Páginas vistas en total

martes, 30 de abril de 2013

LA EXPOSICIÓN «...Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA» PROSIGUE SU VUELO... PRÓXIMO DESTINO: "GRANADA".

Una de las "joyas" que en su día serán acogidas en el deseado CENTRO DE DOCUMENTACIÓN DE LA CANCIÓN DE AUTOR será la exposición itinerante «...Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA»; exposición diseñada y creada en el año 2007 con motivo de la celebración, en Cartagena de Indias (Colombia), del "IV Congreso Internacional de la Lengua Española".



Tras su presentación en la Sala del Museo Naval, de Cartagena de Indias, donde fue expuesta durante los días que duró en Congreso, la muestra viajó por varios países Latinoamericanos, entre ellos, Panamá, Perú, Ecuador, Guatemala o Santo Domingo.

De vuelta a España, parte de la muestra fue expuesta en el teatro "Ariston", de Sanremo (Italia), con motivo de la "33 rassegna della canzone s'autore italiana", organizada por el Club Tenco; y posteriormente pudo ser contemplada en Rivas Vaciamadrid (diciembre de 2011 y enero de 2012); en la Sala Libertad 8, de Madrid, con motivo de la celebración de las "Primeras Jornadas sobre la canción de autor y el libre vuelo del canto popular" (junio de 2012); y en Segovia, en el marco de "XXIX encuentros Agapito Marazuela" (verano del 2012).


Cartel de la exposición "DALLA POESIA AL CANTO" 
en Sanremo (Italia)
Exposición "...Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA"
en Rivas Vaciamadrid.

Más recientemente, con el título de "I la paraula va esdevenir música", parte de la exposición pudo visitarse en Barcelona, organizada por la asociación cultural "Cose di Amilcare" (octubre y noviembre de 2012).


Y su vuelo continúa, dentro de unos días, concretamente el próximo día 8 de mayo, la exposición «...Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA» será inaugurada en la Facultad de Bellas Artes de Granada gracias al cantautor JUAN TROVA, y en el contexto del "XII Encuentro de cantautores Abril para Vivir".

Os adjunto copia de la convocatoria y por supuesto estáis invitados a visitar la exposición, así como a la conferencia que daré, con ese motivo, en la Facultad de Filosofía y Letras.



De Granada la exposición seguirá viajando a Calatayud (Zaragoza) donde podrá ser visitada en el Centro Asociado de la UNED...; y espero y deseo que prosiga su vuelo, para que puedan disfrutar de ella el máximo de personas posibles.

... Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA. "PUEBLO DE ESPAÑA, ¡PONTE A CANTAR!" (5ª Parte)









Continuo la copia de un nuevo apartado de mi libro
"Crónica cantada de los silencios rotos" (1998);
concretamente el titulado: 
«Pueblo de España, ¡ponte a cantar!» (5)


(En este "cuelgue" amplío y completo la panorámica de la "nova cançó catalana" en la década de los años sesenta y setenta).

Paralelamente al colectivo Els Setze Jutges, es importante destacar la existencia en Cataluña, de otro grupo surgido en 1967, con planteamientos distintos y alternativos: se trata del llamado Grup de Folk, al que llegaron a pertenecer más de veinticinco creadores, entre los que habría que destacar a Jaume Sisa, Jordi y Albert Batiste, Jaume Arnella, Els Sapastres o Pau Riba, y en el que colaboraron activamente también Ovidi Montllor, Quico Pi de la Serra, y Maria del Mar Bonet.


Jaume Arnella, Pau Riba y Jaume Sisa
(Fotografías: Juan Miguel Morales).

Se trataba de un grupo mucho más influido por las corrientes musicales y estéticas del rock norteamericano y del folk en la línea de Bob Dylan, Joan Baez o Pete Seeger, y era, en consecuencia, un colectivo con planteamientos mucho más innovadores y de ruptura, aunque situado claramente también en la oposición al sistema político –la dictadura–, en la defensa de la lengua catalana y en la recuperación de los ritmos y del concepto de la canción popular tradicional. Planteamientos de ruptura que no sólo llevaban a la música y a los textos de sus canciones, sino también a todo lo que podríamos llamar la estética de su trabajo y de su mundo creativo; ruptura, por ejemplo, que afectaba tanto a sus modos de vestir, como a la forma en que se planteaban sus recitales o actuaciones en público.

Imágenes de actuaciones del Grup de Folk tomadas
del disco "Dies i hores de la nova cançó" (1978).

Desde ahí, lógicamente, su posicionamiento frente a los jutges era bastante crítico; Pau Riba, en cierta ocasión, hizo unas declaraciones que ilustran con bastante claridad aquella situación:

«Yo no sé si vale la división entre cultura y contracultura que para mí sí que tiene sentido; los amantes de la cultura luchan por rectificar un orden establecido; los de la contracultura luchan para imponer o para que surja un orden nuevo. La historia de los "jutges" era cultura-cultureta, un movimiento nostálgico de recuperación de unas figuras antiguas, una cultura antigua [...] Yo pertenecía a otro orden de gentes que sabían que existía Bob Dylan, los Rolling o los Beatles. Había ya una generación "beat", aparecieron los "hippies", se estaba cuajando fuera de España una especie de revolución cultural mucho más cargada de sentido. Nuestra intención era que nuestra revolución se aviniera con aquella».

Y la verdad es que aquella intención que Pau nos expresaba, en gran medida, la consiguieron, aunque es cierto –como nos cantaba el mismo– que tuvo que ser «larga, larga la espera». (La canción de Pau Riba "Es fa llarg, es fa llarg esperar" es, para mí, una de las más hermosas y significativas canciones de la época, y viene a desvelarnos realmente la profunda humanidad y la gran sensibilidad lírica que se escondía, y que se esconde, detrás de este "contraculturalista").

