Páginas vistas en total

viernes, 30 de marzo de 2012

MARTIRIO IV - PUES SÍ... ¡CLARO QUE SÍ!... ¡LA IMAGINACIÓN AL PODER!

Mañana concluiré el recorrido que vengo haciendo sobre la personalidad y la obra de MARIBEL QUIÑONES (MARTIRIO) –recorrido extenso porque su trabajo y su calidad artística se lo merecen–, pero antes de llegar a esa conclusión hoy, en este "cuelgue", quiero resaltar y aplaudir una de las más hermosas cualidades de posee esta gran mujer, me refiero a la fuerza de su IMAGINACIÓN

Martirio ha sabido poner su imaginación al servicio de la libertad, de la sensibilidad, de la crítica, de la solidaridad, del amor, de la pasión y de todo aquello que la vida le iba deparando; una imaginación siempre puesta al servicio de la belleza, del arte, de la palabra cantada y de la música... Poderosa imaginación que hoy más que nunca se hace imprescindible, y que ella siempre ha reivindicado.

Un testimonio y una crónica concreta de la fuerza imaginativa de Martirio la encontramos en el libro –ya mencionado en anteriores "cuelgues"– "La vuelta a Martirio en 40 trajes" (Planeta, 1999); obra prologada por José Luis Sampedro e ilustrada por Bely C. Toscano.



Este libro, en el que Martirio realiza un recorrido en torno a su biografía, se articula en torno a los trajes dibujados, siguiendo la veterana y popular tradición del "recortable", por Bely C. Toscano; recortables que reproducen el ajuar de Martirio. Ajuar que como dice ella misma en la introducción del libro, constituye un «baúl de cotidianidad y mitos, de sueños y batallas, de pasado y presente que convoca al futuro» y que nos acompaña y puede servirnos para «vestir la imaginación».

Entre esos "recortables" de vestidos, peinetas, gafas, guantes, abanicos...; podemos encontrar en el libro los siguientes:


En torno a todo lo que atesora Martirio en el baúl de su imaginación, ya hace tiempo que ella, y las personas que le admiramos, acariciamos un proyecto que puede ser no solamente bello, sino mucho más: ¡alucinante!... Se trata de abrir ese bául y de montar una exposición en torno a todo su variado y apasionante ajuar, y, en general, a todo ese universo de imaginación y de libertad que ella ha creado... ¡Espero que algún día sea posible llevar a cabo este proyecto!... Para hacerlo realidad ya sabe Martirio que me tiene a su total disposición.