Páginas vistas en total

sábado, 20 de noviembre de 2010

"Take this waltz". Encuentro histórico Lorca/Cohen

Hace unos días un amigo me decía que hasta hace muy poco tiempo no había descubierto que la canción "Take this waltz", de Leonard Cohen, era una musicalización del poema de Lorca titulado "Pequeño vals vienés", poema que pertenece a su obra "Poeta en Nueva York" (1929-1930).

Yo le comenté que esta canción fue grabada por Cohen, hace más de 24 años –concretamente en 1986– dentro del disco "Poetas en Nueva York" en el que también participaron –cantando a Lorca–: Lluís Llach, Víctor Manuel, Patxi Andión, Paco y Pepe de Lucía, David Broza, Donovan, George Moustaki, Ángelo Branduardi, Raymundo Fagner y Chico Buarque. Canción que dos años más tarde volvió a grabar Cohen en su disco "I'm your man" (1988).

Al hilo de esta anécdota se me ocurre que puede ser interesante conocer la historia y el origen del disco "Poetas en Nueva York" y de la canción de Cohen.

Aquel proyecto lo ideó Manolo Díaz, siendo director de CBS España. (Anteriormente, en los años sesenta, Manolo había participado en grupos como Los Mágicos o Los Sonor; luego cantó en solitario y, en 1970, junto con José Antonio Muñoz, fue creador de Aguaviva).

En el momento que Manolo tuvo claro lo que podría ser aquel disco, lo primero que hizo fue ponerse en contacto con Leonard Cohen para pedirle que participara en él musicalizando un poema de Federico, es más hasta le propuso el poema: "Pequeño vals vienés". Cohen inicialmente se resistió; pero Manolo le mandó el poema y le pidió que lo leyera y que se tomara un tiempo, el que él necesitara, antes de tomar una decisión. Pasados unos días Cohen la mandó una maqueta de la canción ya compuesta y le comentó que el texto le había fascinado. Tras aquella decisión el disco siguió su curso y el proyecto salió adelante.

Cuando el disco ya estuvo totalmente grabado, Manolo Díaz le pidió a Eduardo Úrculo que creara un cuadro para la cubierta. Recuerdo que Eduardo me comentaba que la canción de Cohen fue su principal inspiración a la hora de ponerse a pintar aquel cuadro.

El cuadro de Eduardo Úrculo lo expusimos en la muestra "¡Volad, canciones, volad" que ofreció la SGAE en Madrid, Melilla,  Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián, Pamplona, Oviedo y Córdoba. Esta imagen pertenece a la inauguración en Córdoba, en ella aparecen Rosa Aguilar (siendo alcaldesa), Paco Ibáñez, un concejal del ayuntamiento, y yo mismo
que tuve el placer de ser el "comisario" de aquellas exposiciones.
El disco finalmente salió, primero en vinilo, luego en CD, y hoy podemos disfrutarlo como uno de las obras más importantes en la historia de nuestra discografía.

Por cierto, cuando Cohen vino a España a presentar su disco "I'm your man" tuve la suerte de conocerle, de "tocarle" y de hablar con él..., aquel día pude constatar que mi "ídolo" no era un "sueño". Es de carne y hueso; fue muy entrañable... ¡os lo aseguro!

Perdonadme por colgar esta imagen tan personal, pero es que es uno de mis más preciados amuletos...
¡Es penoso que el paso del tiempo vaya deteriorando la tinta de la dedicatoria!
 Mañana, en otra entrada, haré un listado de algunas de las versiones que se han grabado de la canción "Take this waltz" ("Pequeño vals vienés")... Merece la pena hacerse con ellas y escucharas.

Lapsus ortográfico









Lo que Juan Luis Pineda creó en 2002 fue una "OLLA DE GRILLOS", no una "Oya de grillos", ¿vale?

CANCIÓN Y LITERATURA. De la inmortalidad de Carlos Edmundo de Ory.

Uno de los temas que abordaré con frecuencia en este blog es el hermanamiento o la relación –fértil y casi siempre hermosa y mutuamente enriquecedora– que suele producirse entre la CANCIÓN y la LITERATURA. Relación que constituye una de las modalidades características de la llamada "canción de autor" tanto en nuestro país, como en la totalidad de los países latinoamericanos.

Hoy, en ese sentido, quiero dedicar este espacio a un poeta sureño –en concreto gaditano– que entre otras genialidades poÉticas dijo:  "Yo soy un alma profunda y una risa loca", "mi camino es el amor y nada más"... "Si tuviera un caballo, en vez de una metáfora, volaría lejos de tanta tristeza"...; o aquello tan aparentemente simple pero tan "hondo" como "toda mujer desnuda está vestida de mujer".

Ese poeta se llama Carlos Edmundo de Ory..., lamentable nos dejó tan solo hace unos días –el pasado 11 de noviembre–. Tenía 87 años –era "mayor"– pero yo siempre le envidié la frescura de su arrolladora juventud, su palabra libre, rebelde, revolucionaria y a la vez tierna –inmensamente tierna–.

Pero frente al hecho de su muerte se impone una realidad posible gracias a la canción y a los creadores que decidieron musicalizar y cantar sus poemas, me refiero a su inmortalidad... a la posibilidad que siempre tendremos de escucharle y de emocionarnos y conmovernos con sus verdades, con sus creencias y con sus convicciones poéticas.

Canciones creadas sobre poemas de Ory no hay muchas pero las que se han grabado son una maravilla, sobre todo porque han sido creadas desde la pasión y desde la admiración profunda. Hablamos de algunas de ellas:

• La primera que yo escuché fue en 1978 en un vinilo titulado "¡Abolición! Canciones y textos contra la pena de muerte". Aquella canción se titulaba "Lo muerto" y la cantaba José Luis Zorro.

• Pasaron los años y en 2002 volví a reencontrarme musicalmente con Ory en el magnífico CD de Juan Luis Pineda "Oya de grillos". Pineda le había puesto música al poema "Para Laurence"... ¿Qué puedo decir de aquel nuevo encuentro?... Pues sencillamente que me sentí fascinado... (Garantizo que aquel disco de Juan Luis fue, sin duda, uno de los de mayor calidad editados ese año en todo el país).

• En 2007 Luis Eduardo Aute incluyó en su disco "A día de hoy" la canción "Cuando no cante más". (De Eduardo no voy a decir nada ahora... o, tal vez sí, darle las gracias por su generosidad y por su solidaridad tan distinta a las de otros de nuestro llamados "grandes" de la canción de autor).

• Al año siguiente, Fernando Polavieja –que ya nos había sorprendido con su disco "Marinero en tierra", dedicado a Alberti– nos regala –porque fue un tremendo regalo de belleza y de sensibilidad– un disco titulado "El desenterrador de vivos" con catorce canciones sobre poemas de Ory y, además, con la compañía de Aute. (¡DISCO IMPRESCINDIBLE!)

• Y más recientemente, tan sólo hace unos meses, Fernando Lobo, me manda la maqueta de su próximo disco que se titulará "Encrucijada", y vuelvo a encontrarme con Ory musicalizado y cantado por Fernando. La canción se llama "Si tuviera" y contiene sorpresa: la voz del propio Carlos Edmundo regalándonos algunas de sus convicciones desbordantes de vida y de esperanza. (El nuevo disco saldrá pronto. Estaremos atentos y hablaremos de él largo y tendido)

Fernando Lobo y Carlos Edmundo Ory
No sé si falta alguna canción o algún disco más con poemas de Ory que no haya citado, seguro que sí. Si lo hubiera espero que me lo digáis, así este blog lo vamos construyendo entre todos.