Páginas vistas en total

martes, 24 de julio de 2012

RUBÉN MÁRQUEZ: ENCUENTROS CON LA CANCIÓN Y CON LA PEDAGOGÍA.

Rubén Márquez.

Debe ser que personalmente me encuentro muy sensible y emocionado con mi anunciada vuelta a la Pedagogía, el caso es que ayer por la tarde estuve tomando un cafelito con RUBÉN MÁRQUEZ cantautor sevillano de Alcalá de Guadaira– y, aparte de regalarme su disco «Transparente» –que hace mucho tiempo que lo andaba persiguiendo y al que dedicaré el próximo fin de semana una de mis "musicalmas sabaninas"–, hablamos y hablamos de la escuela y de lo mucho que se puede trabajar en ella utilizando la música popular, y, en concreto, esta "canción de autor" a la que tanto amamos.


Rubén, a parte de componer e interpretar sus propias canciones, es profesor de 5º y 6º de Primaria, es decir es uno de esos "cantautores" que han optado por compaginar su trabajo –en este caso como "maestro"– con la aventura y el riesgo de la canción. Posicionamiento que aplaudo y que me parece realmente valioso y meritorio cuando además, a diario, y de forma cotidiana, Ruben procura que ambas actividades no sean contradictorias, sino todo lo contrario, totalmente complementarias.

(Es un planteamiento similar al que comparten otros creadores a los que admiro profundamente como Adolfo Langa, Diego Ojeda, Rogelio Botanz, Alejandro Martínez, Manu Míguez, Patricia Fernández, Fernando Arduán, Pedro Sosa, Marino Saíz y otros muchos).

He de decir que el rato que compartí ayer con Rubén, y con su compañera, fue entusiasmante, sobre todo porque me contó "en vivo y en directo" la experiencia que recientemente ha vivido con sus alumnos y alumnas de 11 años, del Colegio Público San Mateo, de Alcalá de Guadaíra.

Una experiencia en la que se produjo un mágica interacción entre el Lenguaje –y, en concreto, sobre las formas de expresión o de comunicación verbales y no verbales–, la Etica, o Educación para la Ciudadanía –alrededor del tema de los ancianos y de la muerte– y la Música y la Canción; experiencia de la que surgió un "cortometraje" realizado por lo propios alumnos y alumnas, titulado "Silvestre"; auténtica joya que hace días colgué en mi muro de facebook, pero que hoy quiero hacerlo más extensivo aquí DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA.




Si ya han visualizado este cortometraje, merece la pena volverlo a ver, y si no entre en él y ¡disfrute!... creaciones así son las que merece la pena realizar en los tiempos que corren y las que dignifican de verdad, y definitivamente, a nuestra canción de autor y a nuestros cantautores.

Por supuesto el curso que viene RUBÉN MÁRQUEZ participará con su experiencia en los curso que vamos a organizar –allá donde nos lo soliciten– sobre MUSICA, CANCIÓN Y PEDAGOGÍA; me lo ha confirmado, me ha dado una gran alegría, y muy pronto nos pondremos a trabajar junto... ¡Gracias Rubén! 

MUY BUENAS NOTICIAS DESDE LA HABANA. LAS PROTAGONIZAN DOS AMIGOS DEL ALMA: "VÍCTOR CASAUS" Y "JUAN MIGUEL MORALES"

Hoy mi corazón y mi vuelo informativo se dirigen hacia LA HABANA porque se han producido allí dos acontecimientos, relacionados con el mundo de la "canción de autor", que me gustaría difundir y celebrar.

• El primero, la concesión del PREMIO BARNASANTS al amigo VÍCTOR CASAUS director del CENTRO PABLO DE LA TORRIENTE BRAU en La Habana.

Víctor Casaus.


En total conexión afectiva e intelectual con la concesión de este premio –por cierto, merecidísimo–, voy a copiar, a continuación, la nota de prensa que con ese motivo se ha difundido desde La Habana:

«El intelectual cubano, Víctor Casaus, recibió en La Habana el Premio Barnasants 2012 en la categoría de Activismo Cultural, un galardón concedido por ese festival europeo por “su incansable labor de compromiso con la cultura y con la canción de autor en Cuba”. 

El premio le fue entregado por el fotógrafo catalán Juan Miguel Morales el 20 de julio en la Casa del Alba, durante las jornadas de la red Articularte.

Morales leyó un mensaje enviado por Pere Camps, director del Barnasants, quien lamentó no haber podido viajar a Cuba para la ocasión y señaló que es para él una enorme alegría que Casaus reciba la distinción, “no solo como una de las figuras intelectuales más respetadas en Cuba, sino también y sobre todo, como portavoz del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, paraguas imprescindible para la creación crítica e independiente de la cultura cubana, desde la convicción de que sin cultura no habrá justicia social”.

