Páginas vistas en total

sábado, 23 de noviembre de 2013

LAURA GRANADOS, «TE CANTO AL OÍDO» Y LA PANDA DE LOS PREFERIDOS PARA NO EXISTIR.

La primera vez que me llamó la atención el nombre y la existencia de LAURA GRANADOS –compositora y cantautora gaditana–, fue en el año 2000. Me llegó el disco de Clara Montes titulado "El sur de la pasión", y escuchándolo hubo un tema que consiguió engancharme de manera muy especial; fue el titulado "Por alegrías". Os propongo disfrutarlo en el siguiente vídeo:


«Por Alegrías…
con olor a jazmines te quise un día
sin la suerte del romero
solo con el alma mia.
Pasaron años…
murió la madreselva de mis heridas
y sin darme apenas cuenta te perdía. 
Y mi bulería se perdió en la soleá
ni por Alegrías pude cantar
pena y amargura, se murió el rojo clavel
sangre de mis labios tengo que beber 
ay… que le voy a hacer
sangre de mis labios tengo que beber.
Por Alegrías...
con olor a jazmines te quise un dia
sin la suerte del romero
solo con el alma mia.
Vuelvo a quererte
cada vez que recuerdo la vez primera
Cuando solo era un sueño
que tu me quisieras».

Nada más escuchar la canción busqué en los créditos del disco y descubrí que su autora se llamaba Laura Granados, compositora a la que en aquel momento no conocía. (Aquel año yo andaba en "periodo de retirada" en esto de la "canción de autor").

Aquel "Por alegrías", en la voz de Clara Montes, me acompañó durante mucho tiempo; y el nombre de Laura Granados se me quedó muy grabado.

Pasaron cinco años, y de regreso nuevamente al universo "canrautoril", recibí el doble CD colectivo que en 2005 fue editado por el Café Libertad 8, de Madrid. Escuchando aquellos discos me di cuenta de que contenían un tema interpretado por Laura Granados, autora de la canción "Por alegrías" que en su día tanto me había impactado. El tema se llamaba "La frivolidad".

No recuerdo cuantas veces escuché "La frivolidad", pero fueron muchas. Como consecuencia de aquella canción, pasé del impacto que me produjo el primer conocimiento de la existencia de Laura –allá en el año 2000–, a un proceso de progresivo "enamoramiento" hacia la cantautora gaditana, que sigo manteniendo vivo.

Laura era, sin duda, una extraordinaria compositora e intérprete sureña que conseguía emocionarme. La "emoción", ya por entonces, empezaba a ser, para mi, uno de los principales referentes de la calidad de un disco o de una canción. (Más tarde descubrí que además Laura era, y es, una gran pianista, y una persona humanamente "bien linda").

Dos años más tarde, en 2007, después de conocer a Laura personalmente y de haberla escuchado cantar y tocar el piano en en varios de sus conciertos, grabó y editó su primer CD en solitario. Evidentemente, después de todo lo que he contado hasta aquí, aquella grabación se convirtió en "uno de mis discos de cabecera".


A partir de aquel día he mantenido con Laura una bonita amistad, y, en ese contexto, hace ya más de un año me envió una nueva canción que acababa de componer y que venía a resumir y a expresar muchas de las conversaciones que habíamos mantenido –junto con Juan Antonio Muriel– sobre la "canción de autor" y sus creadores. En aquel momento a aquella canción la titulamos "La panda de los preferidos para no existir".

Era una hermosa canción que fotografiaba, con gran realismo, la compleja situación social, cultural y política vivida por los "cantautores" en estado puro; y que, a la vez, definía, con nitidez, la identidad más profunda de ese género al que llamamos la "canción de autor".

Tanto me gustó aquella canción, que tras escucharla decidí –por supuesto con permiso de Laura– escribir un libro con ese mismo título, o sea, "LA PANDA DE LOS PREFERIDOS PARA NO EXISTIR", al que añadiría el siguiente subtítulo: "Cantautores y cantautoras libres, necesarios e imprescindibles". (Libro que tengo medio escrito y que he de terminar lo antes posible porque el contenido y las referencias que en su día me proporcionaron aquella canción, siguen teniendo plena vigencia).

La letra de aquella canción –que creo que, por su claridad, no requiere ningún tipo de comentario– es la siguiente:


«Yo escribo canciones que escapan al aire
quien maneja el aire cierra la ventana.
Y el canto se aísla se convierte en fraile
si lo llevan lejos rumbo hacia la nada.
Como vas a oírme si es que nos separan
si se ponen diques, sacos y empedradas
desviándo el viento de la tramontana
hacia un gris pantano lleno de baladas.

Yo solo puedo cantarte al oído allí donde estés
por banda ancha o cable sencillo te “interneceré”
Canto al vacio, en directo y vivo con red o sin red
Navegarás por el mar del olvido
de los secuestrados, los desconocidos
los que no se oyen, los que no figuran
Somos la panda de los preferidos para no existir
Entre las listas de los elegidos no me busques a mí
Los cuarenta cantores bandidos de Alí Babá
trasnochados y amanecidos
te canto las cuarenta al oído
con nuestras canciones, las que no se oyen,
las que no figuran, las que no han de ser

Y porque unos cuantos dieron con la clave
para la avaricia para la ambición
se hicieron los dueños, los amos del aire
y  lo que ellos venden dicen que es mejor
Si tu no lo crees, si quieres ser libre
Sé libre en tus gustos y en tu decisión
Estamos muy cerca, tú no te das cuenta
que estamos metidos en tu corazón».

Pues bien, el tiempo ha seguido pasando y ¡por fin! LAURA GRANADOS ha grabado y editado recientemente su segundo CD; un disco que recoge mucho de lo que antes he comentado sobre sus canciones, y que nos da a la perfección el tono de su calidad poÉtica y musical, e igualmente, de su madurez como creadora y como interprete.

Este nuevo disco se titula "8 voces y un destino" y en él colaboran acompañándola con sus voces y con su admiración Carmen Paría, Javier Ruibal, Enrique Heredia "Negri", Toni Zenet, "Muerdo", Inma Serrano, Tontxu y Juan Antonio Muriel.


No me voy a alargar más ahora comentando el nuevo disco de Laura Granados porque tengo previsto presentarlo a fondo, aquí en el blog, en los próximos días. Solamente quiero llamar la atención sobre como en este nuevo disco vamos a poder disfrutar de las dos canciones mencionadas más arriba: "Por alegrías" –que Laura interpreta a dúo con Javier Ruibal–; y "La panda de los preferidos para no existir", titulada ahora "Te canto al oído", interpretada –¡como no!– con Juan Antonio Muriel.

En el siguiente enlace de "goear" podéis escuchar y disfrutar de la canción "Te canto al oído":


Finalmente, por hoy, algo importante: LAURA GRANADOS va a presentar su nuevo disco el próximo miércoles 27 de noviembre en la Sala Clamores, de Madrid. Me ha pedido que esté allí y que comente alguna "cosilla" de su nuevo disco y ¡por supuesto que lo haré! –será un inmenso honor–. Os dejo, a continuación, el cartel de lo que promete ser uno de los grandes conciertos de este año que ya casi se está despidiendo.... "Pa" los que puedan: ¡ALLÍ NOS VEMOS!