Páginas vistas en total

sábado, 30 de noviembre de 2013

"MARTÍN ACOSTA" Y SUS ÚLTIMAS CREACIONES CON "MANUEL CUESTA" Y "DIEGO OJEDA"... «DE COMO EL DISEÑO GRÁFICO PUEDE LLEGAR A SER –Y ES– ARTE Y BELLEZA».


Marín Acosta.

MARTÍN ACOSTA –diseñador gráfico y fotógrafo–, es un creador que se encuentra cada vez más estrechamente inmerso y vinculado al universo de la  "canción de autor". Sobre él, y sobre su trabajo, ya escribí –en este mismo blog– un extenso "cuelgue" publicado en el mes de agosto pasado;"cuelgue" que podéis volver a leer, y a difrutar visualmente, acudiendo al siguiente enlace:


Hoy retomo su presencia aquí DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA para presentar dos de las últimas cubiertas que ha diseñado y creado para los nuevos discos de Manuel Cuesta y de Diego Ojeda que se editarán próximamente. Dos aunténticas y muy bellas "obras de arte". Son éstas:



Con estas dos creaciones –como en general, con toda su obra– Martín Acosta consigue darle al "diseño gráfico" su verdadero valor artístico –que a veces se cuestiona o se infravalora– pero que en su sensibilidad, en sus manos y en su imaginación creativa es evidente e incuestionable. Los diseños gráficos de Martín son bellos y son verdaderas obras de arte.

Pero además, en estas cubiertas de los nuevos discos de Manuel Cuesta y de Diego Ojeda –a los que creo que conozco bien– Martín Acosta ha conseguido fotografiar perfectamente sus personalidades; son dos diseños "con alma" –no hay más que contemplarlos para descubrirlo–. Dos diseños que trascienden la realidad física y que así, de entrada –es lo primero que vamos a ver al tener el disco en las manos– nos sumergen, silenciosamente, en el tono y en el clima musical y poético al que arropan; es decir, en el tono y en el clima musical y poético de las canciones que, una vez quitado el "celofán" –a veces con dificultad–, vamos a poder escuchar. (Sobre esto ya hablaremos, con más detalle, cuando en las próximas semanas realice la presentación  concreta del disco de Diego y de Manuel).

Por hoy, lo importante es felicitar una vez más a Martín Acosta, recomendar su extraordinario trabajo, e invitaros a visitar su Web y su "rinconcillo" en facebook:

viernes, 29 de noviembre de 2013

RODRIGO GÓMEZ PASTOR... ESTABA ANOCHECIENDO, Y, DE REPENTE, ME SENTÍ INUNDADO DE LUZ Y DE ESPERANZA.

A lo largo de esta semana, a partir de las dificultades que se nos van presentando para poner en marcha el Centro de Documentación de la Canción de Autor; dificultades tan incomprensibles –mientras que no se nos dé una explicación razonable– como la protagonizada recientemente por la Junta de Andalucía, he recibido una gran cantidad de mensajes y de llamadas dándome aliento, apoyando la creación del Centro, y proyectándome palabras y gestos de esperanza para que no me tiente el riesgo de la "rendición".

Hoy, en primer lugar, quiero agradecer todas esas palabras y todos esos gestos que me han sido muy liberadores emocionalmente, y que me han producido una gran felicidad. Sentirse valorado y querido de forma generosa y desinteresada –como yo me he sentido en estos días– es uno de los más hermosos regalos que uno puede esperar de la vida.

De entre todas esas palabras y gestos –que repito, han sido muchísimas–, me vais a permitir que comparta, en este momento, las palabras y, en este caso, el gesto musical que he recibido de un amigo pianista –al que muchos conocéis– llamado RODRIGO GÓMEZ PASTOR.

Rodrigo Gómez Pastor. (Fotografía de Inés Poveda).

El  martes pasado, ya de anochecida recibí el siguiente mensaje de Rodrigo:

«¡Buenas Fernando! Espero que estés bien pese a lo de la financiación! ¡Estoy seguro de que lo conseguirás! Te mando un abrazo con mucho ánimo, fuerza, apoyo y paciencia para que no cese tu constancia para lograr tu sueño!

