Páginas vistas en total

sábado, 31 de agosto de 2013

NIÑO DE ELCHE... «SÍ, A MIGUEL HERNÁNDEZ»... Y, POR MI PARTE, UNA INTENSA EMOCIÓN.

Francisco Contreras. "Niño de Elche"

Escuché cantar por primera vez a Francisco Contreras"NIÑO DE ELCHE"– hace ya varios años. Llegó a mis manos su primer disco titulado "Mis primeros llantos" (2007) y me impactó muchísimo. Aquel disco fue, si duda, una importante e innovadora aportación al cante flamenco. 

Recuerdo que de aquel disco una de las cosas que más me impactaron fue que Francisco recuperara en uno de sus cantes a ANA MARÍA DRAKC, cantautora –hoy casi olvidada– hacia la que siempre he sentido –y siento– una tremenda admiración. 

En concreto, la canción de Ana María que el "NIÑO DE ELCHE" nos recuperó entonces, por "bulerías", se llamaba "Despacio", una de las canciones más bellas de la cantautora –también nacida en Elche– que apareció en su primer disco titulado precisamente así: "Despacio" (1972).

Permitidme un paréntesis al tema del "cuelgue de hoy" para escuchar en la voz de Ana María Drack su canción "Despacio" y para mandarle desde aquí un abrazo grande. Su trabajo actual, y, sobre todo, su obra poética podemos encontrarla en el siguiente enlace: http://www.anamariadrack.es/

Para escuchar la canción "Despacio" pulsa el siguiente enlace:

Ana María Drack.

Pues bien –y volviendo sobre el "Niño de Elche"– después de aquel encuentro discográfico que mantuve con él. hemos vuelto a tomar contacto recientemente, de nuevo en torno a la poesía y a la persona de un ser humano al que tanto él, como yo, admiramos y queremos con toda el alma: en torno a MIGUEL HERNÁNDEZ.

Francisco me llamó hace unos meses y me contó que estaba preparando un nuevo disco sobre las poesía de Miguel Hernández en el que iba a incorporar varios cantes con textos de Miguel y que además cada uno de esos cantes iba a estar introducido por un breve texto sobre el poeta, escrito por José Luis Ferris, apasionado biógrafo de Hernandez que tuve el place de conocer en La Habana, y con el que compartí hermosos momentos como fue, por ejemplo, uno de los encuentros que mantuve en la isla con Silvio Rodríguez.


En casa de Silvio. A la derecha José Luis Ferriz.
Fotógrafo el amigo Víctor Casaus.
¡Abrazos a los tres: Silvio, Jose Luis y Víctor!

Tras contarme su proyecto, el "Niño de Elche"  me planteó si me apetecía participar en la grabación del disco leyendo uno de los textos escritos por José Luis Ferrís. Por supuesto le dije que si...; que sí y que "encantao".

A los pocos días me llegó el texto que tenía que leer y casualmente correspondía a las "Nanas de la cebolla", uno de los poemas de Hernández que más me gusta y más me conmueve; y para "colmo" las palabras de Jose Luis eran maravillosas, emocionantes, y de una ternura extraordinaria... Os las copio:

«Guerras y guerras. Por los montes, las alcobas, las calles de España, guerras. Sin niño todo es herida. Sin vida, todo es tristeza. Aunque otro niño vendrá a poner de azul la madrugada. Un niño que late en el vientre de la esposa. Única luz en la niebla. Única esperanza en lo oscuro.

Tres años de contienda y el hambre sobre ti, sobre ellos, sobre la esposa y el niño que no encuentra leche ni sustento. Le amamantan con cebolla, con zumo de cebolla y con besos de tu sangre, Miguel. Y el poeta le escribe con la guerra ya perdida, en la oquedad de una cárcel, palabras de consuelo: Estos días me los he pasado cavilando sobre tu situación, cada día más difícil, Josefina. El olor de la cebolla que comes me llega hasta aquí, y mi niño se sentirá indignado de mamar y sacar zumo de cebolla en vez de leche. Para que lo consueles, te mando esas coplillas que le he hecho...».

Recuerdo que el día que hice la grabación de esas palabras acababa de pasar una de mis crisis cardiacas y tenía la voz medio "quebrada", y más que se me quebró leyendo un texto tan bello y tan conmovedor... ¡Fue muy emocionante!

Y vayamos al disco:



Esta nueva obra dedicaca Miguel Hernández se compone de los siguientes cantes, todos ellos interpretados por el el "Niño de Elche":

Introducción: Narración de José Luis Ferris.
"Niño yuntero", cante introducido por Manuel Gerena.
"Al verla muerta", cante introducido por Pablo Guerrero.
"Canción última", cante introducido por Vicent Camps.
"Elegia", cante introducido por Amancio Prada.
"Me sobra el corazón", cante introducido por Andrés Marín.
"La guerra, madre", cante introducido por José Luis Ortiz Nuevo.
"El cementerio está cerca", cante introducido por Niño de Elche.
"Nanas de la cebolla", cante introducido por F. González Lucini.
"Cada vez que paso", cante introducido por Marcos Ana.

En la grabación del disco han intervenido los siguientes músicos: Llorenç Barber, Raúl Cantizano, Juan Ramón Caro, El Chojin, Andrés Marín, Antonio Montiel, Montserrat Palacios, José María Pastor, Miguel Pérez, Eo Simón, Tino van der Sman y Uaral.

Creo sinceramente, que éste es uno de lo más hermoso trabajos que se ha dedicado a Miguel Hernández en y desde su centenario. Es muy bello, contiene un montón de emociones compartidas y se desarrolla con un tratamiento musical innovador y "jondo". No exagero nada si digo que el Niño de Elche ha creado un "auténtico disco de referencia".

Decir también que el CD se comercializa junto con un periódico interesante, curioso y muy bien documentado llamado S.A.M.H ("Sí a Miguel Hernández").


"Niño de Elche" y, entre sus manos, un disco emocionante
que, por supuesto, os recomiendo.

Para concluir este "cuelgue", y con el permiso de Francisco, os dejo dos enlaces que corresponden al texto de José Luis Ferris que tuve la suerte y el placer de leer, y al cante al que introducía: "Nanas de la cebolla":