Páginas vistas en total

sábado, 10 de agosto de 2013

MERCEDES SOSA I - «GRITO DEL "ALMA DEL PUEBLO" QUE NO MUERE PORQUE CANTA»

Antes de nada, y como pórtico de este primer "cuelgue" dedicado a MERCEDES SOSA deseo ofreceros un vídeo –y unirme a él– grabado en el año 2009. Un vídio en el que los/las cantantes Marcela Morelo, Victor Heredia, Teresa Parodi, Coqui Sosa, Liliana Herrero y Claudio Sosa le rinden su homenaje a Mercedes interpretando la canción "Madre cantora", compueata por Teresa Parodi y Popi Spatocco.


«Mercedes, madre cantora
amorosamente en llamas.
Ay! Corazón que no cesa
de gemir en las guitarras,
grito del fondo aterido
de la América robada,
grito del alma del pueblo
que no muere porque canta.

Mercedes, madre cantora
amorosamente amada,
voz que es vertiente sonora
de los sueños que no acaban,
cuando se escribe tu nombre
se siente que todo cambia
porque tu canto nos quema
piel adentro y nos levanta.

Ese país que te digo
que te estalla en la garganta
es un niño entre tus brazos
que se aferra a los que cantas,
tu canto lo arrulla suave,
lo contiene, lo amamanta,
tu canto le pone brillos
inocentes en el alma.

Mercedes, madre cantora
mujer de amorosa entraña
danos tu fe, tu coraje,
no nos dejes sin tu rabia
danos tu risa y tu fuego
y lloranos con tus lágrimas
al pie de tu voz bandera,
al pie de tu voz que sangra
vamos desnudos de olvidos
pero nuevos de esperanza.

Mercedes, salmo en los labios
amorosa madre amada
mujer de América herida
tu canción nos pone alas
y hace que la Patria toda
menudita y desolada
no se muera todavía
no se muera porque cantas».

Mercedes Sosa.

MERCEDES SOSA nació en Tucumán, el 9 de julio de 1935. «Fuimos muy pobres –nos cuenta la propia Mercedes al evocar su familia y su infancia–; no teníamos juguetes, pero no crecimos resentidos. Mi hermano Chichí suele contar que para esperar a los Reyes Magos poníamos pastitos, sagua en un baldecito. Una noche de Reyes se descargó un aguacero que metía miedo, nos inundábamos. Todos estábamos angustiados por el agua; todos, menos mi papá, que nos juntó y nos dijo sonriente que los Reyes no vendrían por culpa de la tormenta… El estaba sin trabajo. Así era nuestra casa: mi mamá, muy sabia, resucitando ropas viejas que le regalaban donde lavaba y planchaba, nos hacía relucir… Muchas veces nos daba bollitos de pan, mate cocido, y nos largaba a jugar en el parque 9 de Julio. Realmente éramos muy pobres, pero vivimos aquello sin angustia. De todo nos faltó, pero no lo sentimos, porque nos sobró amor. En el parque comíamos aire, comíamos inocencia». (Entrevista realizada por Rodolfo Braceli para el periódico "La Nación"; 9 de julio de 2006).

Desde muy pequeña, Mercedes sintió una gran atracción por la música y el canto popular. En 1950, con quince años, animada por un grupo de amigos, participó –con el seudónimo de Gladys Osorio– en un certamen de canto organizado por la radio local; en aquella ocasión, interpretó la canción de Margarita Palacios "Triste estoy", y ganó el primer premio que consistía en seguir cantando durante un tiempo en la emisora.

A los veinte años, Mercedes –a quien sus seguidores también llaman "La Negra"– conoció, en una "peña", a Manuel Óscar Matus –en aquel momento intérprete de canciones populares–; encuentro del que surgieron el flechazo y el matrimonio, que se celebró el 5 de julio de 1957.

Mercedes Sosa.

Enseguida Mercedes y Óscar trasladaron su residencia a Mendoza, donde se produjeron tres circunstancias que fuero fundamentales para la vida y para el futuro de la cantante argentina.