Pau Riba. (Fotografía: Juan Miguel Morales).

Os propongo, en primer lugar, escuchar la canción "Es fa llarg, es fa llarg esperar" interpretada por Pau Riba –en "goear"–, y, seguidamente, hacerlo en un vídeo en el que podemos ver y escuchar la versión creada por Maria del Mar Bonet acompañada de Manel Camp al piano.

http://www.goear.com/listen/261ddc3/es-fa-llarg-es-fa-llarg-esperar-pau-riba

«¡Oh! qué larga se hace siempre la espera
cuando se espera que llegue lo peor;
y qué triste y que larga es la espera
cuando se espera que muera el amor.
Cuando se espera que todo se acabe
para pronto volver a empezar;
cuando se espera que el mundo se hunda
para volverlo a edificar.
¡Se hace largo, se hace largo esperar!

Y se hace triste esperar cada día
el cielo rojo y el sol que ya se va,
y se hace oscuro esperar cada día,
porque los días escapan sin prisa
y las horas no quieren correr,
porque esperas, y esperas, y esperas
y ahelas una mañana, pero aún es ayer.
¡Se hace triste, se hace triste esperar!

Y se hacen lentas las mañanas y las tardes
cuando la espera acaba en desazón
y se hacen grises las largas lentas tardes
porque sientes transido el corazón,
porque sientes que tienes el alma muerta
y ves tod el mundo confuso,
porque te hallas con las puertas cerradas,
y encerrado como un perro rabioso.
¡Se hace oscuro, se hace oscuro esperar!

Y se hacen grises las horas de espera
cuando no llueve pero ves el cielo lluvioso.
Y se hacen largas las grises esperas
cuando sientes próximo el fin de los dos,
cuando hace días que no silvas ni cantas
y hace tiempo que reíste por última vez;
cuando el corazón siente la muerte y te espantas
al pensar que acaso es el aviso final
¡Se hace gris, se hace gris esperar!»




«Oh que llarga es fa sempre l'espera / quan s'espera que vindrà el pitjor / i que trista i que llarga és l'espera / quan s'espera la mort de l'amor. / Quan s'espera que tot ja s'acabi / per tot d'una tornar a començar / quan s'espera que el món tot s'enfonsi / per tornar-lo a edificar, / es fa llarg, es fa llarg esperar.

I es fa trist esperar cada dia/ el cel roig i el sol que ja se'n va, / i es fa fosc esperar cada dia / perquè el sol no se'n vol anar mai / perquè els dies se'n van sense pressa / i les hores no volen fugir / perquè esperes, i esperes, i esperes / i vols demà, però encara és ahir, / es fa trist, es fa trist esperar!

I es fan lents els matins i les tardes / quan l'espera et desvetlla el neguit. / I es fan grises les llargues lentes tardes / perquè et sens amb el cor ensopit, / perquè sents que tens l'ànima morta / i ho veus tot, tot el món molt confós / perquè et trobes amb les portes closes / i tancat com un gos rabiós, / es fa fosc, es fa fosc esperar!

I es fan grises les hores d'espera/ quan no plou però veus el cel plujós. / I es fan llargues les grises esperes / quan la fi sents a prop per tots dos / quan fa dies que ni xiules ni cantes / i fa temps que vas fer l'últim somrís / quan al cor sents la mort i t'espantes / al pensar potser és l'últim avís, / es fa gris, es fa gris esperar!». ("Es fa llarg, es fa llarg esperar". Pau Riba).

Por otra parte, junto a los grupos y a las voces ya nombradas, es necesario recordar el trabajo y las creaciones que, de forma más independiente, realizaron personas como Núria Feliu –que obtuvo en 1965 el Gran Premi del Disc Catalá–, Teresa Rebull, Maria Cinta, Dolors Laffitte –fallecida en febrero de 2008– o Fermí Reixach; o grupos como Coses, La Trinca, Companyia Elèctrica Dharma, la Orquesta Mirasol y Platería, La Rondalla de la Costa, Secta Sónica, la Salseta del Poble Sec, o Barcelona Traction; y grandes músicos de la calidad de Jordi Sabatés, Santi Arisa, Toti Soler, Jorge Sarraute, Carlos Boldori, Toni Artigues, Manolo Miralles y un largo etcétera que podría hacerse interminable.

Nuria Feliu y Toti Soler. (Fotografías: Juan Miguel Morales).

Tratamiento aparte merece el buen hacer, la sensibilidad y la voz rotunda de Xavier Ribalta, que empezó a realizar sus primeros recitales en Cataluña en 1965, y que se vio obligado a vivir a caballo entre España y Francia dado el silencio forzoso al que tuvo que someterse, durante los años 1968 a 1975, como consecuencia de la prohibición que sufrió para cantar en nuestro país durante siete años.

En la música, en la voz y en la sensibilidad de Xavier, a lo largo de los años pasados, hemos podido encontrarnos con los más hermosos textos de nuestros grandes poetas; desde anónimos catalanes del siglo XIX hasta Espriu o Salvat-Papasseit. (Merece la pena destacar dos de sus discos: el que dedicó a Joan Maragall y los "Cants Intims d'Apel-les Mestres").


Por último, habría que citar a los que en aquel momento despuntaban como las nuevas voces de la "nova cançó"; me refiero concretamente a Marina Rossell, a Joan Isaac y a Ramón Muntaner; voces que empezaron a surgir, entre 1974 y 1975, como una aportación significativa y renovada a nuestra canción popular y de las que hablaremos detalladamente cuando tratemos el tema de la canción durante los años de la transición democrática.

Joan Isaac, Ramón Muntaner y Marina Rossell.
(Fotografías: Juan Miguel Morales).

