Páginas vistas en total

domingo, 19 de diciembre de 2010

ALFONSO DEL VALLE y sus "FILOSOLFEOS"

Alfonso del Valle, en 1997, en su primer disco titulado "La Carbonería", decía:

«"Qué loco estás" dicen todos cuando hablan de mí
porque disfruto la aventura de vivir [...]
porque soy imprevisible, porque paso yo de modas,
si eso es locura, loco quiero yo seguir».

Lo quiso y lo va consiguiendo: Alfonso es un loco –"un bicho raro"– que sigue "empeñao" en disfrutar de la "aventura de vivir"...; empeño que es meritorio porque, a veces, eso del vivir resulta bastante "jodido"; sobre todo cuando a nuestro alrededor "la nada avanza sin control" "ya no son gratis ni las utopías"; situación que resulta muy complicada sobre todo cuando uno no está dispuesto a renunciar a sus sueños...

Los sueños que Alfonso del Valle mantiene desde hace años –y a los que por "cuestión de principios" no está dispuesto a renunciar– giran en torno a dos realidades: vivir cultivando el arte de hacer canciones en libertad –arte que le apasiona y que práctica con genialidad–,  y hacer canciones para explicarse, y para explicarnos, como es esto del vivir.

Un vivir cotidiano que en ocasiones es dramático y desesperante; pero que –como él suele decir– puede  ser tambien  "bonito" y apasionante...

Alfonso del Valle y Manuel Cuesta
en Libertad 8
Bonito porque nos ofrece "las cosas güenas del amor": nos permite enamorarnos; hacer el amor; comernos a besos; darnos la mano; tocarnos los latidos del corazón, y percibir que nunca es tarde, que es posible un mundo mejor –siempre a tu lado–..., y, por si fuera poco. a sabiendas de que la libertad perdura.

Vivir apasionante porque ante los malos tiempos –en plena "crisis"– podemos refugiarnos en la estación de la esperanza, enamorarnos de la luna, soñar en bajarle las bragas, o simplemente confiar en el futuro... y cuando entra el desespero, "buscar un banco de niebla, entrar en el cajero, meter la tarjeta y, en vez de dinero, sacar mil nubes... y soñar"..., ¡seguir soñando!...; eso sí, "con la duda siempre tras los pies".


En fin, hermosos "filosolfeos" de Alfonso del Valle que a veces me conmueven y a veces me hacen reír; o las dos cosas juntas... ¡Qué bueno es este "cantautor" de las narices!...; y si no me creéis, o tenéis alguna duda, escuchad, por ejemplo, su último CD: "Robinsón de los Bares del Sur"; obra producida y mimada por Joaquín Calderón –del que soy fan–, en la que interven y colaboran, ademas de una magnífica banda, Kiko Veneno y Chiqui Calderón.


Y para concluir, permitidme un atrevimiento –os prometo que no es ni prepotencia, ni chulería–; es simplemente decir lo que pienso sin cortapisas, motivo por el que estoy "entregao" a este blog:

Llevo treinta y cinco años en esto de la canción; he escrito y hablado sobre ella en España, en toda América y en varios países europeos; me considero, en particular, un gran conocedor de la "canción de autor", y, para completar lo dicho, creo que en ese ámbito soy una persona bastante respetada y reconocida..., pues bien, en nombre de todos esos atributos –y también de los otros– afirmo que Alfonso del Valle es uno de los mejores cantautores que tiene este país, y, en particular, Andalucía; lo afirmo y lo subrayo... No quiero hacer comparaciones directas, pero es cierto que Alfonso es tan bueno, o mejor, que muchos otros cantantes y "cantautores" que son más "famosillos" y que oficialmente etán más reconocidos... Lo que pasa es que Alfonso es como es..., y nuestra cultura es tan "cegata" y tan "desconsiderada" que, después de más de quince años, todavía no se ha "sentío tocá por su genio".

La NAVIDAD supera la FICCIÓN

Ayer por la tarde salí a dar un paseo, para relajarme... En el camino de mi casa al "metro", me llamó la atención una pintada que alguien había sellado varias veces sobre la acera... Decía así:


Bajé las escaleras del metro, e inicié el viaje sin dejar de pensar en aquella frase: "La Navidad supera la ficción"... Después, nada más salir del metro me di de bruces con el rostro de la Navidad que nos brinda descaradamente el consumismo; tremendo monstruo que es capaz de luchar, enfrentarse y vencer incluso a la "crisis".


La frase de la pintada no cesaba de martillearme e pensamiento: "La Navidad supera la ficción"... Regresé a casa con una docena de castañas asadas... Me senté y, de repente, cosa que suele ocurrirme con bastante frecuencia, me acordé de un disco, de una canción y de un amigo.

El amigo fue Ovidi Montllor –inolvidable–, el disco "Salvat-Papasseit per Ovidi Montllor" y la canción "Nadal" ("Navidad"), de la que reproduzco un fragmento conmovedor:

«Sento el fred de la nit
i la simbomba fosca...
Demà posats a taula 
oblidarem els pobres
–i tan pobres com som–.
Jesús ja serà nat.
Ens mirarà un moment 
a l’hora de les postres
i després de mirar-nos 
arrencarà a plorar».


«Siento el frío de la noche
y la zambomba oscura...
En la mesa mañana 
olvidaremos a los pobres
–tan pobres como somos–
Jesús ya habrá nacido.
Nos mirará un momento 
a la hora de los postres
Y después de mirarnos 
empezará a llorar».

... No cabe duda, LA NAVIDAD SUPERA LA FICCIÓN..., ojalá que entre todos podamos contribuir a cambiarla...

QUERENCIA... ¡TENGO QUERENCIA!

Hoy hace diez años que Carlos Cano nos dejó; seguramente a lo largo del día, en Andalucía, y en todo el país, se hablará de él, se recordarán sus canciones... 

Yo, hoy mismo, esta mañana, al despertarme, he escrito un texto en su recuerdo; pero, al final, he decidido borrarlo...; solamente quiero devolverle, de mi parte, un fragmento de una de sus más hermosas canciones:







«Tengo querencia
y eso es por ti 
tengo  querencia...
esa es la única fuerza
que no vence el olvido
porque eres tú 
la ausencia»