Páginas vistas en total

jueves, 9 de febrero de 2012

LUIS ALBERTO SPINETTA: TE HAS IDO Y AHORA, «CUANDO TODO DUERMA TE ROBARÉ UN COLOR»

Luis Alberto Spinetta.
«Si no canto lo que siento
me voy a morir por dentro.
He de gritarle a los vientos hasta reventar
aunque solo quede tiempo en mi lugar».
("Barro tal vez". Canción e Spinetta
cantada con Mercedes Sosa).

Angentina, el universo del rock, y todos cuantos amamos la música, estamos de luto; estamos tristes porque Luis Alberto "El Flaco" se nos ha ido..., ¡uno más!... Era muy grande, uno de los grandes compositores e intérpretes del rock argentino y un gran poeta; un ser humano de extraordinaria sensibilidad que siempre supo dignificar la música y que siempre recibió el respeto y el cariño de  quienes nos relacionamos y amamos la canción de calidad, en cualquiera de sus géneros.

Luis Alberto Spinetta fue un creador con más de cuarenta discos en el mercado, al que le cantaron, entre otros, Charly García, Pedro Aznar, León Gieco, Andrés Calamaro, Mercedes Sosa, Fito Páez, Peteco Carabajal, o Palo Pandolfo.

Imposible olvidar canciones como ésta, que para siempre gozará del don de la inmortalidad:

Luis Alberto Spinetta.

«Muchacha ojos de papel, 
¿adónde vas? Quédate hasta el alba. 
Muchacha pequeños pies, 
no corras más. Quédate hasta el alba. 
Sueña un sueño despacito entre mis manos
hasta que por la ventana suba el sol. 
Muchacha piel de rayón, 
no corras más. Tu tiempo es hoy. 
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza. 
Cuando todo duerma
te robare un color. 
Muchacha voz de gorrión, 
¿adonde vas? Quédate hasta el día. 
Muchacha pechos de miel, 
no corras más. Quédate hasta el día. 
Duerme un poco y yo entretanto construiré
un castillo con tu vientre hasta que el sol, 
muchacha, te haga reír
hasta llorar, hasta llorar. 
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza. 
Cuando todo duerma
te robare un color».
("Muchacha [Ojos de papel]")

Sí, la ausencia de Spinetta me pone un poco triste, pero también es verdad que me lo imagino en el ¿cielo?...; o tal vez allá donde tiene su definitivo final el infinito...; o dónde quiera que esté –porque seres humanos como él no pueden morir para siempre–...; me lo imagino: Sara González le habrá preparado un buen arrocito blanco con frijoles, Mercedes Sosa un buen "asao" con cumichurri y, seguramente, hasta el mismísimo Carlos Cano le recibirá cantándole un tango o una habanera....; y él revolucionándolo todo con su música... ¡COMO SIEMPRE!... ¡Flaco, te lo juro, aquí abajo no estamos dispuestos a olvidarte!