Siempre he creído que por oscuro que parezca el abismo, hay una luz que nos indica el camino de salida, una luz que siempre esta; sólo hay que estar atentos a ella para no perdernos, ni sentirnos derrotados! Además esa Luz nace desde lo más profundo de nuestro ser, de nuestra alma, se alimenta de nuestros sueños y de la luz de cada una de las personas que nos rodean! 

Te mando un abrazo con toda mi Luz y esta canción, que compuse sintiendo todo esto que te cuento, para que no ceses de luchar por tu sueño!».

De entrada estas palabras me emocionaron mucho, sobre todo por lo que tuvieron de inesperadas; pero lo que terminó de "tocarme" directamente al corazón y a la sensibilidad –lagrimeo positivo incluido– fue ver y escuchar este vídeo que contiene su regalo; un bellísimo tema instrumental, creado e interpretado al piano por Rodrigo, que, como podréis comprobar, irradia una muy misteriosa y esperanzada luminosidad.... Os invito a escucharlo:


Tras escuchar varias veces este tema llamado "Luz en la oscuridad" –como una auténtica "farmacocanción"–, y sintiéndome inundado de luz y de esperanza, me dirigí a Rodrigo para darle las gracias –abrazo incluido–, y para pedirle si me permitía compartirlo con todos vosotros y vosotras.

Conozco a Rodrigo porque le he visto, le he disfrutado y le admiro, acompañando al piano a Chica Metáfora en sus recitales –la última vez en el pasado concierto de los "Maestros Cantores"–; pero casi no nos habíamos comunicado verbalmente.

En esta feliz ocasión sí que conversamos un ratito. Me contó que el tema que hemos escuchado, compuesto recientemente, formará parte –muy pronto– de su primer disco que ya tiene grabado y al que piensa titular "Entre sueños".

De aquella conversación deseo conservar y compartir también algo que me dijo y que está muy relacionado con esta pasión que muchos sentimos hacia la música y la canción de autor –y que también sienten muchos poetas a los que conozco–: «Utilizo la música –me dijo– como forma de expresión cuando no encuentro palabras, para desnudar mi alma y liberar mis emociones, para desconectar del día a día, e intentar hacer de lo complicado algo sencillo, y de lo sencillo algo bello».

¡Gracias Rodrigo, por tu palabra y por tu música!; y gracias, sobre todo, porque quiero que sepas que tu palabra y tu música han sido para mí, por un momento –glosando al cantautor argentino Víctor Heredia«fogata de amor y guía, razón de vivir mi vida». ¡GRACIAS AMIGO!

jueves, 28 de noviembre de 2013

EN MI CASA CON LOS "CINCO"... NO "LOS CINCO" DE LA ESCRITORA INGLESA "ENID BLYTON"... ¡NO!... CON LOS CINCO COMPONENTES DEL PROYECTO «CON LA MUSICA A OTRAS PARTES».

Como pórtico de este "cuelgue" he de confidenciaros tres de mis grandes obsesiones con relación a la "canción de autor", que aunque creo que la mayor parte de los lectores y de las lectoras del blog ya conocéis, voy a recordarlas:

La primera es el resultado de mi fijación afectiva e intelectual sobre el principio de que es imprescindible "proteger la memoria contra el olvido". Llevo más de cuarenta años guardando y protegiendo todo lo que con el paso de los años me he ido encontrando y disfrutando en relación con la "canción de autor". (Todo ello lo guardo en el garaje de mi casa, que nunca he usado como tal, porque no tengo, ni coche, ni carnet de conducir).


La segunda obsesión que me domina –pero que, a la vez, me fortalece– es, cómo hacer para que el día que aterrice en el final del laberinto de mi vivir, no se pierda nada de lo que he ido guardando y protegiendo durante tanto tiempo. De ahí surge la idea de ese "Centro de Documentación de la Canción de Autor" que tanto nos está costando poner en marcha.

