Páginas vistas en total

lunes, 31 de marzo de 2014

«LA MIRADA EXPANDIDA» Y SU GESTO DE APOYO AL CENTRO DE LA CANCIÓN DE AUTOR. SEVILLA, 4 DE ABRIL.

Hoy quiero expresar mi total agradecimiento a un gesto de solidaridad y de apoyo al "Centro de Investigación y Desarrollo de la Canción de Autor" –en su proceso de creación–, expresado y recibido por parte del Colectivo Cultural «LA MIRADA EXPANDIDA».


"LA MIRADA EXPANDIDA" es un colectivo integrado por creadores en diversas disciplinas artísticas (pintores, fotógrafos, escultores, escritores, músicos, etc) que se han unido con el fin de reivindicar y recuperar el valor de LA EMOCIÓN y de los SENTIMIENTOS como el punto de referencia y de encuentro fundamental entre el artista y el público. Objetivo y reto imprescindible para conseguir que la cultura y el "ARTE", en particular, sea un valioso nutriente del espírituuna realidad tangible que contribuya al auténtico y más saludable desarrollo humano.

Personalmente, mi conexión con este colectivo surgió a partir de la publicación del último disco del cantautor sevillano PEDRO SOSA titulado "Universo de trapo", producido por Adolfo Langa y comercializado con el objetivo de apoyar a la Asociación "Proyecto Honduras"; asociación a la que irán destinados todos los beneficios del disco. 

Sobre este disco puede obtenerse mayor información, en este mismo blog, a través de los siguientes enlaces:


Tras la edición de "Universo de trapo" se realizaron, y se siguen realizando, en torno a él, una serie de conciertos-espectáculo cuya escenografía –muy hermosa– fue pintada y montada por componentes de "La mirada expandida", entre ellos, José Sánchez Hidalgo –pintor y profesor en la Facultad de Psicología de Sevilla– al que tuve la oportunidad de conocer con ese motivo, y con el que, desde entonces, mantengo una buena amistad.

Escenografía del concierto-espectáculo "Universo de trapo"
de Pedro Sosa.

Pues bien, el gesto de solidaridad y de apoyo de "La mirada expandida" con el Centro de la Canción de Autor, al que antes hacía referencia, se va a concretar el próximo día 4, es decir, el próximo viernes, en La Carbonería, de Sevilla (Leviés, 18).

Os cuento: El día 4 de abril, a las 8 de la tarde, se inaugurará en "La Carbonería" una exposición de pintura y fotografía con obras de cuatro de los componentes del colectivo "La mirada expandida", concretamente Antonia Cortijos, Xavier Bartumeus, Toni Riera y José Luis Pardina. Estas son cuatro de las obras que compondrán dicha exposición:

Obra de Xavier Bartumeus. Oleo sobre DM.
Obra de Antonia Cortijos.  Oleo sobre papel.
Fotografía de José Luis Pardina.
Obra de Toni Riera. Oleo sobre DM.

Con motivo de esta exposición José Sánchez Hidalgo –componente del Colectivo "La mirada expandida"– ha organizado en la Carbonería, el mismo día de su inauguración –o sea, el viernes que viene– un encuentro-recital en el que participarán, músicos y cantautores como Pedro Sosa, Adolfo Langa, Chiqui Calderón, Fernando Arduán y Alfonso del Valle.

Precioso encuentro en el que se presentará el Centro de la Canción de Autor y sobre el que todos los participantes han tomado la decisión de ceder al Centro los ingresos que ese día puedan generarse; gesto que agradezco con toda mi alma y en nombre de los 316 consoci@s fundadores que ya "cantamos juntos como quien respira".

Y ¡claro!, evidentemente el viernes me voy para Sevilla; imposible no estar ese día con tan grandes y buenos creadores y amigos... Voy de cronista como mi cámara, ¡ya os contaré!. 

domingo, 30 de marzo de 2014

DESDE MI ATALAYA; «¡A VER SI SE ENTERAN!».

