Páginas vistas en total

lunes, 9 de marzo de 2015

PABLO GUERRERO: «SIENTO EN TUS MANOS..., PIENSO, VELO, VIVO, TODO EN TUS MANOS». (CRÓNICA MUY PERSONAL DE UN CONCIERTO INOLVIDABLE).

El pasado sábado, día 7, en el concierto que nos ofreció  PABLO GUERRERO en la Sala Galileo, de Madrid, con motivo de la presentación de su nuevo disco "Catorce ríos pequeños" –gracias a mi buen amigo Domingo, que me mima cada vez que voy a un concierto– pude sentarme en la primera fila de la sala, justo en el centro y al ladito del escenario. Nada más salir Pablo, desde que contemplé su primer gesto, incluso antes de ponerse a cantar, me llamaron la atención sus manos y me vino a la memoria el estribillo de la "Cançó de les mans" de Raimon:

«De l'home mire sempre les mans.»
«Del hombre miro siempre las manos.» 

A partir de ese momento mi Samsung y yo no pudimos perder de vista las elocuentes y expresivas manos del cantautor extremeño. No pude evitarlo, las fotografié constantemente.

Aquí os comparto el resultado de aquella fascinación. Voy a ir alternándola con algunos nuevos versos de los "Catorce ríos pequeños":


«Cerca estoy de aquí y de allá.
Escucho ramas tensadas
y el alma, lino que arropa.
Estoy MANO sobre MANO.

Siento que el día se apaga
que acude lo inesperado.
Qué dulce es su presencia.
Estoy MANO sobre MANO.»


«Oigo la sombra del agua,
me abrazo al misterio
de una nube malva.
Oigo un acorde en tus MANOS
esparzo el poema
de lo que habitamos.»


«Tu boca en mi boca,
tu anhelo en mi anhelo...
tu MANO en mi MANO,
ru vuelo en mi vuelo...»


«Siento en tus MANOS,
pienso en tus MANOS.
Nazco. Nazco en tus MANOS...
Velo en tus MANOS,
vivo en tus MANOS.
Todo, todo en tus MANOS.»


«Agüita clara brilla en tus MANOS.
Sólo el amor, solo el amor.»