Y la tercera obsesión es que las nuevas generaciones de cantautores y cantautoras conozcan, disfruten y aprendan de esa "memoria"; que se hagan conscientes del largo y apasionante camino recorrido por la "canción de autor" en nuestro país, durante sus diferentes y progresivas etapas; y que sean capaces de empaparse de la música y de la poÉtica de nuestros grandes creadores –cada uno en su lengua y en su contexto cultural e histórico– salpicados por todo el país

Como consecuencia de esa tercera obsesión, me encanta que, de vez en cuando, pasen por mi casa y por el garaje –ya casi "garaje-museo"– cantautores y cantautoras jóvenes para escudriñar con ellos la memoria de nuestra "canción de autor" y para, en la medida de mis posibilidades, "enamorarles" de la historia de ese "género" que ellos continúan desarrollando ahora.

Pues bien, hace unos días, entusiasmado con el trabajo que están realizando Adriana Moragues, Alejandro Rivera, Esther Zecco, Manu Míguez y Virginia Montaño; y con su proyecto «CON LA MÚSICA A OTRAS PARTES», les invité a pasarse por mi casa para hablar tranquilamente de su trabajo, y para que, si les apetecía, bajaran al garaje e hicieran la exploración que les viniera en gana. (Era un buen momento porque justo en esos días estaba todo a la vista dado que me encontraba preparando la exposición que iba a viajar hacia Ejea).

Les encantó la idea y organizamos el encuentro... A continuación simplemente os voy a ofrecer una crónica fotográfica de la visita, añadiendo algún breve comentario. De esa crónica me gustaría destacar que fue realmente una mañana muy alegre, muy feliz, nos reímos mucho y, yo creo, que nos hicimos un poquito más amigos, y mucho más cómplices, al calor de la memoria recuperada y compartida.

Manu Míguez observando y leyendo un texto literario
sobre la "canción de autor" enmarcado junto
a una fotografía de Luis Eduardo Aute.
Esther Zecco observando unos móviles creados a partir de
las cubiertas de discos diseñados por grandes pintores contemporáneos.
En concreto está contemplando el móvil correspondiente al disco
de Ricardo Solfa (Sisa) "Cuando tú seas mayor" diseñado por Mariscal.
Alejandro Rivera dando un repaso a la colección de singles
grabados entre 1965 y 1975.
Manu Míguez observando el disco "Mikaela canta poesías
de Rafael Alberti" grabado en 1968. 
Alejandro sigue con los singles, Esther mira un cartel 
Adriana y Virginia le atacan al archivo fotográfico.
Repaso a la biblioteca sobre la "canción de autor".
Alejandro y Adriana observando el primer cartel
del colectivo andaluz "Manifiesto Canción del Sur".
Este cartel fue creado y diseñado por Angel Luis Luque en 1969.
Explorando los cuadros de la exposición
«...Y la palabra se hizo música».
Hubo, en particular, cuatro cuadro-discos selecionados para esta foto de familia:
Alejandro sostiene el disco "Paloma desesperada" de Rosa León
cantando a Rafael Alberti. Cubierta dibujada por Rafael.
Adriana el disco "Misa sabandeña" de Los Sabandeños
con cubierta creada por el pintor canario Manolo Millares.
Virginia Montaño el disco "Canciones de la Resistencia Española. 
Año 1963", grabado en Francia por Chicho Sánchez Ferlosio. El dibujo
y el diseño de la cubierta fueron creado por José Ortega.
• Y Manu Míguez sostiene el disco "Manifiesto" grabado
en Alemania por Pedro Faura (Bernado Fuster), en 1974.
Y ahora, en la puerta de mi "rinconcillo" de trabajo donde atesoro una "base
de datos"
compuesta por más de 70.000 canciones clasificadas.
En la imagen falta Manu Míguez que ha entrado en la que llamo
la Avenida de la República y se ha puesto a "cacharrear" en mi ordenador.
Luego lo hicieron también Esther, Virginia, Alejandro y Adriana.
Manu Míguez.
Esther Zecco.
Virginia Montaño.
Alejandro Rivera.
Adriana Moragues.
Para concluir la mañana les pedí a LOS CINCO 
–de "CON LA MÚSICA A OTRAS PARTES"– que se dejaran hacer estas
fotografías en "el patio de mi casa". ¡Me encantan sus sonrisas!