En el País Valencià, aparte Raimon, Ovidi Montllor y Maria del Carmen Girau –de quienes ya hemos hablado en "cuelgues" anteriores– hay que poner de relieve las creaciones de Paco Muñoz, Lluís el Sifoner, Josep Blai o Lluis Miquel.

Tampoco puede olvidarse a grupos valencianos como Els 4Z, Cadafal, Carraixet, Pep Laguarda y Tapineria, Pavesos y, en especial Al Tall, cuyo primer LP, "Canço Popular País Valencià", se editó en 1975; el trabajo de investigación, de recreación y de interpretación que han realizado los componentes de Al Tall: Manolo Miralles, Vicent Torrent y Miquel Gil sobre la música popular y la tradición viva valenciana es sencillamente, y en todos los sentidos, ejemplar e inigualable.

lunes, 29 de abril de 2013

«VADEMÉCUM MUSICAL» - SEGUNDA SELECCIÓN DE «FARMACOCANCIONES»

En el listado anterior, referido a nuestro «VADEMÉCUM MUSICAL», publicado el pasado 24 de abril, incluí «13 FARMOCANCIONES» seleccionadas entre las aportaciones que me van llegando al blog; hoy os ofrezco algunas más que resultan igualmente muy curativas y, por supuesto, recomedables... Son las siguientes:

GOTA A GOTA, canción de María José Hernández. Recomendable para cuando una persona se encuentra muy estresada, o agobiada, y tiende a querer hacerlo y a solucionarlo todo demasiado deprisa. Se trata, evidentemente, de un calmante con solo un efecto secundario: el gozo con lo pequeño, con la calma y con la felicidad.


TU RISA, canción de Manuel Picón y Olga Manzano, sobre un texto de Pablo Neruda. Eficacísima en casos de seriedad extrema, o de "habitualización monotono-patológica" en las relaciones amorosas..., válida igualmente  para parejas, tríos o lo que sea... Si se aplica bien da resultados pasionales indescriptibles... ¡os lo aseguro!


HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA, canción de Joan Manuel Serrat. Para cualquier persona que se despierte por la mañana y le cueste "tirarse" de la cama dada su situación de "total pa qué" –peligroso síntoma de "desesmoralina in extremus"–. 

Puede ingerirse en versión "genérica" –es decir, cantada por Serrat–; o en la versión elaborada por Chambao, que contiene una pequeña dosis de "sur-ritmo" que es beneficiosa para el ritmo cardiaco y que puede ofrecer resultados beneficiosos más inmediatos.



LOS MOSQUITOS, canción de Petete & La Band. Indicada para pacientes que atraviesan una crisis económica-depresiva pero que tienen muy cerquita –cuerpo a cuerpo / latido a latido– una persona que les quiere con "to su alma" y que vale lo indescriptible.


ESTE NUEVO FUTURO, canción de Manuel Cobos. Imprescindible para los pacientes en situación de desánimo, y especialmente recomendable, para aquellos que tengan su capacidad de riego prácticamente atrofiada.


PALABRAS PARA JULIA, canción de PACO IBÁÑEZ sobre un poema de José Agustín Goytisolo. Imprescindible para personas que de repente –o sin de repente– pierden la fuerza necesaria "pa'tirar pa'lante" por miedo a la soledad o por desconfianza.

Si la situación es medianamente grave se recomienda la versión de Paco Ibáñez; si la dolencia es muy, pero que muy, grave, no hay más remedio que acudir a Los Suaves.




PARA EL DOLOR, canción de Ana Laan. Muy recomendable contra la "pena negra", la soledad, la duda oscura, el miedo y otros males que produzcan "dolor de alma".


CONTIGO, canción de Alejandro Martínez. Eficacísima en situaciones de "duditis afectiva" o de "desconfiantivitis amorosa", o siemplemente pasional.


TU AMANTE BIPOLAR, canción de David Moya. Como su propio nombre indica esta canción se recomienda a personas que padezcan –o que sospechen que pueden padecer– algún tipo de "trastorno pipolar".

Como podrá comprobarse es una "farmacocancionaza" de efecto inmediato puesto que ayuda a tomar conciencia de esa realidad sin traumas; a la posibilidad del reequilibrio –por supuesto sin perder el apasionamiento–; y a sentir que la "pendulitis". en eso del amor, a veces tiene "su punto morbosillo" y puede llegar a crear "situaciones sorpresivas insospechadas".



Y por hoy nada más; nuestro "VADEMÉCUM MUSICAL" continuará....

Las próximas "FARMACOCANCIONES" serán aquellas que me han ido llegando y cuyos intérpretes cantan en catalán. En estos casos añadiré las traducciones correspondientes.

¡Ah!... y ya sabes: puedes seguir añadiendo más canciones en el apartado de "comentarios" que aparece más abajo.

AVISO IMPORTANTE: Que yo sepa, ya hay más de ocho médicos que están empezando a consultar y utilizar nuestro VADEMÉCUM.... ¡Esto tiene futuro!

sábado, 27 de abril de 2013

ALBERTO LEAL Y ÁLVARO RUIZ: TRABAJO, SENCILLEZ, LATIDOS Y CALIDAD... ¡MUCHA CALIDAD!

Hoy os propongo introduciros es este "cuelgue" escuchando y disfrutando de una canción... La interpretan ALBERTO LEAL y ÁLVARO RUIZ.



«La única puerta que me deja atravesar
es la que da a la calle
y yo salgo para poder respirar
pero yo lo que necesito no es el aire.
Yo la busco como un gato que no para de buscar
a un perro pa’que le ladre
y yo le huyo como un barco que para de escapar
del aire, del aire.

Siento que mañana volverá
hacia ningún lugar,
hacia ninguna parte,
siento que mañana se irá
para volver a empezar a amarte.

La única mentira que me dejaste contar
fue pa’savarte,
la única verdad que yo no quise revelar
era que se acababa mi sangre.
Y es que no puedo más, no aguanto más
este no saber como amarte,
y es que no puedo más, no aguanto más
este no esperarte.