Siguiendo la tradición "criticona y chismosa", tan característica en nuestro país, me llegan ecos de que hay algunas personas que piensan y están expresando opiniones o puntos de vista similares a éste: «Ya verás al final, después de esta Campaña de Socios que se ha montado Lucini, todo se va a quedar en una lista de cantautores, y vete a saber a los que incluye y favorece».

Os aseguro que afirmaciones como ésta no me sorprenden; ya soy viejo en la "materia" y con el "género", y era algo previsible y que tenía previsto antes de lanzar la Campaña.

Hay quien piensan –y yo estoy bastante de acuerdo– que ante críticas como ésta, lo mejor es "pasar", no entrar en la polémica; sin embargo, en esta ocasión, como lo que está en juego es la colaboración y el gesto generoso e ilusionado de muchas personas que han decidido apostar por el Proyecto, me voy a permitir "subirme a mi atalaya" para responder desde allí –donde reina la serenidad– a las "críticas" y a los "chismorreos" infundados que algunas gentes, creo que pocas, están expresando. ¡A VER SI SE ENTERAN!



La mejor forma de responder a las nada "limpias" sospechas que formulan algunas personas, no es otra más que contar lo que voy –lo que vamos a hacer–; o sea, aquello a lo que personalmente me he comprometido al lanzar la Campaña de Socios.

El primer objetivo es ciertamente hacer un «listado de autores e intérpretes», lo más completo posible, en el que figuren "TODOS" los que "han cantado como quien respira" desde los años 60 –fecha en la que sitúo el nacimiento de de nuestra "nueva canción de autor"– hasta la actualidad. Un listado –que no existe– en el que estén desde lo creadores que lamentablemente ya se nos han ido –tanto los conocidos, como los olvidados– hasta los más "amateur" –como alguien llama– a los que apoyo todo lo que puedo porque, en general, se lo merecen por el esfuerzo que realizan y porque entre ellos sin duda, se gesta la esperanza y el futuro.

El segundo objetivo es "darle vuelo" y difusión –la más que podamos– a ese listado de más de 1.300 autores e intérpretes y a sus creaciones; y hacerlo creando un espacio en el que TODOS estén presentes –por supuesto si lo desean–. Espacio de encuentro y de difusión que va a ser la Web "CANCIÓN CON TODOS" que ya tenemos registrada legalmente y en proceso de construcción.

Y, de momento, el tercer objetivo, que nos vamos a plantear con la puesta en marcha del Centro de la Canción de Autor, es demandar e iniciar la creación de una FONOTECA en la que se recoja y pueda ser consultada la obra de nuestros autores e intérpretes relacionados, de alguna forma, con el género al que llamamos "canción de autor". En este momento, la fonoteca de la que personalmente dispongo –tras más de 30 años de trabajo– cuenta con más de 70.000 canciones de las que más del 60% están clasificadas; fonoteca que donaré al Centro pero que hay que seguir clasificando y actualizando.

Cierro este cuelgue con una pregunta exclusivamente dirigida a los/las posibles criticones y chismosos: «¿OS HABÉIS ENTERADO?»... Es para esto para lo que he lanzado la Campaña de Socios y Socias fundadores del Centro de la Canción se Autor... Y, otra cosita: «¿SABÉIS QUE LO ESTAMOS CONSIGUIENDO?»; pues sí, lo estamos y lo vamos a conseguir, a pesar vuestro, con la participación los que ya somos "consocios y consocias fundadores", y con los que se irán sumando a la campaña en los próximos días.

Hoy o mañana, cuando descienda de mi atalaya, haré una primera descripción detallada de los contenidos de la Web CANCIÓN CON TODOS. Siento verdadera necesidad de que vayáis conociendo las concreciones y los avances que vamos realizando.

sábado, 29 de marzo de 2014

DE CÓMO LA PALABRA, LA MÚSICA Y LA IMAGEN SE HERMANAN EN UN LEGUAJE COMÚN

Como suelo repetir con bastante frecuencia, una de mis convicciones más claras es la necesidad de que se abran, de par en par, las puertas y las ventanas de los Centros Educativos a la música y a la canción, o sea, que la música y la canción formen parte importante –yo diría que consustancial– del lenguaje y de la relación educativa.