¿Veis un tronco que se ve al fondo del patio?... Pues es un enorme pino... Y a la sombra del pino surgió una idea que me encantaría que se hiciera realidad; la idea de que el primer concierto de la segunda gira de "CON LA MÚSICA A OTRA PARTE" lo hagamos aquí, "en el patio de mi casa", y ¡por supuesto! con los amigos y amigas que quieran participar de la fiesta... Pero, ¡bueno! eso será ya el año que viene, ahora vamos a ponerle fin a la primera gira.

¡Ya sabéis!, será el próximo lunes 1 de diciembre a las 21:00 horas, en la Sala Clamores, de Madrid.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

«CON LA MÚSICA A OTRAS PARTES». FINAL DE GIRA Y UN CONTINUARÁ... ¡MAÑANA MÁS!

En el cada vez más complejo y complicado universo de la música como expresión cultural, y, en particular, en el de la "canción de autor", cada día es más necesario ejercitar la imaginación para poner en marcha "proyectos alternativos" que se abran camino –llamémosle en el "mercado"– por su calidad, y por el interés que puedan despertar sus propuestas musicales y poéticas.

Uno de esos "proyectos alternativos" es el que vienen desarrollando conjunta y solidariamente –desde el pasado día 28 de agosto– cinco jóvenes cantautores y cantautoras. En concreto: Adriana Morages, Alejandro Rivera, Esther Zecco, Manu Míguez y Virginia Montaño.

Atrás: Virginia  Montaño y Esther Zecco.
Delante: Manu Míguez, Adriana Moragues y Alejandro Rivera.

Se trata de un proyecto –ya hecho exitosa y gratificante realidad– al que llaman «CON LA MÚSICA A OTRAS PARTES», y que básicamente consiste en aunar sus composiciones para ofrecerlas juntos  –los cinco– en conciertos compartidos.

Hay que decir, de entrada, que «Con la música a otras partes» no constituye un grupo a la vieja usanza; es más bien un "colectivo" de creadores, cada uno con su propia historia e itinerario profesional, que en un momento determinado deciden compartir sus creaciones no de forma definitiva, sino temporalmente, es decir, organizando posibles giras, como la que iniciaron en el mes de agosto pasado, y van a concluir el próximo día 1 de diciembre en la Sala Clamores, de Madrid.

Concretamente la primera gira, que concluirán el día 1, ha sido intensa teniendo en cuenta como "está el patio": 17 conciertos en 13 ciudades y en poco más de tres meses:

28 de agosto – MADRID - Libertad 8
30 de agosto – VALDEMORILLO (MADRID) - La Placita
31 de agosto – LEÓN - Fraguel Rock Bar
6 de septiembre – MÁLAGA – La Invisible
7 de septiembre – SEVILLA - El Perro Andaluz
8 de septiembre – AYAMONTE (HUELVA) - El Molino del Pintado
18 de septiembre – MADRID - María Pandora
4 de octubre – VALDEPEÑAS (CIUDAD REAL) - Margarita Qué
16 de octubre – CARTAGENA (MURCIA) – La Otra Casa
17 de octubre – MURCIA – Café de Alba
23 de octubre – SALAMANCA – Corrillo
8 de noviembre – ZARAGOZA – La Campana de los Perdidos
9 de noviembre – BARCELONA – Pipiolo Bar
21 de noviembre – GRANADA – La Tertulia
22 de noviembre – LEPE (HUELVA) – Santiamén
23 de noviembre – CÓRDOBA – Tetería Omundo de Alicia
1 de diciembre – MADRID – Sala Clamores (FIN DE GIRA) 


Tanto Adriana, como Alejandro, Esther, Manu o Virginia pertenecen a la "nueva generación de creadores" que están dinamizando y dándole un aire renovador a la "canción de autor"; prueba de ello es el trabajo que, individualmente vienen realizando, desde hace tiempo, en sus conciertos y con sus discos. 