Siento que mañana volverá
hacia ningún lugar,
hacia ninguna parte,
siento que mañana se irá
para volver a empezar a amarte».
("Hacia ninguna parte". Alberto Leal).

La primera vez que vi actuar juntos a Alberto y a Álvaro fue hace prácticamente un año –en concreto a finales de abril del año pasado–, fue en el concierto que Alberto Leal nos ofreció, en compañía de Alejandro Ferre, en la Sala Zanzibar, de Madrid, donde presentaron su disco "De amores y rayuelas". En aquella ocasión Álvaro Ruiz les acompañó a la guitarra y nos interpretó alguna de sus canciones.

En la crónica que escribí sobre aquel concierto, decía:  «Tengo que resaltar, lo que ha supuesto para mi un gran descubrimiento; me refiero al cantautor, también sevillano, Álvaro Ruiz; joven creador, del que seguro que tendré que hablar y escribir mucho en un futuro próximo porque me parece que va a llegar a ser, muy pronto, un cantautor extraordinario».

Y así ha sido, no me equivoqué. Álvaro –que es un gran guitarrista–  a lo largo de los doce meses transcurridos desde aquel concierto en Zanzibar ha madurado mucho poética y musicalmente como "cantautor" y ahora se nos presenta compartiendo con Alberto Leal un proyecto musical de mucha calidad en el que interpretan juntos canciones compuestas individualmente por cada uno de ellos. Canciones como ésta, titulada "Miedo", de la que Álvaro Ruiz es autor:


«Miedo, a perderme por las calles
a que rompas los finales de este cuento sin variante.
Miedo, a encontrate por los bares.
A no tener valor de acercarme y molestarte.
Miedo, a que cambies o yo cambie,
miedo a tenernos miedo, a ser un ser despreciable.
Miedo a soñar con lo prohibido,
a gritarnos sin motivos.
Sin escuchar antes los latidos causados por el...
...Miedo a la oscuridad, a la tempestad,
a la verdad, a la cualidad
de que fallen mis canciones.
Siento tanto miedo innecesario
que no cumplo los horarios, y pierdo las emociones.
Tanto miedo...

Miedo, a enfermar. A cerrar los ojos por la noche.
A dormirme rodeado de muñecas y peluches.
A atravesar a oscuras el pasillo, y me agarren los tobillos.
Miedo al viento al movimiento y sus sonidos.
Miedo a crear mas enemigos.
A que lances verbalmente contra mi tus cuchillos.
Tengo miedo, de que un dia en el espejo
te observes y el reflejo, te devuelva los recuerdos
y las promesas de aquel niño.
Y crecerás, cambiarás,
te dirás y preguntarás. ¿Cuál fueron tus pasiones?
Realmente tengo miedo. A despertar, a fracasar,
a continuar, a derribar cimientos que creamos con las manos.
Y tu aliento, caminará sin prisas. 
Ahogado en este mar, este mar de miedos.
Este mar de miedos...»
("Miedo". Álvaro Ruiz).

Este nuevo proyecto de "canciones compartidas" es precisamente el que Alberto y Álvaro nos ofrecieron, el pasado martes 23, en la Sala Libertad 8, de Madrid.

Alberto Leal en la Sala Libertad 8, el pasado 23 de abril.
Álvaro Ruiz en la Sala Libertad 8, el pasado 23 de abril.

Fue un concierto muy hermoso y de gran calidad del que voy a destacar tres aspectos que considero muy valiosos e importantes, y que me sorprendieron, muy positivamente, sobre todo por lo poco que suelen prodigarse en el universo de la "joven canción de autor".

En primer lugar la evidencia del "buen trabajo" realizado... Se nota que Álvaro y Alberto se han "currado" mucho y muy bien su "proyecto compartido", y que, en consecuencia, el resultado es muy positivo: Han creado un "espectáculo" en el que brilla la complicidad y la compenetración, y en el que nada resulta forzado.

El compartir musical y poético de Alberto y de Álvaro es un compartir de sensibilidades y de canciones muy "fresquito", espontáneo y de una gran naturalidad en el que se cumple aquella "máxima", tan característica en los inicios de la "canción de autor", de que cuando se opta por un proyecto en común «la idea del yo es indisoluble de la idea del nosotros". 

En su concierto Alberto y Álvaro renuncian a cualquier tipo de protagonismo individualista –hay momentos en que no sabes realmente de quien de ellos es la canción que interpretan– y optan por lo que es realmente importante: ofrecer una música y unos textos interesantes, de gran calidad y muy bien interpretados.

Alberto Leal y Álvaro Ruiz en la Sala Libertad 8.

En segundo lugar, todo lo anterior Alberto y Álvaro son capaces de desarrollarlo con sencillez y con un gran sentido del humor –no pueden aparcar su identidad sureña–. Para presentar o introducir la trama argumental de sus canciones no utilizan, ni necesitan, mucha palabrería; huyen del "mesianismo" y por supuesto del adoctrinamiento. Lo que ellos hacen –y lo hacen muy bien– es simplemente crear el clima necesario –"relajao" y sutil–  para que sus canciones puedan volar y expresarse en libertad por la sala sin ningún tipo de condicionamiento.

Y en tercer lugar, en las canciones de Álvaro y Alberto difícilmente puedes encontrar ensoñaciones o relatatos que rayen con la irrrealidad; las suyas son canciones que, respondiendo a la verdadera identidad de la "canción de autor", fotografían latidos y suspiros interiores –vivencias y sentimientos personales, o sea, la "vida misma en su cotidianidad"–, y latidos y suspiros sociales y compartidos, que en momentos tan injustos y despiadados como los que hoy estamos viviendo en España se hacen especialmente dolorosos y hay que reflejar y denunciar.

