hacerlas señoras, 
en la escuela estudiarse 
la Biblia y el Corán.

Y tomar por asalto a una nube,
y bajar por los pies al que sube,
y exprimirme las manos
si escribo una mala oración.
Y volar con las alas robadas,
y aguantar que te ofendan bobadas,
que provocan ideas absurdas
como esta canción.»
("Punto")