Páginas vistas en total

miércoles, 15 de agosto de 2012

VAINICA DOBLE 3 - ROMPIENDO MOLDES, CULTIVANDO SEDUCCIONES

Gloria Van Aerssen y  Carmen Santonja.

El dúo VAINICA DOBLE, al año siguiente de la grabación de su primer single, concretamente en la primavera de 1971, editaron su primer LP. 

Rotas sus relaciones con Columbia, Carmen y Gloria entraron en contacto con Manolo Díaz, que además del sello "Acción" –en el que editaron Pablo Guerrero y Aguaviva su primer disco– se encontraba preparando otro sello discográfico llamado "Ópalo". Manolo convencido, desde el primer momento, de la calidad musical y poética del dúo, se decidió a contratarlas para que grabaran en el nuevo sello recien creado.

Esta fue la cubierta de su primer LP:

Primer LP de Vainica Doble.
Ilustración de cubierta: Iván Zulueta.

En aquel primer álbum, producido por Manolo Díaz y arreglado musicalmente por Pepe Nieto, Carmen y Gloria incorporaron dos canciones tomadas de la serie televisiva "Fábulas""La cotorra" y "La cigarra y la hormiga"–, y diez maravillosos temas nuevos, a cual más sugerente; entre ellos "Mariluz", canción que no tiene desperdicio:

«Y tenía que bordar Mari Luz
punto de cruz en hilo azul,
borda que te bordarás
sentadita ante la ventana,
parecía porcelana de biscuit:
trajecito de organdí,
con lacitos carmesí,
pobre rosita de pitiminí.

Y sus padres la querían casar
con un brillante ingeniero industral:
"Si ahora no le quieres ya le querrás,
con la costumbre el amor llegará"
Y ella soñaba con Supermán,
y con tarzán, con Peter-Pan...

Escondida en el desván,
devoraba tebeos y cuentos
y era su mayor tormento no ser
huerfanita de París,
india del Mississipi,
pobre rosita de pitiminí

Y no la dejaban nunca mirar alrededor,
y no la dejaban nuca estudiar algo mejor
borda que te bordarás en tu ajuar.

Y creía en la pequeña Lulú
Borda que te bordarás Mari Luz,
y en Winnie Pooh,
borda que te borda con hilo azul,
punto a punto a punto bordas tu cruz».



Con referencia a aquel primer disco, hay varias curiosidades que merecen ser recordadas; en primer lugar, la presencia en la grabación de un coro infantil integrado por los hijos de Gloria, los sobrinos de Carmen y demás familia; en segundo lugar, la increíble, pero cierta, intervención de la censura, que retuvo la salida del LP más de tres meses con especulaciones tales como si el "gato" que protagonizaba la canción "Quien le pone el cascabel al gato", podría referirse, o no, a don Francisco Franco... Imagínense el grado de locura y de insensatez que tenían aquellos "maléficos y sádicos censores"; la letra de la canción decía simple y llanamente esto:

«Niño no duermas más
niño despierta ya,
que hay que poner el cascabel al gato
que se lo pongas tu, no se lo pongo yo
que se lo ponga Rita». 


Tras aquel primer LP, Vainica Doble grabó varios singles, también en el sello "Ópalo", que recogían canciones de las series de televisión "Refranes" y "Las doce caras de Eva", de Armiñán; y; en 1972, otro curioso single de carácter navideño con dos canciones: "¡Oh Jesús!" –que en 1997 volvieron a grabar en el CD "Carbono 14"– y "El evangelio según San Lucas". Por aquella misma época, y como curiosidad, publicaron también varios discos compartidos con Pablo Guerrero.



Al año siguiente, 1973, el sello "Ópalo" se vio obligado a cerrar por problemas económicos y, a través de José Manuel  Caballero Bonald, Carmen y Gloria ficharon con la discográfica Ariola en la que grabaron el LP titulado "Heliotropo"; disco esencial en el que figuran canciones  como "Habanera del primer amor", "Dos españoles, tres opiniones", "Requien por un amigo". "Elegía al jardín de mi abuela","Coplas del iconoclasta enamorado".



Del disco "Heliotropo" os sugiero la audición de esta canción titula "Habanera del primer amor":




«Al año nos conocimos
haciendo flanes de arena;
bien pronto nos descubrimos:
tu eras nene y yo era nena
En el verano segundo,
escapamos de la yaya
siguiendo una cucaracha,
y descubrimos que el mundo
no era solo nuestra casa

Tiempo de sol,
zapatitos de charol
Tiempo de luz,
yo de rosa y tu de azul
Tiempo de sol,
capotita de almidón
tiempo de luz,
yo de rosa y tu de azul

En una tarde de estío,
al cabo de algunos años,
descubrimos el suspiro
con un sentimiento extraño
Piedras y árboles del río
todavía están grabados
por nuestras manos de niños,
corazones dibujados
con tu nombre y con el mío,
dos corazones flechados,
del primer amor heridos

Inclemente impertinente
hizo el tiempo su labor
nunca dura cosa buena;
descubrimos de repente
con sentimiento y con pena;
se deshizo nuestro amor
como los flanes de arena».