En esa doble perpectiva –y por poner dos ejemplos– me parecieron especialmente lúcidas dos canciones: "Como está la vida", compuesta por Álvaro Ruiz; y "Vamos a caminar" de Alberto Leal.


«Esta misma mañana se cumplió una de mis pesadillas
el cartero en vez de traerme cartitas de amor, me dejó la factura del agua y de la luz.
¡Ay! que ver, este mes nos duchamos con agua fría.
Ay señor, señor. Como está la vida.
Pa colmo mi Rosi me deja la facultad y se ha colocao en una peluquería 
por que dice que cortando melenas en el barrio tiene mas salidas.
Ay señor, señor. Como está la vida.

Tantos años de vecinos y Manolito vuelve al pueblo con su mama.
En paro y sin pagar el piso le han embargado hasta el carné de identidad.
Ay señor, señor. Como está la vida.
Que necesidad tiene mi chaval de huir a trabajar a otro lugar.
Aprender a leer te costará un riñón por el cual no podrás pagar tu operación.
Abuelos que trabajan, jóvenes en paro. Unos con mansiones y otros desahuciados».
("Como está la vida". Álvaro Ruiz).


«Me pongo los auriculares
y me largo a pasear,
me pongo la bicicleta debajo
y salgo a buscar
trozos de mí por esta ciudad sin mar [...]
Ato mis sueños a mi sobrero
y el sombrero a un reloj
pero el reloj no es de tiempo
el reloj es mi corazón.

Vamos a caminar
haciendo de tripas corazón,
vamos a caminar
salga por donde salga el sol,
vamos a caminar
creo que mañana será un día mejor,
vamos a caminar [...].

Y es que quiero que me entiendas
y es que quiero que comprendas
que la vida no es tan solo lo que es
porque lo más importante
es que al final nos demos cuenta
que la vida es como tú la quieras ver».
("Vamos a caminar". Alberto Leal).

Dicho todo lo anterior, y para no alargar demasiado este "cuelgue", solamente quiero felicitar a Alberto y a Álvaro por su trabajo; y destacar también la participación en el concierto del pasado martes –día 23– de Chema del Estad –que les acompañó haciendo percusiones en varios temas– y la presencia –colaborando como invitados–, de la indiscutible genialidad de El Kanka y de Pedro Chillón.

El Kanka en la Sala Libertad 8, el pasado 23 de abril.
Pedro Chillón en la Sala Libertad 8, el pasado 23 de abril.

viernes, 26 de abril de 2013

CANCIONES Y PERSONAJES: JUAN ANTONIO CANTA Y CATHERINE DENEUVE.

Esta mañana, en mi muro de facebook, daba los "buenos días" con una canción del cantautor cordobés JUAN ANTONIO CASTILLO –más conocido como JUAN ANTONIO CANTA– que falleció en 1996. En concreto colgué una de sus canciones que más me gusta, la titulada "Copla del viudo del submarino", tema incluido en su disco "Las increíbles aventuras de Juan Antonio Canta" (1996), grabado pocos meses antes de su muerte.

En aquel mismo disco Juan Antonio grabó un tema "genial" dedicado a un personaje del que se sentía totalmente enamorado, era –ni más, ni menos– que Catherine Deneuve... ¡Evidentemente, el chico no tenía mal gusto!

Juan Antonio Canta y Catherine Deneuve

Os propongo leer y escuchar la canción sin más, creo que no necesita ningún tipo de introducción:
«Catherine Deneuve me vuelve a sorprender
con su belleza insólita de Marie Claire.
Se vuelve azul, también se vuelve gris,
y así Catherine se vuelve más Deneuve.

No estaré en el mismo ascensor que Catherine Deneuve, y bien lo sé.
Si una mujer llama a mi habitación
le pido a Dios que sea Catherine Deneuve

Ann-Margret es más guapa que tú,
aunque no sé si es más bella que Catherine.
No sé bien con cuál me quedaré,
pero sé bien que no podré elegir.

No estaré en el mismo ascensor que Catherine Deneuve, y bien lo sé.
Si una mujer llama a mi habitación
le pido a Dios que sea Catherine Deneuve

Jacqueline, aunque también Brigitte,
son Catherines pero no son Catherine.
Son Bardot, son incluso Bisset,
pero Catherine, c'est mucho más Deneuve.

No estaré en el mismo ascensor que Catherine Deneuve, y bien lo sé.
Si una mujer llama a mi habitación
le pido a Dios que sea Catherine Deneuve

Mon parole d'amour, c'est pour toi».




Aprovecho el recuerdo de esta canción y de este extraordinario cantautor, para informaros que en enero de 2011 puse, en este mismo blog, tres "cuelgues" dedicados a su trayectoria artística, a su obra y a su singular historia que, por desgracia, tuvo un triste final para los amigos que le queríamos y que admirábamos –y aún lo seguimos haciendo– sus creaciones poéticas y musicales.

Todo lo que he escrito sobre JUAN ANTONIO CANTA en el blog –incluido el "cuelgue" de hoy– podréis retomarlo pinchando en el siguiente enlace:

jueves, 25 de abril de 2013

«EL BAÚL DE MIS RECUERDOS» II - "VEINTE AÑOS DE CANCIÓN EN ESPAÑA (1963-1983)" + INÉDITO DE "RAPHEL PHERRER" EN EL PROGRAMA "LA TARDE" DE TVE.


Hoy vuelvo a abrir «EL BAÚL DE MIS RECURDOS» para recuperar y compartir otro de los programas de "LA TARDE", emitidos por Televisión Española, al que fui invitado para presentar los libros "VEINTE AÑOS DE CANCIÓN EN ESPAÑA (1963-1983)". En este caso deduzco que el programa corresponde al año 1986, año en el que concluí el cuarto volumen de los libros antes citados.