Con ese motivo en el año 1980 escribí un libro al que llamé "MÚSICA, CANCIÓN Y PEDAGOGÍA" en que tuve el inmenso placer de contar con la colaboración del grandísimo pedagogo brasileño PAULO FREIRE.

Con Paulo Freire. Acabábamos de presentar el libro
"Música, canción y pedagogía".

En aquel libro recogí y conté toda una serie de experiencias prácticas que yo había programado y vivido en la escuela, con niños y niñas de diferentes edades, en torno a la utilización de la música y de la canción como lenguajes educativos.

Entre aquellas experiencias trabajé muy especialmente la relación que puede establecerse entre la música, la canción y la expresión plástica. Experiencias todas ellas planteadas con un objetivo esencial: "Escuchar relajados una música o una canción, dejarse penetrar por ella, darle vuelo libre a la imaginación, descubrir lo que nos hacen sentir, o lo que nos sugiere y ¡pintarlo!, es decir, expresarlo plásticamente".

Hoy me apetece compartir con todos vosotros y vosotras algunos ejemplos de aquella experiencias:

• El primero es de una actividad realizada con niños y niñas de 8 años. La música que trabajamos en aquella ocasión fueron los temas "Aquarium" y "El cisne", de la obra "El carnaval de los animales", de Camille Saint-Saëns.

El tema "Aquarium" puede escucharse en el siguiente enlace de "goear":

El tema "El cisne" puede escucharse en este otro enlace de "goear":

Seguidamente podéis observar y leer lo que dibujaron y expresaron oralmente dos de aquellos niños –concretamente, dos niñas– a partir de la audición relajada de los temas musicales propuestos. Fue lo que sintieron e imaginaron durante la audición El primer dibujo corresponde al tema "Aquarium" y el segundo al tema "El cisne".


Dibujo de la izquierda: "Era una sirena feliz que tocaba su arpa en el mar. Un día se acercó a ella un pescador y la sirena al verle se puso muy triste. El pescador echó su red, pescó a la sirena, le quitó su arpa y se puso a tocarla. Mientras la sirena no dejaba de llorar".

Dibujo de la derecha: "Un niño tocaba su guitarra en el campo, se había quitado sus zapatos para estar más cómodo. Los pájaros contentos volaban a su alrededor. De pronto apareció una niña que andaba recogiendo flores sobre su falda, oyó la música y se fue junto al niño. Luego el niño se puso sus zapatos, la niña dejó caer las flores al suelo y se fueron a pasear cantando juntos˝.

• El segundo ejemplo que me apetece mostraros fue una experiencia que realicé hace años en la escuela con alumnos y alumnas de 13 y 14 años. Recuerdo que fue impresionante.

Partimos de la audición relajada del tema instrumental "La terra és plana" interpretado por el grupo catalán SEXTA SÓNICA. Tema que os propongo escuchar en el siguiente vídeo:


Propuse a los chicos y a las chicas que escucharan la música relajados e intentando descubrir lo que les hacía sentir, o lo que sensitivamente les sugería. Seguidamente, tras poner en común sus sentimientos y sus percepciones, les invité a crear una secuencia narrativa que expresara de alguna forma lo que la música del grupo Secta Sónica le había sugerido; secuencia narrativa que desarrollaron a través de una serie de dibujos que fueron convertidos en diapositivas. Finalmente, ya con la diapositivas disponibles, volvimos a escuchar la música proyectando dichas diapositivas y dando origen a un magnífico montaje audiovisual.

Seguidamente podréis observar aquellos dibujos y conocer la secuencia creada por aquellos chicos y chicas de 13 y 14 añoa. Observar que debajo de cada dibujo fueron anotando su contenido y el tiempo en que cada diapositiva permanecería en pantalla acompasada con la pieza musical.


