Páginas vistas en total

martes, 11 de septiembre de 2012

300.000 VECES, E INCANSABLEMENTE, ¡GRACIAS!

En este momento, en el contador que aparece en la parte superior de esta página, a la izquierda, ha aparecido el número 300.000, lo que significa que en el año y diez meses que tiene este blog, he recibido 300.000 visitas... 

Este hecho hace que me sienta muy feliz, ¡de verdad!... Es un enorme estímulo para seguir defendiendo, promocionando y recuperando aquí –día a día, y todos los días– la "canción de autor" a la que tanto amo.

Quiero celebrar este momento diciendo, sencillamente, esto:

MANUEL CUESTA Y SUS PROYECTOS SOLIDARIOS: «HAY UNA LUZ». UN VILLANCICO PARA LOS NIÑOS Y NIÑAS DE CALCUTA.

Hoy voy a hablar de MANUEL CUESTA, y voy a hacerlo por un motivo muy concreto y muy especial que enseguida explicaré; pero antes voy escribir unas cuantas cosas sobre él; y voy a hacerlo, en primer lugar, porque me lo pide el cuerpo –sobre todo mi "corazoncito"–; y, en segundo lugar –y esto ya es menos subjetivo– porque en justicia se lo merece.

Para empezar, MANUEL CUESTA –siendo muy joven, nació en Sevilla en 1975– no forma parte de esa generación a la que llamamos genéricamente los "jóvenes cantautores"; Manuel es un "cantautor" de largo e intenso recorrido. Tiene grabados siete discos y una extensísima experiencia de recitales y conciertos como aquellos primeros, absolutamente míticos, en "La Carbonería" de Sevilla, o en los inicios de "El Buho Real", "Liberta 8", "Suristán", "Café del Foro", etc. etc.

Alfonso del Valle, Manuel Cuesta, Chiqui y Joaquín Calderón
en "La Carbonería"
Por otra parte, he de decir –porque me consta– que Manuel Cuesta es un ser humano absolutamente generoso y solidario; un hombre comprometido con la justicia, con el valor de la libertad, y, en general, con toda la "ética democrática" por la que tanto hemos luchado, y seguimos luchando, en nuestro país y para todo el Planeta.

Podría enumerar varios gestos de solidaridad que conozco personalmente de Manuel, pero me voy a limitar a uno que constituye el origen de lo que después voy contar: Fue el pasado 26 de mayo en Salamanca; la ONG "Amigos de Calcuta" le solicitó que participara en un concierto benéfico al que llamaron "Los colores de la vida". Manuel no solamente no puso ninguna dificultad, sino que se entregó totalmente al proyecto. El concierto celebrado en un Teatro Juan de la Enzina de Salamanca, abarrotado de público, fue un completo éxito de calidad y de generosidad.

Manuel Cuesta interpretando en Salamanca su canción «Báilame el agua»
acompañado del Coro Infantil Pequeña Annuba.

Pues bien, a Manuel Cuesta el trabajo que están realizando en la India los voluntarios de la ONG "Los amigos de Calcuta" le ha llegado profundamente al corazón, y afectado, en esta ocasión, por el saludable y necesario virus de la solidaridad, ha puesto en marcha un precioso proyecto en el que he querido y le he pedido implicarme porque cosas así son las que de verdad merece la pena hacer en los tiempos que corren.

Voy a dejar que él mismo explique el proyecto:

«La pasada Navidad compuse un villancico titulado "Hay una luz" que grabaré en los próximos meses de septiembre y octubre junto con otros importantes cantautores y que tendrá su correspondiente Vídeo Clip, que se rodará en noviembre bajo la dirección de Daniel e Ismael Serrano.

La canción se estrenará el 3 de diciembre en todas las plataformas digitales de música (Itunes, Spotify, Amazonmp3, Nokia Music Store...), y tanto las ventas de las descargas, como los beneficios de la explotación de los derechos de autor del villancico, irán a parar a la ONG "Amigos de Calcuta" con la que colaboro desde el pasado mes de mayo, cuando participé en el concierto "Los Colores de la Vida" en Salamanca.

Amigos de Calcuta (http://www.amigosdecalcuta.org) son un grupo de gente, cada uno con su propia historia, que tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano el proyecto de Xavier Raj en Calcuta. Aquella experiencia no les dejó indiferentes y desde 2007 empezaron a organizar, a título personal, grupos de voluntarios que van a Calcuta todos los años a colaborar con este proyecto. Sus fines son la promoción de actividades benéficas, de asistencia social, de cooperación para el desarrollo y de protección y promoción de la infancia y de la mujer, procurando ayuda económica y asistencial a los proyectos de desarrollo y de apoyo a la infancia promovidos por Xavier Raj en Calcuta».

«Aunque el invierno sea más frío que en los cuentos de Dickens
Aunque sea Andrew Lincoln en Love Actually
No te pienso dejar escapar ni un suspiro
Este año no me voy a rendir».
("Hay una luz". Manuel Cuesta).

Y somos muchos –y seguro que serán muchos más– los que "sin dejar escapar ni un suspiro, no nos vamos a rendir" unidos a Manuel Cuesta. De momento en el proyecto estamos Manuel, Ismael Serano, Luis Eduardo Aute, Pilar Bardén, Daniel Serrano y un servidor.


¡MANUEL, MUCHAS GRACIAS!... 
¡Y AQUÍ ESTAMOS DISPUESTOS A LO QUE SEA,
EN ESTA OCASIÓN, POR LOS NIÑOS 
Y LAS NIÑAS DE CALCUTA!