Páginas vistas en total

jueves, 31 de marzo de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - X

EXPRESIONES BÁSICAS PARA LA PAZ
Y CONTRA LA VIOLENCIA


El DERECHO A SOÑAR - III

En cierta ocasión Shakespeare dijo que "estamos hechos de la misma materia que los sueños"... Nuestro queridísimo PABLO GUERRERO lo sabe bien y por eso nos canta:



«Los sueños vuelan alto como pájaros.
Los sueños ven la tierra desde arriba.
Los sueños tienen ojos transparentes.
Los sueños iluminan.

Los sueños son posibles.

Tus sueños descienden como lluvia.
Tus sueños acuden si los llamas.
Tus sueños viven más que tu vida.
Tus sueños se instalan en tu casa.

Tus sueños son posibles.

Los sueños están en los bolsillos
de los trajes usados y los besos.
Los sueños eligen las miradas
que en el futuro van a ser verdades».



Esta bellísima y esperanzadora canción, llamada "Sueños", de Pablo Guerrero la podemos encontrar grabada en su disco "Sueños sencillos", título que corresponde a esta otra canción con letra de Pablo y música de Paco Ibarra:

«Diré que noto un ritmo tranquilo en tu pelo 
cuando en la noche me despierto y sueño que respiras. 
Afuera los árboles se diluyen en sombras 
y las nubes son banderas que dicen hasta luego.

Diré que he tocado tu frente cuando estabas dormida 
porque sé que son posibles los sueños sencillos. 
Diré que he creído ver cuando ya amanecía 
una luz azulada que cura las heridas.

Que desciendan sobre las miradas 
sueños sencillos. 
Que desciendan sobre las miradas 
sueños sencillos.

Diré que he proyectado sobre paredes blancas 
palomas mensajeras de mis noches en vela, 
para comunicar la alegría de que estamos unidos 
y así ahuyentar el miedo a la noche y sus escamas.

Que desciendan sobre las miradas 
sueños sencillos. 
Que desciendan sobre las miradas 
sueños sencillos.

Sé que el misterio que en nosotros habita 
nos roza con sus alas cuando estamos dormidos. 
Diré que he creído ver cuando ya amanecía 
una luz azulada que cura las heridas.

Que desciendan sobre las miradas 
sueños sencillos. 
Que desciendan sobre las miradas 
sueños sencillos».

CANCIÓN Y LITERATURA: INES FONSECA Y EL DESBORDAMIENTO DE LA BELLEZA Y DE LA SENSIBILIDAD.

En este país nuestro en que, como dice Celaya, "cantamos como quien respira", contamos con creadores, o creadoras, que emprenden proyectos artísticos y musicales importantes, de enorme calidad y, a la vez, de una gran belleza, pero que, sin embargo, no llegan a alcanzar el reconocimiento y la difusión que en justicia se merecen. 

Una de esas creadoras es INES FONSECA; a la que personalmente considero una de las compositoras y cantantes de más sensibilidad en nuestro país, y una de las creadoras que está trabajando más intensamente y con mas coherencia en la difusión apasionada y apasionante de la obra de nuestros grandes poetas contemporáneos desde la perspectiva de las emociones y de los sentimientos

Inés nació en Santander, estudió guitarra y canto en los conservatorios de su ciudad natal y de Madrid, y un buen día, como consecuencia, creo yo, de una especie de "arrebato súbito" (o, tal vez, no tan súbito) de su silencio interior –extraordinariamente sensible–, decidió canalizar su actividad creadora –como compositora y como cantante– introduciéndose en ese mundo misterioso y mágico –al que siempre hago referencia– en el que la palabra se hace música; o en el que, como ella misma dice, «la música se desnuda para habitar la palabra».

Inés Fonseca. (Fotografía de Yarmen).

Su primera producción discográfica nació en el año 2000 con el título de "Amanecer", obra en la que grabó once canciones propias y una compuesta sobre un poema de José Hierro. 

