Páginas vistas en total

martes, 12 de agosto de 2014

ALEJANDRO RIVERA: DE COMO LA SIMPLICIDAD Y LA CALIDAD SE FUNDEN Y SE ABRAZAN EN «SIETE SÁBADOS».

Recuerdo que hace unos meses, un buen día, ALEJADRO RIVERA, cantautor sureño, me hizo llegar un vídeo de la serie "Directo en Lavapiés" que me encantó; tanto que lo seleccioné como uno de los vídeos-canciones que habitualmente utilizo como "buen día" en mi muro de facebook. 

Aquel vídio, Alejandro me lo anunciaba como un anticipo de su nuevo disco, y en él cantaba –acompañado de AROA FERNÁNDEZ– la canción "Más de cien lunas". Me gustó tanto lo que escuché que desde entonces he estado esperando con muchas ganas la audición de aquel su próximo disco completo.

Como pórtico del cuelgue de hoy os propongo ver y disfrutar el vídeo que Alejandro me mandó:


«Te colaste entre mis pasos 
sin permiso y sin reparo, 
derramaste mis esquemas, 
mis principios y teoremas.
Si tu risa me desarma 
y tus palabras me dan calma, 
no dejemos que las lunas 
que separan nuestras vidas 
sean los muros que hagan sombra 
y nos impidan a gritar bajo la lluvia, 
lo que hoy grito a escondidas».
(“Mas de cien lunas”)

Pasó el tiempo y, por fin se publicó el nuevo disco –segundo– de Alejandro Rivera titulado "Siete sábados" compuesto de siete canciones. (Es hermoso -o al menos curioso– esto de plantearse grabar un disco con siete canciones –los siete días que componen una semana– y que cada una de las canciones corresponda a un sábado. Concretamente la canción "Mas de cien lunas", que cierra el disco, es la "Sábado 7").


Las canciones que componen este disco son las siguientes:
• Sábado 1 - "Canción debida".
• Sábado 2 - "Como un globo por las calles".
• Sábado 3 - "La edad invisible".
• Sábado 4 - "El día de los parques".
• Sábado 5 - "Mi punto y aparte".
• Sábado 6 - "Veraneo".
• Sábado 7 - "Más de cien lunas" (Con Aroa Fernández).

Por una serie de circunstancias no pude asistir a la presentación de este disco en la Sala Libertad 8 –¡cuánto lo sentí!–, y hasta el pasado lunes no he tenido la oportunidad de escucharlo. (Ha sido uno de los discos "terapéuticos" o "cura-ictus" que, por supuesto, recomiendo a cualquier persona que quiera recuperarse y fortalecerse el alma).

Hace un tiempo –en junio de 2013– expresé, en este mismo blog. lo mucho que me gustó el primer disco de Alejandro Rivera titulado "La fiesta del agua"; lo anunciaba entonces y lo confirmo hoy, nos encontramos frente a uno de los mejores cantauores que tenemos en nuestro país tanto desde el punto de vista artístico –la calidad de sus canciones e interpretaciones–, como desde su profesionalidad y su personalidad. 

Alejandro es un hombre sencillo, humilde, trabajador al límite, buen compañero y con un claro distanciamiento –que le engrandece– de la "movida y del mundillo cantautoril insostenible" que a veces suelen provocar tres puntos de conflicto que, con bastante frecuencia, son convergentes: la "envidia", el "despelleje" y el "peloteo-servil".

Alejandro Rivera. (Fotografía: Jesús Mayorga).

¡Dejado claro lo anterior, vayamos a lo importante!. Aquí lo importante es Alejandro. En "Siete sábados", con referencia a "La fiesta del agua", Alejandro ha conseguido el dominio de la simplicidad en el describir y narrar literario de sus canciones; una simplicidad que embellece sus textos y los hace directos; aparentemente muy sencillos, pero, a la vez, de una gran profundidad.

«No pierdas la calma
porque he inventado una sonrisa de perfil
que se deshace por amor....
Porque busco cielos para ti,
busco cielos para mí,
busco cielos y vivir».
(“Canción debida”)

«Para volar me sobran las canciones,
entre canciones te espero algún día...
y una sola canción me bastó a mí
para encontrate a ti».
(“La edad invisible”)

«Exprimo mi vida en nuevas canciones,
revivo y me ahogo en breves historias».
(“El día de los parques”)

“Cambio el cielo por el suelo 
pinto piedras como estrellas, 
guardo hojas que me abrigan 
y personas que me alivian. 
Vendo risas en canciones, 
piruletas en acordes y mi voz…
y mi voz en cualquier noche“
(“Mi punto y aparte”)

Por otra parte Alejandro Rivera –que ama su profesión y es consciente de que la va construyendo día a día sin "prepotencias"– ha mejorado considerablemente en su cantar y en su capacidad interpretativa; resultado evidente de su trabajo sistemático formando parte, desde el 2012,  de "Black Light Gospel Choir" –en el que interviene como corista y solista–, y, paralelamente, trabajando en el elenco del teatro musical infantil "Pepe Grillo Gospel Show & The Jauja Singers" con permanentes representaciones en  Galileo Galilei, Teatro Sanpol o Teatro Lara de Madrid.



En síntesis, que los "SIETE SÁBADOS" de ALEJANDRO RIVERA son absolutamente recomendables pa'cualquier día de la semana y del año. 

Evidentemente, concluyo este cuelgue haciendo una especial mención al equipo que ha acompañado a Alejandro Rivera en la grabación del disco: Rolfi Calahorrano (coproductor, pianos, rhodes y saxos), Lauren P. Stradmann (percusión), César Torres (guitarras), Jose Carlos Roca (violoncelos), Joaquín Brito (guitarra flamenca),  Aroa Fernández, Noelia Marló, Laura Serrano, Justi Vega y Álvaro Serrano (coros), Ricardo Poyato Stradmann (grabación, mezclas, masterizado), Jesús Mayorga (fotografía) y Adriana Moragues (arte, diseño y maquetación)