A la vez voy a rescatar también un vídeo del cantautor mallorquí RAPHEL PHERRER que fue invitado ese mismo día a presentar en "LA TARDE" su primer LP titulado: "Desnormalització".

Respecto al video correspondiente a la presentación de los libros quiero hacer tres comentarios:

• En primer lugar llamar la atención sobre los 3 primeros minutos de su inicio. En ellos podemos disfrutar de un precioso e interesante montaje musical compuesto de cuatro fragmentos de canciones: "A por el mar", de Luis Eduardo Aute; "Alè" ("Aliento"), de Lluís Llach; "Habaneras de Sevilla", de Carlos Cano; y "Dime", de Lole y Manuel. (Están los cuatro muy guapos, pero lo de "Lole" ¡es tremendo!).

• El final de la entrevista concluye con la intervención de RAPHEL PHERRER, cantautor mallorquí –al que luego me referiré– que interpretó en directo su canción "El vent".

• En tercer lugar decir que tanto a Ramón Moratalla –corresponsable de esta sección del blog– como a mí nos ha parecido interesante y curioso conservar en el vídeo unas imágenes finales que corresponden al pórtico de la entrevista que se le hizo al siguiente invitado, creo recordar que era un astrónomo. En esas imágenes se muestra un viaje espacial y como fondo el tema musical "The great gig in the sky" ("El gran concierto en el cielo") grabado en el álbum "The Dark Side Of The Moon" (1973), de la banda británica Pink Floyd.



Como hemos podido ver y escuchar en el vídeo anterior, al programa de "LA TARDE", que hoy rescatamos, fue invitado a cantar RAPHEL PHERRER.

RAPHEL PHERRER se dió a conocer en el universo de la canción en el año 1986. Después de mucho tiempo trabajando en la radio compuso y grabó su primer disco titulado  "Desnormalització", LP que se publicó con una cubierta que en realidad era una caja de ensaimadas.

En 1989, publicó "Mallorcatur", banda sonora de un espectáculo creado por él mismo sobre textos de Carlos Garrido. El mismo año apareció también "Sor Thomasseta Super Star", nuevo disco de temas propios. Más recientemente, en 1995 reunió lo más significativo de su trabajo en un CD al que tituló "La genial obra de Raphel Pherrer".



En el siguiente vídeo podemos ver y escuchar a RAPHEL PHERRER interpretando la canción "Tira-l'hi" en el programa de "LA TARDE" al que vengo haciendo referencia.



Relacionado con este "cuelgue" y con los libros "VEINTE AÑOS DE CANCIÓN EN ESPAÑA (1963-1983)", voy a rescatar también el siguiente álbum fotográfico –para mí especialmente entrañables– del día en que fueron presentados en la Sociedad General de Autores, y de la cena que ese mismo día celebramos en Casa Gades (Madrid) después de la presentación. Fue el 24 de octubre de 1984.

Acto de presentación de los libros "VEINTE AÑOS DE CANCIÓN
EN ESPAÑA" (1963-1983" en la Sociedad General de Autores.
Me tocaba hablar a mí, Detrás de izquierda a derecha Juan José Alonso
Millán –Presidente de la SGAE– Tedy Bautista, Antonio Gómez, 
Javier Aisa –editor– y María Asquerino.
Juan José Alonso Millán, María Asquerino y Fernando G. Lucini.
María Asquerino leyendo el prologo que me "regaló" Antonio Gala
para el primer volumen. En la cara se me nota, con evidencia,
el enamoramiento que sentía hacia María.
Maria Asquerino –¡¡¡guapísima!!!– con mi libro entre
sus manos. ¡Todavía siento un "gustito" indescriptible!.
Chicho Sánchez Ferlosio, Elisa Serna y Marina Rossell
subiendo la hermosa escalinata del Palacio de Longoria, sede de la SGAE.
Javier Krahe, Quico Pi de la Serra, Humet y Tedy Bautista
antes de iniciarse la presentación de los libros
Joaquín Sabina, José Antonio Labordeta, Hilario Camacho,
Jesús Munárriz
y Quico Pi de la Serra.
Cena en Casa Gades. De izquierda a derecha: el flequillo de Luis Pastor.
Adolfo Celdrán, Carmen Santonja, Luis Eduardo Aute, Raúl lcober,
Fernando G. Lucini, Marina Rossell, Labordeta, Antonio Gómez
y Elisa Serna. Al fondo están Víctor Claudín, Rufo, y Pablo Guerrero.
En casa Gades. Detrás del libro Paco Ibáñez.
De izquierda a derecha, entre otros, Joaquín Sabina, Marina Rossell,
Fernando G. Lucini, Elisa Serna Aute, Plácido Serrano, 
José Antonio Labordeta, y Adolfo Celdrán,

miércoles, 24 de abril de 2013

«VADEMÉCUM MUSICAL» - PRIMERA SELECCIÓN DE «FARMACOCANCIONES»

Tras recoger las primeras aportaciones que han llegado al blog para la creación de un «VADEMÉCUM MUSICAL»ofrezco, a continuación, un primer "cuelgue" en el que aparecen las primeras canciones que hemos seleccionado e incorporado:

"GRACIAS A LA VIDA", canción de Violeta Parra. Para cuando una persona está a punto de perder el "sentido de la vida". Se recomienda la versión  interpretada por Mercedes Sosa.


"SUEÑOS", canción de Pablo Guerrero, y "CUANDO DIGO FUTURO", de Silvio Rodríguez. Recomendadas para cuando un ser humano desconfía del futuro en general, o, más concretamente, de su propio futuro.




"EL REPARADOR DE SUEÑOS", canción de Silvio Rodriguez. Especialmente recomendada para personas que tienen un sueño roto.


