Páginas vistas en total

viernes, 3 de febrero de 2012

SARA GONZÁLEZ. «IMPOSIBLE OLVIDARLA»

Sara González y Silvio Rodríguez.
(Fotografía tomada del blog de Silvio Rodríguez: http://segundacita.blogspot.com/)

Así fue como me asaltó ayer la lamentable y triste noticia: «2 de febrero de 2012. La cantautora Sara González, considerada la voz femenina más emblemática del Movimiento de la Nueva Trova Cubana, falleció en La Habana alrededor de las 5:00 p.m. (hora local) a los 60 años».

Hoy quiero rendirle a Sara mi homenaje, y el testimonio de mi admiración y de mi amistad, como mejor puede hacérsele a un creador: evocando y ensalzando su trabajo y su obra, o sea, las huellas y las presencias de su inmortalidad.

Sara González nació en Marianao (La Habana. Cuba), el 13 de julio de 1951. Tras aprender a tocar la guitarra con el músico Nené Enrizo, empezó a cantar de forma profesional en 1970, integrándose en el grupo "Los Dimod" y formando un dúo con Pedro Luis Ferrer.

A partit de 1972 se incorporó al Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficas), dirigido por el guitarrista, compositor y director de orquesta Leo Brouwer.

Vinculada al Grupo de Experimentación Sonora, Sara fue, además de Silvio Rodríguez, la primera compositora e intérprete de la Trova que pudimos escuchar en nuestro país a través de un disco editado por Movieplay, en 1975, en el que se recogían sus canciones más significativas, entre ellas, "De padres a hijos y juntos a la revolución".

Al año siguiente participó en el primer e histórico concierto de presentación de La Nueva Trova Cubana en España, que se celebró en el teatro Monumental, de Madrid, el 15 de junio de 1876; concierto en el que intervinieron también Pablo Milanés, Amaury Pérez y varios músicos del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, entre ellos Eduardo Ramos, Ignacio Berroa, Rolando Valdés, Ernesto Manuel Varela, Emiliano Salvador y Pablo Menéndez.

Sara González, Amaury Pérez y Pablo Milanés en el concierto
de presentación de la Nueva Trova Cubana en España. Junio de 1976.

Aquel concierto –al que tuve el placer de asistir y que me permitió conocer personalmente a Sara– fue grabado en directo y editado en un doble LP titulado "La Nueva Trova Cubana en Vivo" (1976); en él, entre otras canciones, Sara González interpretó "Girón: La victoria", última de las tres partes de una obra conjunta que habla de la invasión de Playa Girón; las otras dos partes, "Preludio" y "Batalla", fueron compuestas respectivamente por Silvio Rodríguez y Eduardo Ramos respectivamente.


«Cuando cambia el rojo color del cielo
por el blanco color de palomas
se oyen las campanas de los hombres
que levantan sus sonrisas de las lomas [...]

Y cuando no se olvida que no hay
libertad regalada, sino tallada
sobre el mármol y la piedra
de monumentos llenos de flores y de tierra,
y por los héroes muertos en las guerras
se tiene que luchar y ganar,
se tiene que reír y amar,
se tiene que vivir y cantar,
se tiene que morir y crear».
("Girón: La victoria")

Hablar de Sara es hablar, sobre todo, de una mujer que ha cantado siempre con una voz potente, llena de matices y de expresividad; cualidades que Pablo Milanés describió perfectamente diciendo: «Escuchar a Sara González siempre me ha proporcionado varios placeres a la vez: el placer de oír los matices de su hermosa voz y el placer de hacernos saber que estamos vivos. Pues Sara, no hay dudas, nos eriza la piel y nos "levanta el asiento" como buenos receptores de todo lo que ella es capaz de transmitir».

Su obra ha transcurrido en tres direcciones, por una parte, ha sido compositora e intérprete de sus propias canciones; por otra, siempre incorporó a su repertorio temas de sus compañeros de trova, a los que les imprimía su peculiar personalidad, y, en tercer lugar, musicalizó a poetas como José Martí, al que le dedicó el LP titulado "Versos sencillos de José Martí" (1975); precioso disco en el que contó con la dirección musical de Eduardo Ramos, y con Leo Brouwer, Juan Márquez Lacasa y Sergio Vitier como arreglistas.



Tras aquella grabación, la compositora y cantante cubana grabó los siguientes discos: "Sara" (1977), "Cuatro cosas" (1982), "Con un poco de amor" (1987), "Con apuros y paciencia" (1991), "Si yo fuera mayo" (1996), "Mírame" (1998), "Sin ir más lejos. Homenaje a Marta Valdés" (2001), "Son de ayer y de hoy"(2001) y "Cantos de mujer. Vol. 1" (2003) y "Cantos de mujer. Vol. 2" (2009).


En sus dos discos "Cantos de mujer", Sara Gonzalez interpreto canciones de compositoras entre las que figuran: Guillermina Aramburu, María Teresa Vera, Lazara Rivadavia, Ernestina Lecuona, Heidi Igualada, Marta Valdés, Marta Campos, Isolina Carrillo, Liuba María Hevia, Tania Castellanos, Miriam Ramos, Rita del Prado, Yusimil López "Yusa", Maria Aurora Gómez, Ela O'Farrll, Niuska Miniet, Margarita Lecuona, Julia Ana Mendoza, Beatriz Márquez, Alina Torres, Gracia Domech, Lourdes Torres, Radeunda Lima, Yamira Díaz, Celina González, o la grandísima Teresita Fernández.

Ahora Sara González se nos ha ido...; estoy seguro de que Carlos Puebla y Miguel Matamoros estarán abrazándola allí –donde quiera que sea–; y que después de una larga conversación desbordante en ternuras y recuerdos, se echarán a cantar... Un beso Sara, recuerdos y cariñitos a los amigos.