BRASSENS Y CLAUDINA Y ALBERTO GAMBINO: PLEGARIA COMPROMETIDA, SOLIDARIA E IMPRESCINDIBLE PARA CANTAR PRECISAMENTE HOY

Sé que a diario entran en este blog cientos de personas que son creyentes, agnósticas y "dudantes" –como diría Yupanqui y es mi caso–; pues bien, dedicada a todas ellas ¡sin excepción!, hoy, "Día de la Asunción de la Virgen María", voy entonar y a proponer que nos unamos en una PLEGARIA común, comprometida, solidaria y creo que imprescindible.

Es una plegaria dirigida a la Virgen María que escribió el poeta Francis Jammes, a la que le puso música e interpretó Georges Brassens. La canción se llama "La prière" y ha sido versionada y cantada en castellano por el dúo argentino –residente en España– Claudina y Alberto Gambino.

Claudina y Alberto Gambino.

Claudina y Alberto grabaron  la canción de  Brassens –con el título de "Plegaria"– primero en su disco "Brassens en castellano", editado en Argentina, en 1972; y posteriormente, ya en España, en el LP: "Ensayos sobre Georges Brassens" (1975).

Cubierta del disco de Claudina y Alberto Gambino.
Dibujo/Caricatura de cubierta: Hermenegildo Sábar.

La "plegaria" a la que hoy os invito a cantar, o a proclamar, conmigo dice así:

«Por el niño que muere al lado de su madre 
mientras los otros juegan felices en la calle. 
Por el pájaro herido que no sabe por qué 
su ala sin sangrar se abate de repente, 
por el hambre y la sed, por el delirio ardiente... 
Dios te salve María. 

Por el niño golpeado, por el ebrio que vuelve, 
por la bestia que muere a golpes en el vientre, 
por la virgen herida que al vender desnudaron 
y por la humillación de aquel pobre inocente, 
por el hijo infeliz cuya madre insultaron. 
Dios te salve María. 

Por la vieja vencida que al tropezar exclama: 
Dios mío. Por aquel desgraciado cuyos brazos 
no pueden apoyarse en un amor humano. 
Como la cruz del hijo en Simón Cireneo, 
por el asno que cae bajo el peso del carro. 
Dios te salve María. 

Y por el horizonte que crucifica el cielo, 
por los que se desgarran y por los que sucumben, 
por los que están sin manos y han perdido su pie. 
Por el hombre que gime después que lo operaron 
y por el pobre justo muerto por criminal. 
Dios te salve María. 

Por la madre que llora al ver salvado el hijo, 
por la hierba sedienta que bebe de la lluvia 
y el pájaro que busca su pichón caído, 
y el mendigo que encuentra tan feliz su moneda. 
Por el sueño encontrado, por el beso perdido. 
Dios te salve María». 

He pensado que, dada la importancia que tiene para mi este "cuelgue" voy a incorporar un vidio con la canción cantada en francés por el mismísimo Georges Brassens, y la correspondiente letra, también en francés.





«Par le petit garçon qui meurt près de sa mère
Tandis que des enfants s'amusent au parterre
Et par l'oiseau blessé qui ne sait pas comment
Son aile tout à coup s'ensanglante et descend
Par la soif et la faim et le délire ardent Je vous salue, Marie.

Par les gosses battus, par l'ivrogne qui rentre
Par l'âne qui reçoit des coups de pied au ventre
Et par l'humiliation de l'innocent châtié
Par la vierge vendue qu'on a déshabillée
Par le fils dont la mère a été insultée Je vous salue, Marie.

Par la vieille qui, trébuchant sous trop de poids
S'écrie: " Mon Dieu ! " par le malheureux dont les bras
Ne purent s'appuyer sur une amour humaine
Comme la Croix du Fils sur Simon de Cyrène
Par le cheval tombé sous le chariot qu'il traîne Je vous salue, Marie.

Par les quatre horizons qui crucifient le monde
Par tous ceux dont la chair se déchire ou succombe
Par ceux qui sont sans pieds, par ceux qui sont sans mains
Par le malade que l'on opère et qui geint
Et par le juste mis au rang des assassins Je vous salue, Marie.

Par la mère apprenant que son fils est guéri
Par l'oiseau rappelant l'oiseau tombé du nid
Par l'herbe qui a soif et recueille l'ondée
Par le baiser perdu par l'amour redonné
Et par le mendiant retrouvant sa monnaie Je vous salue, Marie»