Permitidme que copie, a continuación, algunas anotaciones que publiqué en mi libro relacionadas con este te montaje creado a partir de un música de "Secta Sónica". (No olvidemos que el libro está fechado en 1980, o sea, hace 34 años).

Concretamente escribí lo siguiente:

«No quisiera condicionar a nadie en la interpretación de este montaje a niveles simbólicos. Tan sólo ofrezco algunas consideraciones que tras su realización me comentaron sus autores:

– El personaje central de la historia no es un ser extraño, ajeno a nuestra realidad, puede ser un ser humano cualquiera de los que nos rodean, nosotros mismos.

– Las sombras negras, esa especie de manchas informales que persiguen, envuelven, invaden y legan a devorar al personaje representado, son unos claros signos de la represión, son elementos claramente despersonalizantes... ¿A quién representan esas sombras?... Tal vez yo mismo o cualquiera de nosotros podamos ser en ocasiones, alguna de ellas.

– La penumbra, esa niebla por la que el personaje camina y de la que intenta escapar es la "soledad". En la soledad no buscada es difícil el avance y surge la caída, el derrumbamiento.

– Esa mano extendida en la última imagen es un claro signo de una "esperanza" a la expectativa. Recuerdo perfectamente que uno de los chicos –autores del montaje– al comentarle que su trabajo me había parecido muy desesperanzador, me contestó: "No tanto, ahí esta esa mano, tira de ella".

 – Finalmente, una reflexión: La música cuando tiene calidad y la percibimos desde la interioridad puede hacernos aflorar y tomar conciencia de nuestros propios sentimientos y de nuestra realidad más profunda. La música no es, en consecuencia, una especie de decorado o ambientación que nos envuelve, la música es comunicación, es fuente de vida».

• Por último, para finalizar este "cuelgue" me apetece compartir algo muy personal que jamás he mostrado. En la época en que realicé la experiencias anteriores con niños y adolescentes, me dio por aplicármelas a mí mismo. Me ponía una música o una canción, la escuchaba relajado, y me lanzaba a pintar lo que me habías sugerido. (Experiencia que de vez en cuando sigo haciendo y que os recomiendo, ¡es tremendamente liberadora y relajante!

Una de aquellas canciones sobre la que realicé mi propia "terapia pictórica" fue "Un cuento para mi niño"; bellísima canción de Lole y Manuel grabada en su disco "Nuevo día" (1975). Sobre aquella canción y sobre lo que me sugirió interiormente hice un montaje –absolutamene liberador– que al final se convirtió en una exposición mostrada en una Galería de "Los Molinos", en la sierra madrileña. No conservo ninguno de aquellos cuadros, solamente conservo algunos de sus apuntes iniciales que son los que seguidamente voy a compartir. Como veréis, en mis percepciones la "mariposa blanca" se transformó en una mariposa de colores.


Por si alguien no conoce la canción de Lole y Manuel, aquí os dejo un enlace de "goear" en la que podéis escucharla:

miércoles, 26 de marzo de 2014

«DESDE MI ATALAYA» CON "LA MAREMOTO".



Hoy es el primer día que me he decidido a subir a "mi atalaya"; un lugar y un espacio para la tranquilidad, para el silencio y para la soledad buscada. Desde aquí se puede observar la realidad con cierta perspectiva; puedes ver lo que acontece "a ras del suelo" con un poquito de distanciamiento, y, a la vez, puedes mirar al frente y contemplar y embelesarte con el horizonte... ¡siempre hay un horizonte!

Me he creado este lugar –que lo llevo dentro– para reflexionar serenamente sobre la realidad que vivo día a día, y, en particular, sobre las realidades que más me impactan, o que me resultan más significativas tanto positiva, como negativamente. Reflexiones serenas que aunque, a veces, serán críticas, siempre intentaré que sean muy positivas, y por supuesto planteadas sin agresividad y defendiendo por encima de todo la esperanza. Pienso –para empezar– que sin una sana capacidad de crítica y autocrítica la esperanza es un imposible.