ESTHER ZECCO. "Detrás de la pared".
ADRIANA MORAGUES. "Arte&Vida".
MANU MÍGUEZ. "Pez, luna, estrella"
ALEJANDRO RIVERA. "La fiesta del agua"
VIRGINIA MONTAÑO. "2013"

Cinco discos –con excelentes canciones– de los que ha nacido un nuevo CD recopilatorio en el que, con el nombre de la gira, recogen quince temas de los que suelen cantar individualmente.


Soy consciente –y eso se les nota– de que la andadura que han emprendido con esta gira, no solamente les ha servido para estrechar lazos de amistad y de complicidad, sino que también ha dado origen a momentos de creación compartida de los que, por ejemplo, han surgido dos canciones: una titulada "Somos luces" –con las que suelen abrir su concierto–, y la canción "Con la música a otras partes" que podemos escuchar en el siguiente vídeo grabado en el Pipiolo Bar de Barcelona, el 9 de noviembre de 2013.


«Si la vida te da de qué hablar
úsalo para hacer verbo amar.
Y háblame, y háblame de ti.

Cuéntame lo que sientes al ver 
el paisaje bajo tus dos pies.
Sígueme, sígueme al andar.

No me digas que no lo intento.
No me digas que viva lento.
No me digas que no lo intento.
No me digas que no…

Ven y siéntate a mirar la vida con el son del sol…

Con la música puedes viajar 
sin billete y sin aterrizar.
Súbete, súbete a mi tren.

Unos ojos cerrados ven más 
si están llenos de vida que dar.
Mírame, mírame sin más.

No me digas que no lo intento.
No me digas que viva lento.
No me digas que no lo intento.
No me digas que no…

Tú te vas, yo me voy, tú te vienes, yo me voy…
Con la música a otras partes…».

He de decir que me ha gustado tanto este proyecto y su realización, que hace unos días –preparando la exposición que ha viajado, y está en Ejea de los Caballeros– invité a AdrianaAlejandro, Esther, Manu y Virginia a que se pasaran por mi casa para poder hablar con ellos tranquilamente, y para disfrutar juntos de la memoria que compartimos. Escudriñamos disco, libros, fotografías, carteles, anécdotas, documentos...; y, sobre todo, disfrutamos de una mañana fantástica que me gustaría compartir con todos vosotros y vosotras a través de los momento y de los latidos que recogió –como siempre– mi pequeña "Samsung".... Voy a hacerlo; pero eso será mañana en un nuevo "cuelgue".... Así pues, ¡CONTINUARÁ!... De todas formas aquí un dejo una imagen como anticipo:

martes, 26 de noviembre de 2013

ANTONIO MARTÍNEZ ARES, SUS «CIRCUS-TANCIA» Y LA MAGIA DE SU GENIALIDAD.

El pasado día 19 de noviembre, el cantautor gaditano ANTONIO MARTÍNEZ ARES presentó su nuevo disco "YO Y MI CIRCUS·TANCIA" en la Sala Galileo Galilei, de Madrid.


Por supuesto ¡allí estuve!; era un concierto que hace ya tiempo estaba esperando. 

Llegué al Galileo un poco tarde. Acaban de salir al escenario Antonio y su magnífica banda integrada por Andy Pérez Delaflor, Sergio Monroy, Sebastián Moreno, Guillermo McGill, Elena Jimenez y Manuel Meijome

La sala estaba llena, y abriéndome paso entre las mesas y los/las fans, me acerqué al escenario para hacer alguna "fotito" y luego regresar al sitio que me había guardado mi amigo Roberto Terán. Pero no, no regresé... De repente, me encontré con una silla que parecía estar libre a pie de escenario; me senté y de allí no hubo quien pudiera moverme...; en mi tierra dirían que "pasmao"; por mi apellido, "alucinao"; y, en realidad, feliz y disfrutando de uno de los mejores conciertos a los que he asistido en este 2013 que ya casi se nos está despidiendo.


