Páginas vistas en total

viernes, 27 de junio de 2014

RETRATO ÍNTIMO DE «JOAN MANUEL SERRAT»

JOAN MANUEL SERRAT

Joaquín Sabina, en una de sus canciones, nos dice refiriéndose a Serrat: "tengo yo un amigo que es un lujo para el alma y el oído [...], que saca, cuando menos lo esperas, palomas de la paz de su chistera. Y, cuando canta, le tiembla el corazón en la garganta".

Cuando escuché, por primera vez, esta canción, me vinieron a la memoria unas hermosas palabras de Neruda: «La poesía es siempre un acto de paz. El poeta nace de la paz como el pan nace de la harina».

Efectivamente, Joan Manuel Serrat es un sensible y extraordinario poeta de la vida y de la cotidianidad; un poeta que canta; un poeta al que le nacen las canciones "rebuscando" y "regustando", incansablemente, en su corazón, la paz y la ternura; y que, después, cuando las canta, es como si las echara a volar en libertad...

Pero además Serrat, con su naturaleza consustancialmente lírica, es un poeta-cantor que pertenece a la estirpe de aquellos que, en uno de los momentos más críticos de nuestra historia, fue capaz de darle a lo poesía –a la suya y a la de nuestros más grandes poetas– una profundo y liberadora utilidad pública.


Alberto Cortez, años atrás, también decía en una de sus canciones: "Mientras quede una corriente de agua fresca y perduren las canciones de Serrat, ¡arriba la vida! ¡que no muera la esperanza!".

Efectivamente, Joan Manuel Serrat, cuando nos canta, se transforma en un sensible y extraordinario antídoto contra la desmoralización y la desesperanza...

... Serrat nos sabe ofrecer, con generosidad, fórmulas y conjuros para construir un bello sueño, o sencillamente, para curar las heridas que a veces no duelen tanto en la aventura de vivir:

"Per construir un bell somni cal posar-s'hi a plena dedicació i estar pendent, a tota hora, de si riu, si dorm, si plora com si es tractés d'un nadó". ("Para construir un bello sueño hay que dedicarse plenamente a él y estar pendiente en todo momento de si ríe, si duerme, si llora como si fuese un recién nacido").

˝Saca a paseo tua instintos y ventílalos al sol; y no dosifiques los placeres; si puedes, derróchalos. Si la rutina te aplasta, dile que ya basta de mediocridad... Pelea por lo que quieres y no desesperes".

... Serrat rescató en su día el valor de las "paraules d'amor sezilles i tendres", y sabe descubrir y desvelarnos el valor de la presencia y del latido humano detrás de toda realidad, por pequeña e insignificante que sea:

"Detrás –de todo– está la gente, con sus pequeño temas, con sus pequeños problemas, con sus pequeño amores. Detrás de la gente, con sus pequeños sueldos, sus pequeñas campañas, sus pequeñas hazañas y sus pequeños errores».

... Serrat sabe y siente mucho sobre la solidaridad y sobre el amor y, también, sobre la intolerancia, la injusticia y el desamor.


... Y sobre todo, ¡bendito sea Joan Manuel!, porque sigue creyendo y defendiendo esa "utopía", que algunos quieren prenderla por rebelde y por subversiva, pero que, para él, para mí, y para tanta buena gente, sigue siendo "como el pan nuestro de cada día".

"¡Ay! Utopía, dulce como el pan nuestro de cada día. ¡Ay! Utopía, cómo te quiero porque les alborotas el gallinero. ¡Ay! Utopía, que alumbras los candiles del nuevo día".

Y así fue, y así es, como este poeta-cantor imprescindible, va "contagiando a los cuatro vientos las risas y los lamentos de la sangre puestos en pie... Sol, La, Sol, Fa, Mi, Re, Do, Re...".

Y así fue, y así es, como escuchando el cantar y la música de Serrat "mi corazón echa a volar como un cometa... Fa, Sol, Fa, Mi, Re, Mi, Fa...».