Páginas vistas en total

miércoles, 20 de junio de 2012

TEXTOS RECUPERADOS. CARLOS CANO: «YO SÓLO PUSE EL VIENTO»...

Carlos Cano.

Hace unos días –concretamente el pasado 4 de junio– recuperaba un hermoso texto de Pablo Guerrero publicado en el libro "Pueblo que canta" que editamos  en la Asociación de la Música Popular, en 1983; hoy voy a rescatar, de ese mismo libro, unas hermosísimas palabras escritas por Carlos Cano; palabras que, como las de Pablo, constituyen una auténtica «propu"ética" para cantautores».


«A mi me cuesta definir aquello que más amo –escribía Carlos Cano–, lo que más siento, eso que forma parte de mí mismo.


Creo que la canción es como el aire y como el agua, que se escapa entre los dedos. Es algo para beber o respirar. Voy a hablarte de ella con la inmediatez que dan los sentimientos. (Dicen que la boca rezuma lo que el corazón rebosa).


La canción me dio voz, me abrió ventanas, me apartó sombras, me hizo libre, me puso alas, venció fantasmas, me alimentó ternuras, me quitó el miedo a la soledad, me unió a la gente, me dió una luz, sentimiento, dolores y alegrías, alamedas, caminos, ideas, horizontes, esperanzas, tierra, cielo y una luna clara para soñar. Me hizo pueblo.


La canción me dio herramientas para el amor, fuego por dentro, instinto, rebeldía, compromiso, bastón de ciego, magia, utopía, mar de sueños, transparencias, corazón, estrellas para leer, melancolía, silencio. Y lo más hondo de uno en lo  mas hondo de todos. Yo solo puse el viento».


«Carlos, ¡ya sabes! ¡Contigo siempre!».