La primera, el nacimiento de su hijo Fabián, al que apadrinó Armando Tejada Gómez.

La segunda, la apertura de un numeroso grupo de amigos, la mayoría de ellos relacionados con el folclore y con la música popular, entre los que Mercedes, según ella misma confiesa, maduró como persona:

«En Tucumán nací –afirma Mercedes en la misma entrevista antes citada–, pero en Mendoza me hice mujer. Eramos tan felices: me veo delgadita, recién casada con Oscar Matus; me veo comadre de Armando Tejada Gómez, y rodeada de muchos amigos… Yo era una muchacha sin libros, escuchaba asombrada y aprendía, y abría los ojos y me enteraba del mundo… Todos me amaban y me pedían que cantara, y yo cantaba… Era tan feliz porque, como decimos en la provincia, yo estaba poniéndome gruesa: mi cinturita crecía porque en mi vientre ya latía mi Fabián».


Fotografía de Fabián –hijo de Mercedes Sosa
con la estatuilla que le fue entregada en homenaje a su madre
durante la segunda edición de los Premios Atahualpa, año 2000.

La tercera circunstancia decisiva para Mercedes fue la fundación, en 1963, del "Movimiento del Nuevo Cancionero"; movimiento liderado por Armando Tejada Gómez –en el que participaron activamente tanto Mercedes como Óscar–. (Mañana, en un nuevo "cuelgue", voy a reproducir en el blog el texto completo del "manifiesto" que redactaron los componentes del "Nuevo Cancionero", creo que tiene mucho que ver y mucho en común con los Manifiestos que se redactaron en España –durante los años setenta– en torno al nacimiento de la llamada "Nueva Canción").

A partir de aquel "movimiento" de la canción argentina, se inició la puesta en marcha de una nueva corriente de folclore que, con una postura muy crítica frente a las modas pasajeras, se manifestaba a favor de un canto popular que partiera de la realidad y de la vida cotidiana de las personas, asumiendo –o haciéndose voz o grito– sus alegrías, sus tristeza y sus sueños y aspiraciones.

En el contexto de las anteriores circunstancias, Mercedes grabó en 1959 un primer LP titulado "Canta Mercedes Sosa" (1959) en el que se recogen las siguientes canciones:


1. Los hombres del río (Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
2. Recuerdos del Paraguay (Ben Molar - Demetrio Ortiz)
3. El jangadero (Ramón Ayala - Vicente Cidade)
4. La zafrera (Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
5. El río y tú (Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
6. Tropero padre (Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
7. Nocturna (Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
8. El indio muerto (Gerardo López)
9. Zamba de los humildes o [La de los humildes]
(Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
10. Zamba de la distancia (Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
11. Selva sola (Armando Tejada Gómez - Óscar Matus)
12. Sin saber por qué (Ben Molar - Florentín Giménez)

Como curiosidad, este mismo LP fue reeditado en 1962 por la compañía discográfica RCA llamando a Mercedes, "La voz de la zafra" y cambiando la fotografía de cubierta por esta otra en la que aparece mucho más joven.


Las doce canciones de que se compone este primer LP de Mercedes Sosa pueden ser escuchadas gracias a la recuperación realizada por Santi Catalán en el siguiente enlace de YouTuve:


Y con la propuesta de esa audición pongo fin a este primer "cuelgue" dedicado a MERCEDES SOSA. El lunes que viene –día 12– proseguiré el recorrido por su vida y por su obra. Permitidme ahora evocar, de nuevo, unos versos de la canción "Madre cantora" que antes escuchábamos:

«Mercedes, madre cantora
mujer de amorosa entraña
danos tu fe, tu coraje,
no nos dejes sin tu rabia
danos tu risa y tu fuego
y lloranos con tus lágrimas
al pie de tu voz bandera,
al pie de tu voz que sangra
vamos desnudos de olvidos
pero nuevos de esperanza».