Y hoy, "DESDE MI ATALAYA" me apetece "reconvivir" con la experiencia que supuso para  mí, y creo que para otras muchas personas, el concierto que nos ofreció LA MAREMOTO el pasado domingo, 23 de marzo, en la Sala Libertad 8, de Madrid.

La Maremoto.

La Sala Libertad completamente llena. Un clima humano sensible y festivo. Y un montonazo de amigos y admiradores en torno a ella: Gabriel Monsalve, Inés Poveda, Gadea Ramos, Viridiana, Enrique Sánchez, Víctor Milán, Palma Rodríguez, Pablo Bermejo, Chica Metáfora, Remmert Deen, Dani Fernán, Juan Carlos Cristiano, Daniel Hare, Rodrigo Cabezas, Manu Clavijo, Andrés Sudón, Juan Fernández Fernández, Julio Hernández, Alicia Ramos, Daniela Riso, Pedro Chillón, Marta Plumilla, Lucía Diaz, yo y muchos más.

Para mí el concierto de La Maremoto, en la Sala Libertad 8 fue, ante todo, una elocuente lección "de bien y de buen cantar". Esta mujer tiene una voz preciosa; moldea las palabras y el canto a la perfección –canta simplemente latidos–. Su dicción es extraordinaria, e interpreta con todo su cuerpo; en particular con su mirada, con sus gestos, con su sonrisa y con sus manos.... La manos de La Maremoto cuando se echa a cantar parece que acarician a su voz y a quienes la estamos escuchando.

Pero al margen de lo anterior, que es importante, La Maremoto en sus concierto me reafirmó en tres de mis grandes convicciones actuales en torno a la "canción de autor"

Primera. Después de escuchar a La Maremoto, que fundamentalmente es intérprete, ¿quién se atreve a decir que una intérprete como ella no es "cantautora"?. La Maremoto canta "canción de autor" y es una "cantautora" de arriba a abajo. Las canciones que interpreta vuelan, te atrapan, te pellizcan hondo, e incluso, a veces, van mucho más allá y trascienden la realidad del propio autor. La Maremoto con su voz y con su personalidad no crea "canción de autor", la "recrea" y la dignifica.


Segunda convicción. La he repetido miles de veces y La Maremoto me lo confirmó de forma evidente y clara en su concierto del domingo pasado: La "humildad" –relacionada con la creación artística– es una de las bases y de los fundamentos esenciales, de la calidad. El creador, o el compositor, "humilde" no necesita forzar las situaciones para mostrar su arte; no le hacen falta "poses" y palabrerías inútiles; no tiene nada que demostrar; se muestra como es, sin prepotencias ni mesianismos, –sencillamente humano–; y es de esa forma –cantando bien, como La Maremoto canta– como convence y atrapa.

Y la tercera convicción –que me afianzó La Maremoto– es que en la base del arte –de su arte– está también la ternura; las ganas de aprender de los demás; la erradicación del gran mal de la "envidia"; la capacidad de escucha; la incapacidad para prejuzgar o despreciar a los/las colegas sin fundamentos reales; y, en general, y como contrapunto, la solidaridad y el apoyo mutuo en caminos, reivindicaciones y destinos compartidos. 

El domingo La Maremoto abarrotó la Sala Libertad 8; alguien que posiblemente no la conocía demasiado me preguntó a la salida del concierto: «¿Y que hay que hacer para tener un lleno así en un domingo y con fútbol?» ... Mi respuesta fue rápida y clara: «Cantar como ella canta, y ser humanamente como ella es; no hay más secreto»...

Y no hace falta decir más. Aquí os dejo algunas fotografías del concierto... ¡pa que las disfrutéis!

La Maremoto.
Durante gran parte del concierto, Juan Fernández acompañó
a La Maremoto con su guitarra.
Con Enrique Sánchez. (La segunda fotografía es de Inés Poveda).
Con Pedro Chillón.
Con Dani Fernán.
Con Julio Hernández.
Con Alicia Ramos.
Daniel Hare.
Remmert Deen.
Can Daniel Hare Remmert Deen.
Con Manu Clavijo y Juan Fernández Fernández.