"TODO CAMBIA", canción de Julio Numhauser . Recetar a personas que crean, o empiecen a creer, que las personas, o los acontecimientos, no van a cambiar a mejor; y para aquellas otras que no terminan de aceptar sus propios cambios o transformaciones personales. Se recomienda la versión interpretada por el grupo Celtas Cortos para pacientes graves, y la de Mercedes Sosa para personas en situación menos crítica.



"SÁBADO CORTO", de Pablo Milanés, y "AQUELLAS PEQUEÑAS COSAS", de Joan Manuel Serrat. Canciones recomendadas para personas entristecidas porque han dejado de valorar las pequeñas cosas de la vida, o se sienten incapaces de descubrir la belleza que irradia, con frecuencia, la cotidianidad.




"AUNQUE NO ESTÁS", de Alejandro Filio. Especialmente recetable para personas que están tristes y echan en falta a alguna persona querida que ya no está con ellas.


"CLARA", de Joan Baptista Humet. Canción recomendada especialmente para aquellas personas que estén luchando contra cualquier tipo de droga o dependencia; para que tomen conciencia de su situación y hagan todo lo posible por salir de ella.


"SEÑALES DE VIDA", de Luis Eduardo Aute. Tema muy recomendado para pacientes entristecidos, o "casi rendidos", que han perdido la memoria, por ejemplo, de su infancia; y que, en la recuperación del recuerdo, pueden volver a poner a galopar su corazón.


"CAMINAR", de Juan Antonio Muriel. Canción muy indicada para personas que empiezan a perder las ganas de caminar, o sea, de echar pa'lante sin miedo, con confianza y dejándose llevar.


"LAS HADAS EXISTEN", de Rozalén. Para quien tenga enferma la magia, la imaginación y la fantasía; o sea, para aquellas personas a las que el hiper-realismo tristón, corrupto o depresivo las esté matando.


"HOY BAILARÉ", de León Gieco. Para personas que se encuentren derrotadas y sin horizontes pero con un largo camino por recorrer. Igualmente indicada para pacientes que tengan su corazón demasiado endurecido.



... Y SI QUIERES Y TE APETECE PUEDES IR AÑADIENDO MÁS CANCIONES
E INDICAR EN QUÉ CASOS LAS RECOMENDARÍAS...
... NUESTRO "VADEMÉCUM MUSICAL" CONTINÚA EN EL APARTADO
DE "COMENTARIOS".

martes, 23 de abril de 2013

CABALLERO BONALD. PREMIO CERVANTES 2012 - 2: DEL SELLO DISCOGRÁFICO «PAUTA» Y OTRAS COLABORACIONES

Poetas y escritores de la "generación del 50": de izquierda a derecha,
Carlos Barral,  José Manuel Caballero Bonald, Luis Marquesán,
Jaime Gil de Biedma,  Ángel González
y Juan Ferraté, ante la tumba
de Antonio Machado en Colliure (Francia) en 1959.

Hoy se le ha hecho entrega del Premio Cervantes, al gran poeta de la "Geranarción del 50", JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD

Ayer le dediqué un primer "cuelgue" destacando el gusto y la cercanía que el poeta jerezano siente hacia la "canción de autor" a la que le ha dedicado momentos importantes y significativos de su vida; en concreto, ponía como ejemplo, y primera muestra, su colaboración con Luis Eduardo Aute en la composición de la canción "La palabra más tuya" dedicada a Antonio Machado.

Hoy, en primer lugar, voy a referirme a su participación como creador, asesor y, en algunos casos, productor del Sello "PAUTA" creado a mediados de los años setenta en la compañía discográfica ARIOLA.


Este sello ideado y puesto en marcha por Charo García –amiga con la que he vivido precisas e inolvidables experiencias– y por Caballero Bonald, fue muy importante, desde el punto de vista cultural, en los años de nuestra transición democrática.

En el marco del sello "PAUTA" se planteaban dos claros objetivos: Por una parte, apoyar, producir y promover una línea discográfica de alta calidad en el ámbito de la "canción de autor" –compitiendo, en ese terreno, con el sello "GONG" que ya se había puesto en marcha en la empresa Movieplay–; y, por otra parte –contando con el asesoramiento de Caballero Bonald desarrollar una línea discográfica de "flamenco" en la que se conjugarán la calidad, la transformación y el compromiso social y político en defensa de la democracia y los derechos humanos.

Respecto a la "canción de autor", en el contexto de "PAUTA" –me refiero a la línea de pensamiento marcada por Caballero Bonald y Charo García– se crearon discos memorables como la famosa trilogía de Aute: "Rito" (1973), "Espuma" (1974) y "Sarcófago" (1975); los discos de Maria del Mar Bonet"Cançons de festa" (1976) o "Alenar" (1977); el LP de Paco Ibáñez cantando a Pablo Neruda y del Cuaeteto Cedrón interpretando a Raul González Tuñón (1977); el mítico álbum del grupo canario Taburiente "Nuevo cauce" (1976); "Heliotropo" (1973) de Vainica Doble; "Viure" (1977) de Joan Isaac; "Ti, Galiza" (1977) de Miro Casabella; o "Está despuntando el alba" (1976) de Los Juglares cantando a Miguel Hernández.

En muchos de aquellos discos, Caballero Bonald tuvo una muy importante y particular participación, por ejemplo, adaptó al castellano los textos de Joan Isaac cantados en catalán; fue productor del disco de Los Juglares dedicado a Miguel Hernández; coordinó y presentó el de Paco Ibáñez y el Cuarteto Cedrón; y, como pura anécdota, Maria del Mar Bonet me comentaba ayer mismo que fue José Manuel quien le recomendó y le presento a Paco Cepero que partició en la grabación de su disco "Alenar".