Juan Miguel Morales.

Al recibir el premio Víctor Casaus señaló que son muchas las razones que le provocan una gran alegría. “Primero –destacó– porque en este reconocimiento al activismo cultural está en mi caso la labor por supuesto que ha realizado el Centro Pablo y por lo tanto en ese sentido este es necesariamente un premio compartido, compartido con María Santucho (coordinadora) y con todos los compañeros que día a día, en ese pequeño espacio, trabajan por la cultura”.

Explicó que la segunda razón de regocijo es porque el reconocimiento viene de un proyecto “que en muchos sentidos es afín con lo que hacemos en el Centro”. “Somos almas gemelas con el festival Barnasants y con su director, un activista aguerrido y firme a favor de la canción y de la cultura en medios en que lo comercial y la banalización tienen una fuerza muy grande”.

Juan Miguel Morales, Víctor Casaus y Vivian Núñez.
Además del premio por el Activismo Cultural, el festival de Barnasants entrega otros dos lauros, que este año recayeron en el valenciano Joan Amèric en la categoría de Mejor Concierto Oficial y en el legendario cantautor uruguayo Daniel Viglietti en la de Trayectoria.

• El segundo acontecimiento del que quiero dejar constancia en el blog se relaciona con JUAN MIGUEL MORALES –anteriormente  citado–. Magnífico fotógrafo español que acaba de impartir unas clases y comunicar sus experiencias en el marco de las llamadas Jornadas de la Red ARTICULARTE recientemente celebradas en La Habana.

Copio seguidamente, la crónica que ha escrito sobre ese acontecimiento la periodista Vivian Nuñez, amiga del alma a la que conocí en mi último viaje a La Habana y que jamás olvidaré por su tremenda profesionalidad y por su delicada y linda ternura.


UN FOTÓGRAFO MILITANTE DE CAUSAS NECESARIAS
Por Vivian Núñez

«Así se autodefine Juan Miguel Morales, un artista catalán que vino a Cuba a participar en las jornadas de la red Articularte y que reafirmó un credo al que ha sido fiel desde décadas: “detrás de todo mi trabajo hay una declaración de amor a los cuatro vientos hacia el pueblo cubano”.

Juan Miguel Morales intercambió con creadores de la Isla y de otros países sobre el carácter social del arte, y aunque considera que no realiza un trabajo de ese alcance propiamente dicho, de alguna manera se vincula a él por ser “un fotógrafo comprometido con la canción de autor, con la música popular de mi pueblo, que es el catalán”.


Juan Miguel Morales en La Habana.

A pesar de que se considera un mal orador en público “porque soy fotógrafo, y los fotógrafos lo decimos todo con la imagen”, el artista participó en un panel realizado el jueves 19 de julio en la Casa del Alba, sede de estas jornadas. En esa ocasión presentó una colección de imágenes de un proyecto en el que trabaja desde hace diez años y que se titula Cuba, cuéntamelo con música.

“Se trata –explicó– de una serie de retratos de músicos cubanos de diferentes géneros, que se publicarán en un libro, probablemente a fines de este año”. Añadió que son retratos en un estilo muy clásico, retratos sicológicos del personaje en su entorno, “en los que uno intenta contar más de lo que se ve”.


Juan Miguel Morales. A la izquierda, sentados, Víctor Casaus y María Santucho.

Tras apuntar que esa labor trata de ser un trabajo testimonial, confesó Juan Miguel que detrás de todo ello está su amor por Cuba. Por ello ha participado con sus obras en otros eventos culturales de la Isla, como el X Salón y Coloquio de Arte Digital organizado en el año 2009 por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau donde se presentó su exposición "Caminos", acompañada de una ponencia titulada "Fotografiar música". Mundo analógico y mundo digital: dos cuerpos diferentes con un mismo espíritu.

Juan Miguel Morales en LA Habana.

Pero no solo para participar en las jornadas de Articularte viajó esta vez el fotógrafo catalán a la Isla. Vino también para entregar, a nombre del festival Barnasants –el evento de la canción de autor más importante de España– su premio anual en la categoría de Activismo cultural a Víctor Casaus.

“Debo decir que soy un admirador de Víctor Casaus, de su trabajo, de su obra personal y de su quehacer como director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, así como de su influencia en la cultura cubana y yo pienso que universal, porque la cultura es de un lugar y es también de todo el mundo”, enfatizó.

Y como quien entrega el premio es el director de Barnasants, Pere Camps, a quien Juan Miguel está vinculado por diversas y hermosas razones, entonces –dijo– “soy el mediador para la entrega de un premio de un hermano mío, que es Pere, a otro hermano, que es Víctor. Es un grandísimo honor”».