El concierto de Antonio Martínez Ares fue un concierto lleno de grandes sorpresas; pero indiscutiblemente, para mí, la mayor sorpresa fue él mismo. Creo que Antonio posee un conjunto de cualidades que le convierten en una de los mejores "cantautores" que tiene este país ahora y desde hace tiempo. Permitidme que os las enumere:

Antonio Martínez Ares  es, en primer lugar, un compositor, un letrista y un cantor "con mucho oficio", o sea, con muchas horas de trabajo y de música a sus espaldas. 

Como "compositor" posee un increíble conocimiento y un dominio total de la auténtica música popular sureña –en realidad ha bebido y se ha "empapao" de ella en su Cádiz del alma–. 


Como "letrista" –o "escritor de letras de canciones"– es, sin duda, uno de los mejores que tenemos en lengua castellana –sin exagerar, yo diría que el mejor en este momento–.  Antonio, cuando escribe sus textos para ser cantados, crea "literatura popular de calidad", de grandísima calidad; y lo hace de forma clara y directa; conjugando a la perfección ironía y realidad, y siempre con una "chispa" y una "jondura" que te prende, que te conmueve, que te hace sonreír, que te emociona.

Como "cantor" Ares posee la facultad –nada fácil, ni común– de convertir en "cuerpo" sus composiciones y sus letras. En Antonio, cuando se sube al escenario, todo es canción: voz, guitarra, cara, miradas, manos, gestos, piernas... ¡todo se hace canción!... Antonio cantando, introduciendo sus canciones, e incluso presentando a su banda y a sus invitados, es tierno, incisivo, sutil, crítico, romántico, satírico, y hasta en más de una ocasión "brujo" y "hechicero"... Y además es "literatura", "literatura popular de raiz".

Contemplar la siguiente secuencia fotográfica y comprobaréis lo que digo; secuencia fotográfica que, aunque parece aparentemente muda, si os fijais bien, es tremendamente elocuente:


A todo lo anterior tengo que añadir, porque le conozco un poco, que Antonio Martínez Ares es un ser humano genial, o sea, habitado por el "genio": solidario, tierno, divertido, creo que profundamente honesto y, sobre todo –y esto sí que me "prende"– extraordinariamente humilde; con esa humildad que, como repito continuamente, solo visten los que son grandes de verdad; y que engrandece y hace más bello al ser humano.

Por último me parece importante resaltar algo que Antonio demostró el pasado día 19 en el escenario de la Sala Galileo, y es, que en esto del cantar y de la "cantautoría" hay que erradicar y despreciar todo tipo de prejuicios. 

La "canción de autor" es una canción –yo, como Celaya, la llamo "género"– que sale del alma; que verbaliza y templa suspiros y sentimientos; que trata de la vida; que ama y defiende el vivir en y con dignidad; y que, si es necesario, arremete contra la injusticia, contra la insolidaridad,  o contra cualquier cosa o "animal humano" que pretenda empobrecernos el vivir en libertad. Una canción frente a la que es imprescindible situarnos sensitivamente abiertos y conceptualmente "desprejuiciados".

Maravilloso, en ese sentido, ver y escuchar –con Antonio Martínez Arés e interpretando sus canciones– a Carmen París, Manuel Carrasco, Roko, Pablo López o María Rozalén.

Os dejo un álbum fotográfico de esas colaboraciones y con ello concluyo este "cuelgue"... ¡Bien, Antonio, bien! ¡Concierto muy bello, muy emocionante y de incuestionable calidad tuya,  y de todos los que desfilaron -músicos y cantantes– por el escenario de la Sala Galileo!

Con Carmen París, Antonio interpretó "O me cuentas tú, o te canto yo".
Con Manuel Carrasco, Antonio interpretó "Lovely".
Con Roko, Antonio interpretó "Nadie  como tú".
Con Pablo López, Antonio interpretó "Suave".
Con María Rozalén, Antonio interpretó: "Yo y mi circus·tancia"
¡GRAN FINAL, SALUDOS Y APLAUSOS!