Dentro del sello "PAUTA", merece la pena destacar también el histórico y siempre actual LP "Forgesound" (1976) compuesto por Luis Eduardo Aute y Jesús Munárriz, y en el que Caballero Bonald participó plenamente. El disco fue presentado en la sastrería "Gutiérrez" de Madrid, zona de Cuatro Caminos, y ésta es una de la imágénes-recuerdo de aquel famoso y entrañable día:

De izquierda a derecha: Jaime –hijo de Munárriz–, Forges, Julia León.
Rosa León, Aute, Jesús Munárriz, Teddy Bautsta
y Caballero Bonald.

En la línea de flamenco renovado y comprometido Caballero Bonald en el sello "PAUTA" participó en numerosos discos: produjo, por ejemplo" los LP's "Cantes andaluces de ahora" (1975) o "Abre las puertas pueblo" (1976), de Manuel Gerena; y produjo y compuso textos para discos de Manuel Soto Sordedera y de Diego Clavel. 

Concretamente, de Diego Clavel produjo y escribió los textos de un bellísimo disco –ilustrado por Guinovart– titulado "La raiz del grito" (1975). De aquel disco os sugiero escuchar estas "bulerías por soleá" a las que José Manuel puso el nombre de "Igual que se arremolina":



También es importante que hacer referencia a otras colaboraciones de José Manuel Caballero Bonald en el ámbito de la canción, entre ellas la que mantuvo con Joaquín Sabina escribiendo a medias el tema "Dos horas después", integrado en el disco de Joaquín titulado "Alivio de luto" (2005) –tema que mañana utilizaré como canción de "buenos días" en mi muro de facebook–; la musicalización e interpretación de su poema "Preguntas" realizada por Paco Damas en su disco "Que a todas las balas se les haga de noche" (2011); y la colaboración que tuvo en el disco colectivo "!Viva la Pepa! Por la libertad de expresión" (200) –publicado a beneficio de "Reporteros sin Fronteras"– con la recitación de su poema "Escribo la palabra libertad", realizada por Pablo Guerrero, sobre una melodía compuesta e interpretada por Luis Mendo y Bernardo Fuster.

Por último, quiero destacar las colaboraciones de Caballero Bonald con Juan Peña "El Lebrijano" en sus discos "Encuentro" –grabado en 1988 con la Orquesta Andalusí de Tánger– y "Tierra" (2001) obra de la que José Manuel es autor del texto de todas las canciones. En concreto del disco "Encuentros" os propongo escuchar en el siguiente video la canción "Dame la libertad" basada en un poema del Premio Cervantes 2012.



José Manuel Caballero Bonald ha escrito también diversos textos para la presentación de discos de cantautores como Paco Damas –disco "Once canciones de amor y una reina" (2004)–; o Juan Luis Pineda para el que escribió un preciso texto prologando su CD: "Olla de grillos" (2002).

lunes, 22 de abril de 2013

CABALLERO BONALD. PREMIO CERVANTES 2012 - 1: «LA PALABRA MÁS TUYA»

Mañana le será entregado el Premio Cervantes 2012 al poeta jerezano JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Deseo unirme desde aquí a ese acontecimiento manifestándole, por una parte, mi felicitación y mi alegría; y, por otra, resaltando, en este cuelgue, y en el de mañana, algunos "gestos" –o significativos "guiños"– en los que se pone, claramente, de manifiesto la relación creativa, y de apoyo, que siempre mantuvo el nuevo Premio Cervantes con la "canción de autor".

José Manuel Caballero Bonald.

Hoy voy a remontarme al año 1975, año en el que Caballero Bonald, junto con Luis Eduardo Aute, compusieron una canción, dedicada a Antonio Machado, a la que llamaron "La palabra más tuya"; canción que inicialmente grabó Rosa León en su LP "Al alba" (1975), y que Eduardo interpretó y grabó, años después, en el libro-disco "Trovadores de silencios" (Editorial Calambur, 2010).


La canción "La palabra más tuya" con letra de Caballero Bonald y música de Luis Eduardo Aute, podemos escucharla, interpretada por Rosa León, en el siguiente enlace de "goear":


«Con una mano escribo
Y con la otra abro
las páginas de un libro.
Aquí está
la palabra que busqué tantos años.
Merezco repetirla
impunemente ahora
mientras leo tu nombre siempre vivo
en el piadoso mármol.

Abel Martín, Juan de Mairena.
Conmigo estáis oyendo la apócrifa verdad
peregrinando
por las abiertas páginas de un libro.
Lejos ya
de los muros hostiles
que circundan
las letras de la fe.

Latino más liberto de Cotlliure.
Piedra sonora entre las impasibles
violetas sepulcrales.
Aquí dejo caer,
sobre la tierra,
calladamente,
la palabra más tuya».

Sobre esta canción hay una anécdota que me gustaría relatar. En el año 2006 diseñé y puse en marcha, para la Fundación Autor, una colección de 13 discos –más uno que editó "Sony BMG"– dedicados a la poesía cantada; el primero de aquellos discos decidí dedicarlo a Antonio Machado. 

Estando trabajando en aquel disco, me vino a la memoria la canción de Caballero Bonald y de Aute; volví a escucharla y aquella escucha resultó tremendamente luminosa: Llevaba más de un mes preguntándome qué nombre podría darle a la colección y, de repente, lo encontré: se llamaría "LA PALABRA MÁS TUYA", es decir, como el último verso de poema de Caballero Bonald.


Mañana –día en el que Caballero Bonald recibirá el Premio Cervantes– publicaré un segundo "cuelgue" referido a otros de sus gestos de acercamiento a la "canción de autor", entre ellos, su participación como asesor del histórico "Sello Pauta" de la discográfica Ariola –en el que se editó, por ejemplo, el disco "Forgesound 1976"–, o su colaboración con Joaquín Sabina en el disco "Alivio de luto" (2005); o, más recientemente, con Paco Damas en "Que a todas las balas se les haga de noche" (2011).