Aquel disco supuso para Inés una especie de "introito" tras el que se planteó una renovada forma de concebir y de desarrollar la relación que existe entre la música, el canto, la literatura y la pintura, como formas de expresión artísticas que pueden encontrarse y hermanarse en un lenguaje común, y sobre un soporte compartido; soporte que ella ha sabido canalizar a través de unos disco-libros bellísimos; auténticas joyas, en todos los sentidos, de las que merece la pena disfrutar visual y auditivamente.

El primero de esos disco-libros fue el titulado "Vida", editado en 2002; creado junto con José Hierro. En él  Ines musicaliza e interpreta nueve textos del poeta con arreglos a cargo de Antonio Sauco y Daniel L. Arróyabe, con la participación de músicos como Eduardo Laguillo, Vicente Clement, Manuel Cavero, Gorka Hermosa, Úrsula,  Patxi Pascual, Arturo Ritrovato, Fernando Lupano, Carlos Camarasa, Rogelio Da Souza, o Víctor Merlo.

Disco libro que se completa con una breve antología de poemas de José Hierro, un amplio e interesantísimo estudio de la obra del poeta –escrito por Carlos Galán– y una magnífica colección de dibujos creados por el propio José Hierro; dibujos muchos de ellos inéditos y sorprendentes.

A aquel disco-libro le siguieron: "Santander. Música para una ciudad" (2005) –en el que musicaliza a poetas de su ciudad como Gerardo Diego o el mismo José Hierro–, y "Más allá de este claustro" (2006).


En 2007, coincidiendo con el 80 aniversario del Generación del 27, Inés Fonseca graba un cuarto disco-libro en el que bajo el título genérico de "Generación del 27", pone música e interpreta pomas de Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Manuel Altolaguirre, Luis  Cernuda, Gerardo Diego, Federico García Lorca, Jorge Guillén, Emilio Prados y Pedro Salinas; poemas-canciones arreglados musicalmente por Raúl Quilez y acompañados por Daniel López Arroyabe, Antonio Bernal y Cristian Cortantini.

En este caso completan el disco-libro una preciosa colección de obras plásticas de Eduardo Sanz, Clavé, Gloria Torner, Pérez Villalta, Úrculo, Saura, etc; reproducciones de cubiertas de las primeras ediciones editadas de cada poetas, y textos que nos hablan de su obra... En fin, una obra imprescindible que –como las demás de Inés Fonseca– no debería  faltar, por ejemplo, en ninguna de las bibliotecas o fonotecas de todos los centros de enseñanza en nuestro país, y, en particular, en los departamentos de Lengua y Literatura,

Al trabajo sobre la "Generación del 27", le siguieron dos nuevos proyectos, a cual más apasionante:

En primer lugar, su participación en la edición del libro "Ernesto Cardenal, el triunfo de la palabra", del periodista Juan Carlos Ruiz, incorporando un CD en el que Inés Fonseca musicaliza y canta siete hermosos textos del sacerdote y poeta nicaragüense que tanto viene luchando por una auténtica práctica de la "teología de la liberación" en los pueblos latinoamericanos.

Inés Fonseca con Ernesto Cardenal.
Por otra parte, como último proyecto, por el momento, el disco-libro titulado "Vuelo", dedicado a la poesía de Miguel Hernández; una nueva joya discográfica ilustrada por Luis Quintanilla, en la que Inés musicaliza e interpreta los siguientes poemas de Hernández: "Vuelo", "Cantar", "Como el toro he nacido para el luto", "La boca", "Como la higuera joven", "Después del amor", "Ropas con su olor", "No me conformo, no: me desespero", "Tristes guerras", y "Canción última". Un disco fundamental editado después de mi libro "Miguel Hernández. ¡Dejadme la esperanza!", que si algún día se reeditara debería recoger con toda la importancia que se merece.

Ilustración de Luis Quintanilla
En resumen, y para concluir: con este "cuelgue" deseo expresar mi necesidad de reivindicar, con todas mis fuerzas, las inspiraciones, los proyectos y la hermosas realidades que creadores y creadoras, como Ines Fonseca, emprende, día a día.... ¡Gracias Inés!... tus disco desbordan y contagian sensibilidad...; y eso, hoy por hoy, es imprescindible, ¡más que nunca!... ¡Esperamos tus nuevas creaciones, necesitamos tus nuevas sorpresas!